¿Qué se entiende por negligencia médica?

| |

¿Qué es una negligencia médica?

Se entiende por negligencia médica, la mala praxis del ejercicio médico. En esta, el paciente recibe una lesión leve o mortal. A su vez, combina tres elementos, que son:

  • La lesión: puede ser inmediata o tardía, física y además moral. Aquí, un diagnóstico erróneo del médico impide la curación del paciente y es considerado negligencia médica. En este caso, no será necesario que la lesión disminuya las condiciones físicas del paciente. 
  • La mala praxis: esta se refiere al momento en que el médico tratante no sigue los protocolos sanitarios (estándares de la profesión médica). En ese sentido, una mala praxis puede darse por un descuido o la mala gestión por parte del médico.
  • El nexo causal: aquí la lesión será consecuencia de la mala praxis. Es decir, a falta de la relación causal donde la lesión se hubiese originado aplicando el tratamiento debido, el paciente no podrá reclamar la indemnización.

Es necesario aclarar que, para que se pueda declarar una negligencia médica, los tres casos arriba citados deberán concurrir. De esa manera, podrá reclamar la debida indemnización. En la mayoría de estos casos se requerirá un perito médico capacitado para ejecutar las investigaciones pertinentes a la mala praxis y sus causas.

Supuestos límite

Para que se pueda determinar un caso de negligencia médica, se necesitará un perito médico experto que pueda llevar a cabo los informes e investigaciones necesarias

Estas pruebas deberá presentarlas ante los tribunales competentes, basándose en los estándares o protocolos de la profesión médica. Además, el abogado encargado del caso, deberá conocer detalladamente la jurisprudencia.

Existen casos donde será muy simple imputar una negligencia médica. Uno de estos se da cuando el cirujano deja material quirúrgico dentro del cuerpo del paciente, tras una intervención. 

Sin embargo, existen casos de negligencia médica más complejos, donde el profesional tendrá que realizar una investigación más exhaustiva

Además, los casos donde no se hayan podido prevenir o evitar los daños, no se dictaminarán como casos de negligencia médica. En ese sentido, la negligencia médica  trata cómo se ha llevado a cabo la intervención, más que los resultados de la misma. 

Por esta razón, los supuestos límites donde no se encuentra definido si la respectiva lesión la ocasionó el médico o si tuvo la oportunidad de actuar de manera más eficaz, van a depender de los peritos y abogados que lleven el caso.

Supuestos habituales

Entre los supuestos habituales de negligencia médica, se tienen los siguientes:

  • Exploración: aquí se descartan las patologías graves, debido a que no existe una sintomatología evidente. Además, no se requieren pruebas médicas que expresen el estado del paciente. También se suprimen los tiempos de observación, debido a sospechas infundadas de determinadas dolencias peligrosas. Además, se pueden dar exploraciones deficientes y erróneas.
  • Diagnóstico: que se pueda dar un error o retraso que impidan que el paciente opte por una intervención o una debida recuperación. También puede ocurrir que se emita una sintomatología errónea del paciente. Además de cometer omisión de circunstancias, las cuales puedan agravar el debido diagnóstico.
  • Tratamiento: escasa información respecto a los fármacos recetados por el médico; tiempos largos de espera del paciente en situaciones de emergencia; infecciones ocurridas dentro del recinto hospitalario; y  falta de seguimiento por parte del médico, posteriormente a una intervención.

Cómo actuar frente a una negligencia médica

En cuanto se tengan indicios de algún tipo de negligencia médica, los afectados deberán acudir a un abogado o perito médico, para así solicitar asistencia

Efectuar reclamos por negligencia médica no resultará tarea sencilla, por lo que se recomienda contratar los servicios de un profesional experto, de gran experiencia en el gremio.

Para la solicitud de asistencia, deberás entregar al experto los siguientes recaudos:

  • Toda la documentación relacionada con el caso (historial médico, recetas, constancias de bajas, entre otros).
  • Los abogados que se especializan en casos de negligencia médica trabajan de la mano de un perito médico de gran confianza. Estos, mediante una investigación detallada, podrán determinar si la negligencia o mala praxis, concurre o no. En esta primera fase, el paciente afectado tendrá que someterse a unos exámenes dictados por el perito, para que así pueda fundamentar el caso.

Especialista en áreas de derecho penal y negligencias médicas, ofrezco un servicio profesional y de confianza para resolver todas tus dudas legales.

Ofrezco mis servicios presenciales tanto en Bilbao con en Getxo o si lo prefieres de modo on-line mediante una video conferencia.

Además, cuento con un servicio de asesoramiento personalizado para ayudarte en todo lo que necesites y resolver todas tus dudas. Confía en los mejores profesionales y no dudes en contactar conmigo, estaré encantada de ayudarte. Nos adaptamos a ti.