¿Qué impuestos hay que pagar por la compra de una vivienda? Los gastos de compraventa

| |

Comprar una vivienda es una decisión trascendental en nuestra vida. Si bien es cierto que supone numerosos beneficios (tendremos un inmueble para la finalidad que queramos, podremos decorarlo y hacer reformas a nuestro gusto, puede revalorizarse, nos permite ahorrar de cara a un futuro, eventualmente desaparece el gasto fijo mensual, etc.), hay que tener en cuenta muchos factores

Por ejemplo, la hipoteca, los gastos asociados, el vecindario, el espacio, la comunidad, las posibles cargas del inmueble, la calidad del mismo, si es nueva o usada… Y, entre todo ello, los impuestos que hay que pagar, con o sin hipoteca. 

Al enfrentarnos a un gesto tan importante como lo es comprar un inmueble, hay que hacer frente a diversos gastos e impuestos. Esto es para formalizar los trámites y ser, por fin, los dueños de la propiedad que deseamos.

Hay dos fuentes de impuestos a la hora de comprar una casa: los gastos de la hipoteca y los gastos de la compraventa. En el artículo de hoy, ponemos el foco en los gastos de la compraventa de la vivienda, ¿cuáles son?

Si quieres descubrirlos, ¡sigue leyendo para no perdértelo! A continuación, te lo contamos. 

Los gastos de la compraventa de una vivienda

Dentro de estos, encontramos cuatro apartados: la escritura pública en la notaría, la inscripción en el Registro de la Propiedad, los impuestos y la plusvalía municipal. De todas maneras, en la compraventa siempre hay margen para la negociación, aunque este es pequeño. 

Se puede llegar a otros acuerdos, pero lo más normal es que el comprador termine pagando casi todo y el vendedor, la escritura y la plusvalía. 

La escritura pública en la notaría

Al otorgar la escritura pública de compraventa, se generan unos gastos de notario. Estos gastos los fija la normativa, y la cuantía será diferente en función del importe del inmueble. De todas maneras, los gastos se pueden incrementar por los aspectos de la operativa notarial. Por ejemplo, el número de copias o la extensión de la escritura. 

Desde 1989 se aplica una tasa fija y todos los notarios en España cobran lo mismo por el servicio. Aun así, tienen la posibilidad de dar un descuento de un 10%, así que los gastos de la notaría dependen de su competencia y calidad. 

En el caso de las casas de protección oficial y en las subrogaciones se aplica una reducción de los impuestos. Pero, ¿qué son estas excepciones?

Las viviendas de protección oficial son casas son promovidas por la administración pública española y tienen un precio inferior a los bienes equivalentes en el mercado. Es decir, son casas que el Gobierno pone a disposición para las personas más desfavorecidas, como a aquellas que tienen las rentas más bajas. Estas viviendas están reguladas por las comunidades autónomas.

La inscripción en el Registro de la Propiedad

Es el dinero generado por inscribir la compraventa en el Registro de la Propiedad. Al igual que ocurría anteriormente, estos honorarios los fija la normativa y su cuantía cambia según el precio del inmueble. 

El Registro de la Propiedad es una institución pública que busca inscribir y anotar los actos y contratos que guardan relación con el dominio y los derechos de bienes inmuebles. 

Los impuestos 

Los impuestos son diferentes en función del tipo de vivienda. Por un lado, están los impuestos de vivienda nueva y los impuestos de las viviendas de segunda mano. 

Impuestos en la compra de vivienda nueva

El más famoso es el IVA, el Impuesto sobre el Valor Añadido. Cuando el inmueble se entrega por primera vez, se paga el IVA, que en este caso es de 10%. 

Al comprar una vivienda nueva, el comprador es quien paga el IVA al vendedor, e ingresa el impuesto en la Hacienda Pública. Lo que se impone es:

  • 10% con carácter general
  • 4% si son viviendas de protección oficial de régimen especial o de promoción pública

Otro impuesto es el IAJD, que es el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados y se debe a la firma en el notario y a inscribirse en el Registro. 

Impuestos en la compra de vivienda de segunda mano

El impuesto es el ITP, que es el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, el cual grava las ventas de inmuebles. También encontramos, de nuevo, el IVA.

Su cuantía la fija la aplica un porcentaje sobre el precio de la escritura. También depende según la comunidad autónoma donde se encuentre la vivienda. En la mayoría de las comunidades el porcentaje habitual está entre 6% y 10%. En algunos casos, como las viviendas de protección familiar, jóvenes o familias numerosas, se reducen los gastos. 

Al igual que en la compra de vivienda nueva, en este caso también encontramos el IAJD, el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados

Gestoría

Quien realiza los trámites necesarios para la compra de una casa es el gestor administrativo. Entre sus funciones está la inscripción de la escritura de compra en el Registro de la Propiedad. 

Por otro lado, la gestoría la selecciona la entidad financiera. De lo contrario, el dinero no se entregaría hasta inscrita la compra, así como la hipoteca, en el Registro de la Propiedad. 

Plusvalía Municipal

Este impuesto hace referencia al incremento de valor de los terrenos urbanos, y que paga el vendedor. Se puede confundir con la plusvalía fiscal, pero no son lo mismo.

Para calcularlo, no se tiene en cuenta el valor de la transmisión. Tampoco el valor de mercado de la vivienda. Entonces, ¿a qué se debe? Depende del valor catastral, que es la valoración de la vivienda según la Dirección General del Catastro, que depende del Ministerio de Hacienda. 

Este impuesto se calcula teniendo en cuenta el valor catastral, pero también los años que el vendedor ha tenido el inmueble, siendo un máximo de 20 años y un mínimo de 1. 

La ley establece que es el vendedor quien lo paga, pero hay una excepción. Esta es que las partes hayan llegado a un pacto. Además, hay que tener un plazo de 30 días naturales desde la escritura hasta la liquidación en el ayuntamiento. 

Barbero y Ovejero es una empresa de asesoría fiscal con sede en Boadilla del Monte. Contamos con profesionales altamente cualificados cuya experiencia es nuestro mayor orgullo.

La filosofía que ha seguido nuestra marca se ha basado durante años en la calidad, la experiencia, el compromiso y la confianza de nuestros clientes para garantizar el éxito de un trabajo en equipo.