Buscar artículos

¿Qué es la abogacía preventiva y por qué la necesitas?

Descubre los profesionales que van a evitar que surjan conflictos legales en tu empresa.

Gil Molet Abogados Publicado: 15 de febrero de 2022

Si bien es cierto que solicitamos servicios preventivos en nuestro día a día, por ejemplo, cuando acudimos al médico o al taller para ver el estado de nuestro coche, en el tema legal se nos escapa. 

Pero, ¿acaso es posible? Lo cierto es que sí. De la mano de la abogacía preventiva, se pueden reducir y mitigar las probabilidades de un conflicto. ¿Quieres descubrir en qué consiste, así como sus beneficios y cuándo debemos acudir a ella? ¡Sigue leyendo para no perdértelo! A continuación, te lo contamos. 

La abogacía preventiva, ¿en qué consiste?

La abogacía preventiva consiste en anticiparse a cualquier situación que todavía no ha surgido, teniendo en mente los riesgos o dificultades que puedan ocasionarse. Por eso, lo ideal es acudir a estos profesionales en el momento inicial de un conflicto, cuando las consecuencias pueden ser minimizadas. 

Y es que, ¿cuántos casos judiciales podrían haberse evitado de haber buscado solución antes de que el conflicto fuera a más? El problema reside en que no solemos tener mucha información legal, pero esto no sucede si cuentas con una abogacía preventiva

Por todas las normas y reglas que encontramos en nuestra sociedad, el conflicto jurídico puede surgir cuando menos te lo esperes, aunque no hayas participado activamente en él. Lo mejor es buscar consejo jurídico y legal antes de que nada ocurra. Es, posiblemente, la única forma de evitar problemas legales futuros. 

Los beneficios de la abogacía preventiva, ¿cuáles son?

La abogacía preventiva aporta tres principales ventajas, como pueden ser:

  • Ahorro económico
  • Evitar conflictos y problemas, por ejemplo, con las actuaciones de los empleados
  • Olvídate del desgaste emocional y psicológico que supone involucrarse en un conflicto legal

¿Cuándo necesitas la abogacía preventiva?

Viendo lo que hace la abogacía preventiva y cuáles son sus ventajas, quizás te estás preguntando si tienes que solicitar estos servicios o no. En el ámbito empresarial es muy importante contar con esta ayuda, ya que hay que tener en cuenta muchos elementos legales como, por ejemplo:

  • La forma societaria que queremos
  • Los órganos de gestión de la empresa
  • Quién va a ser el administrador de la empresa
  • Cuáles van a ser las obligaciones del responsable
  • El Libro de Actas
  • La redacción de los Estatutos
  • Lo que exige la ley sobre prevención de riesgos
  • Las leyes de Protección de Datos
  • Las obligaciones legales a cumplir

Todas estas cuestiones se las hace un empresario antes de iniciar su negocio, y es complicado que las resuelva adecuadamente por su cuenta, sin ayuda de la abogacía preventiva. 

Gracias a los servicios de la abogacía preventiva, los empresarios se informan, planifican y evitan los conflictos innecesarios, los costes imprevistos y todo lo indeseable que pueda ser consecuencia de nuestras acciones. 

Hay quien cree que, por tener una pequeña o mediana empresa, no tiene las mismas obligaciones que las multinacionales. Pero lo cierto es que, la mayoría del tiempo, las responsabilidades son las mismas. Hay falta de formación esencial en aspectos legales, así que lo ideal es contar con profesionales que nos aconsejen y nos permitan conocer toda la legislación y la normativa que tenemos que cumplir, bien sea al emprender un negocio, o al crear una sociedad. 

Los dos casos más comunes

Cuando hablamos de abogacía preventiva, los dos casos más comunes donde se necesitan son en el ámbito mercantil y en el civil

Ámbito mercantil

Por un lado, es muy común que quienes crean una empresa tengan muchas dudas: cómo redactar documentos de forma correcta, por ejemplo, el contrato fundacional y los estatutos de la sociedad. 

En caso de no completar adecuadamente estos documentos, puede haber consecuencias. Estas pueden ser a medio o largo plazo, y pueden evitarse contando con un servicio de abogacía preventiva. Estos tendrán en cuenta todas las posibilidades de cara a un futuro. 

Ámbito civil

También vemos muchos casos de abogacía preventiva en el Derecho Civil. Por ejemplo para redactar contratos, comprobar si estos documentos tienen cláusulas abusivas o van contra los derechos de los consumidores, y un largo etcétera. 

¿Cómo funciona la abogacía preventiva?

Para que estos servicios consigan los mejores resultados, hay que tener en mente una serie de elementos, que son los siguientes:

  • El empresario tiene que tener una participación activa, ya que tiene que contar con los profesionales antes de que haya surgido el problema
  • Los profesionales tienen que reconocer el interés objetivo del caso, una vez tengan el caso o situación del empresario
  • Los profesionales evalúan y establecen cuáles son las posibles dificultades, dando la mejor solución a los problemas a los que nos hemos adelantado
  • La abogacía preventiva da a los empresarios la seguridad necesaria para llevar a cabo su proyecto, de la complejidad que sea
  • El empresario se ahorrará tiempo, dinero y quebraderos de cabeza

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

https://gilmoletabogados.com

Especialista en áreas de derecho penal y negligencias médicas, ofrezco un servicio profesional y de confianza para resolver todas tus dudas legales.

Ofrezco mis servicios presenciales tanto en Bilbao con en Getxo o si lo prefieres de modo on-line mediante una video conferencia.

Además, cuento con un servicio de asesoramiento personalizado para ayudarte en todo lo que necesites y resolver todas tus dudas. Confía en los mejores profesionales y no dudes en contactar conmigo, estaré encantada de ayudarte. Nos adaptamos a ti.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Derecho