Prisión Preventiva: Cuándo y durante cuánto tiempo se puede privar a alguien de su libertad de manera preventiva

| |

La presión preventiva es una medida que ejerce el organismo judicial cuando las circunstancias lo demandan de manera ineludible. Esta medida cautelar es una forma jurídica para garantizar la justicia dentro de un procedimiento legal. En la cual, se priva de libertad de forma preventiva a un acusado que representa un “riesgo potencial”.

El organismo de justicia decide cuándo un acusado amerita prisión preventiva mediante una sesión donde se presentan las circunstancias atenuantes. En esta sesión, el fiscal y el abogado de la defesa explican al juez los hechos relacionados con el caso. Aquí, tomando en cuenta la ley penal española, se decide si el demandado recibirá esta medida cautelar.

Es importante comprender que el tiempo en prisión preventiva será tiempo cumplido. Es decir, una vez que la corte haya declarado una sentencia final, el tiempo transcurrido en prisión preventiva se descontará de la sentencia oficial.

Contextos en los cuales la prisión preventiva podrá ser solicitada:

No todos los acusados de crímenes ameritan prisión preventiva. La ley penal española establece claramente cuáles son los contextos específicos para la medida cautelar de prisión preventiva. Veamos…

  1. Cuando el delito adosado al acusado sea castigado en el cogido penal con sentencia mínima de dos años. También entra dentro de este contexto si el acusado presenta antecedentes penales, debido a condenas por crímenes dolosos. En cuyo caso, no será factor excluyente que la condena sea menor a dos años.
  2. Cuando, desde el primer momento, existan pruebas o evidencias suficientes para alegar la culpabilidad criminal del sospechoso de delito.
  3. En caso de que la medida cautelar de privación de libertad sea necesaria para asegurar la presencia del investigado. Específicamente, durante el todo proceso legal (enjuiciamiento).
  4. Además, aplica la prisión provisional si existen sospechas fundadas o concretas de que el investigado podría destruir/alterar evidencia.
  5. Otro motivo valido, es la prisión preventiva para la protección a terceros. Es decir, cuando hay sospechas o evidencias de amenazas a la vida o bienes de la víctima o víctimas. En este caso, no es necesaria una acusación por un delito con sentencia igual o superior a dos años. Por ejemplo, en casos de violencia de género se recomienda esta medida cautelar. Sobre todo, si el criminal representa una amenaza tangible para la víctima.
  1. Asimismo, es motivo de prisión preventiva el evitar el riesgo de que el acusado cometa otros actos criminales.

Para la aprobación de la prisión preventiva por un juez, deben presentarse simultáneamente los dos últimos contextos. O incluso cuando si las tres primeras situaciones son confirmadas, un acusado puede ir a prisión preventiva. No obstante, si se sospecha o se confirman planes de fuga esto es suficiente para la medida cautelar.

¿Cuánto tiempo se espera cumplir en una medida cautelar de prisión preventiva?

La prisión preventiva no marca un tiempo establecido, sino que prevalece mientras las razones que permitieron su aprobación sigan existiendo.

Aunque la prisión preventiva tendrá un tiempo indefinido, se concederá una sola prórroga cuando se cumplen los siguientes contextos:

  • Si el acusado fue puesto en prisión preventiva para asegurar la presencia del demandado en el proceso legal.
  • En caso de que, con la medida preventiva, se evite daños contra los bienes jurídicos de la víctima o víctimas.
  • Si se sospecha que el acusado planea cometer otros actos delictivos.

Para estas situaciones la prorroga no excederá el año. Siempre y cuando, el delito en cuestión tenga una sentencia igual o menor a tres años. Tampoco podrá exceder los dos años, en caso de que la pena de privación de libertad adscrita al delito sea mayor a tres años.

Por otro lado, cuando la prisión preventiva fue aprobada como protección de evidencia, la prórroga se extenderá solo hasta 6 meses.

Es importante entender que, una vez el acusado escuche la sentencia final podrá usar su derecho a una apelación. En caso de apelación, la prisión preventiva podrá extenderse solo hasta la mitad de la pena ya impuesta por la corte.

Esperamos que este artículo resuelva tus dudas acerca de la prisión preventiva y su duración en las cortes españolas.

Despacho de abogados situado en Zaragoza especialista en derecho de familia

Artículos relacionados: