¿Qué es la patria potestad?

| |

La patria potestad es un estado jurídico adjunto a todos los padres naturales y adoptivos dentro del territorio Español. Se trata de una serie de derechos y deberes conferidos por la ley a los padres sobre sus hijos. Específicamente, sobre los hijos no emancipados y sus bienes.

Estas leyes fueron pensadas para ser aplicadas en beneficio de los hijos. En este sentido, entre las obligaciones de los padres se establece: el cuidado, la educación y la alimentación de sus hijos, entre otros aspectos. Asimismo, los hijos deben también cumplir con algunos deberes impuestos por la ley.

A continuación, nombraremos y describiremos los deberes fundamentales de los hijos:

  1. Deber de obediencia: los hijos deben, bajo obligación legal, obedecer a sus padres mientras se encuentren bajo su patria potestad. Si los hijos quieren evitar la corrección por parte de los padres o incluso la desheredación, deberán respetar las órdenes licitas que den sus padres.
  2. Deber de respeto: los hijos deben siempre respetar a sus padres ya que, legalmente, los padres pueden desheredar o cesar su obligación.
  3. Y, el Deber de contribuir al levantamiento de las cargas de la familia: los hijos están obligados, según sus capacidades, a colaborar con las cargas familiares mientras vivan con la familia.

¿Quién ejerce la patria potestad?

En principio la patria potestad la ejercen los padres. La cual, puede ser aplicada por ambos progenitores simultáneamente o uno de ellos, sin importar su sexo o estado civil. El artículo 156 del Código Civil, nos señala: “la patria potestad se ejerce conjuntamente por ambos progenitores o por uno solo con el consentimiento expreso o tácito del otro”.

En caso de problemas entre los padres, un juez puede decidir cuál de ellos se quedará con la patria potestad. O, en ocasiones específicas, atribuir ese derecho a una tercera persona.

Duración, privación y prórroga de la patria potestad

La patria potestad durará mientras el hijo sea menor de edad. Esto se establece así en la sentencia de la Audiencia Provincial de Sevilla de 10 de marzo de 1999. Sin embargo, es posible que pueda acabar antes de la mayoría de edad por diferentes razones. Como, por ejemplo, la muerte de los padres o del menor o la emancipación del este último.

Por otro lado, los padres pueden ser sentenciados por un juez a perder la patria potestad. Esto suele suceder cuando incumplen con sus deberes o ponen en peligro la vida de sus hijos. No obstante, retirar la patria potestad, siempre es un proceso arduo y debe ser tratado con transparencia y cuidado. Con la finalidad de velar por la seguridad y bienestar de los menores.

Razones para la suspensión o privación de la patria potestad

Es necesario abrir una investigación cuando se sospecha de mala paternidad y hay menores de edad en riesgo. En cuyo caso, un equipo especializado considera el asunto e investiga la situación familiar de los involucrados.

Cada caso es particular y se evita comparar unos casos con otros. Las siguientes son las causas más graves que conllevan a la suspensión de la patria potestad:

  • Incapacidad plenamente probada.
  • Una sentencia condenatoria de quien detente la patria potestad.
  • Peligro latente de la persona e intereses del menor. En el cual, se vea comprometida la salud, la seguridad, dignidad e integridad del menor.
  • Conducta indigna, alcoholismo, drogadicción.
  • Incumplimiento del deber de alimentar a los hijos.
  • Ausencia declarada en forma, malos tratos, perturbaciones mentales.

Por otro lado, si se presenta el caso en donde los hijos están incapacitados legalmente, la patria potestad de los padres no acaba cuando éstos alcanzan la mayoría de edad. Es decir, se extiende hasta que se produce alguna de las siguientes situaciones:

  • El incapaz adquiere matrimonio.
  • El incapaz es adoptado.
  • Fallecen los padres.
  • termina la causa que motivó la declaración de incapacidad.

Es importante entender que, la institución de la patria potestad fue fundada en beneficio de los hijos. Pensando en esto, es que se determina la suspensión de una patria potestad con carácter excepcional. De la misma manera, se define cuándo los eventos son considerados gravemente perjudiciales para el menor.

El comienzo de la actividad profesional del bufete Mendiguchía se remonta hasta 1963, y es en 1984 cuando se produce el traslado a Boadilla del Monte, convirtiéndonos de esta manera en el primer despacho del municipio. Nos caracterizamos por ofrecer un trato directo, personalizado y cercano a todos nuestros clientes.

Y por supuesto, siempre buscando su máximo beneficio. Además, tenemos una gran disponibilidad horaria para atender a nuestros clientes.