Buscar artículos

Te contamos cómo detectar un caso de violencia de género y cuál es tu papel a la hora de ayudar a la víctima

RMG Abogados Publicado: 21 de enero de 2022

La violencia de género es aquella que se ejerce por la diferencia subjetiva que existe entre los sexos. Esta violencia es siempre del hombre hacia la mujer, por el simple hecho de ser mujer

Un requisito indispensable para que la violencia de género se considere como tal, es que las partes, agresor y víctima, estén o hayan estado unidas por una relación de afectividad. Pueden haber sido cónyuges o pareja sin convivencia en el pasado, o serlo en el momento en que se produce la violencia de género. 

También es importante que este tipo de violencia busca el control del hombre sobre la mujer, hacerle daño de forma continuada a lo largo del tiempo y como parte de una estrategia

Pero, ¿es posible detectar un caso de violencia de género? Y, en caso de hacerlo, ¿cómo actuar? Estas son preguntas muy habituales, puesto la violencia de este tipo es algo que, por desgracia, se encuentra a la orden del día y en cualquier momento nos puede tocar de cerca. 

Por eso, lo mejor es conocer cómo identificar estas situaciones de violencia que, aunque parezca lo contrario, no es tarea sencilla. Si quieres descubrir cómo detectar los casos de violencia de género, sigue leyendo para no perdértelo. A continuación, te lo contamos. 

Signos de la violencia de género

La violencia de género es un problema muy presente en la actualidad. Tal y como dice la Organización de las Naciones Unidas, un 35% de las mujeres de todo el mundo ha sufrido violencia física o sexual en algún momento de su vida. 

Si bien es cierto que cuando más oímos hablar de violencia de género es cuando la violencia desemboca en muerte, no tiene por qué ser siempre así. Es decir, hay muchos otros signos considerados parte de la violencia de género que, quizás, si se frenan a tiempo, reducen las potenciales desgracias.

Los hombres que ejercen violencia de género sobre su pareja o expareja, suelen hacer los siguiente:

  • Amenazar con hacer daño a la víctima
  • Amenazar con hacer daño a la familia de la víctima
  • Despreciar e infravalorar sus sentimientos
  • Ridiculizar a las mujeres por el mero hecho de serlo
  • Impedir que la mujer tenga un trabajo o gane dinero, frenando así su posible independencia económica, lo que se denomina violencia económica
  • Humillar o insultar en privado a la mujer
  • Humillarla o insultarla delante de otras personas
  • Agredir físicamente
  • Aislar del entorno a la víctima, ya sea de la familia o de los amigos
  • Forzar a tener relaciones sexuales en contra de su voluntad
  • Tomar decisiones unilaterales que afectan a ambos
  • Gritar a la mujer
  • Controlar su manera de vestir
  • No permitir expresar las opiniones libremente y, de hacerlo, reaccionar radicalmente
  • Revisar el móvil o las redes sociales
  • Hacer sentir a la pareja o expareja inferior a él
  • Mostrar los celos de manera agresiva

Ciclo de violencia de género

En estas situaciones, los agresores siguen, generalmente, un patrón, marcados por tres fases: de tensión, de agresión y de arrepentimiento o de luna de miel. 

  • Fase de tensión, en la que el maltratador va acumulando la tensión poco a poco, hasta que cambia repentinamente de estado de ánimo y actúa de forma inesperada. Es entonces cuando la mujer busca minimizar esa tensión y calmarle, haciendo que la tensión vaya en aumento.
  • Fase de agresión o de explosión de violencia, cuando se producen las agresiones, ya sean físicas, sexuales o psicológicas. Aquí la víctima puede ser tanto la mujer como los hijos o hijas. 
  • Fase de luna de miel, en la que el maltratador se arrepiente, se excusa, pide perdón a la mujer, promete el cambio, hace regalos o muestras de cariño…

En muchas ocasiones, la víctima no percibe estas prácticas como violencia, puesto que se termina justificando con el amor. La famosa y dañina frase que lleva generaciones y generaciones presente, “el amor duele”, no es cierta.

Por eso, es habitual que la víctima no vea la situación tal y como es. Es aquí donde el entorno tiene una posición muy relevante. ¿Qué puedes hacer? Te lo contamos en el siguiente apartado. 

Cómo aproximarse a una víctima de violencia de género

Si tienes sospechas de que alguien en tu entorno sufre violencia de género, has de saber cómo proceder, ya seas padre, madre, amiga o vecina. Tu papel es imprescindible a la hora de hacer sentir a salvo a la víctima. 

Es posible que la mujer que está sufriendo violencia de género sepa por lo que está pasando, pero no quiera salir de ahí. Quizás tiene la esperanza de que el agresor cambie o siente vergüenza por todo lo que ocurre. Otra opción es que tenga miedo por la reacción del agresor si la víctima le planta cara.

Pero también es común que no sea consciente de la situación que tiene con su pareja o expareja. Ambos casos pueden resultar muy frustrantes en el entorno, así que lo ideal es saber cómo actuar si nos enfrentamos a algo así. 

Buscar ayuda

Si no sabes a ciencia cierta si una mujer de tu entorno sufre violencia de género, lo mejor es que llames a los servicios que aportan información al respecto. Puedes informarte para identificar adecuadamente las señales y saber reconocer este tipo de violencia.

Crear una red de apoyo

Como hemos comentado, el maltratador suele buscar aislar a la víctima de su entorno, familiares y amigos. Para ello, intentará poner a la mujer en contra de los demás, enfrentándolos, hablando mal de su círculo, disuadiendo cuando esta quiera salir…

Los familiares y amigos pueden sentirse frustrados, impacientes, enfadados y desenfadados, pero no se pueden olvidar de crear la red de apoyo que la víctima necesita. Lo ideal es que el entorno mantenga el contacto con la mujer en todo momento

No insistir

Es fundamental que respetéis los tiempos de la mujer que está sufriendo violencia de género, en ningún momento presionar o forzar para hacer algo para lo que ella aún no está preparada. 

Lo óptimo es escuchar, no juzgar y mostrar el apoyo a lo largo de todo el proceso. También se puede mencionar que la víctima está en peligro, pero sin darle mucha importancia, porque puede ser peor. 

Denunciar

Popularmente, se cree que solo es la víctima de género quien puede denunciar su situación, pero lo cierto es que las personas del entorno también pueden hacerlo. 

RMG Abogados

Las Rozas de Madrid

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

http://www.rmgabogados.es/#

Este despacho surge con la ambición y esperanza de ayudar a la ciudadanía, ante la problemática que nos encontramos en el día a día, y su implicación legal.
Cabe partir de la máxima del derecho que el desconocimiento de una ley no te exime de su cumplimiento, es por eso, por lo que nuestra idea es ayudar a acercar estos conocimientos a nuestros clientes, pudiendo así operar con el mayor conocimiento de este terreno, y salvaguardar sus situaciones lo mejor posible.
Aun a sabiendas que muchas veces es difícil, pues no somos sujetos aislados, sino que pertenecemos a un sistema mayor en el que estamos integrados, viéndonos muchas veces abocados a solicitar el auxilio judicial en defensa de nuestros derechos.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Derecho