¿En qué consiste el principio de proporcionalidad en el uso de la fuerza?

| |

El principio de necesidad

Este principio contiene tres elementos, los cuales se encuentran íntimamente relacionados, que son: 

  • No usar la violencia si las circunstancias no lo exigen
  • El empleo de la fuerza solo con la finalidad de hacer respetar las leyes
  • El uso de la fuerza mínima en las circunstancias que así lo ameriten.

Fuerza pública

Los Estados liberales fueron creados a partir de la finalización de las monarquías absolutas.

Esta nueva forma de gobierno implicaría entre otras cosas, el cese de la fuerza ante un ente externo.

En ese sentido, el Estado tendría centralizada el uso de la fuerza, ya que es una atribución única y exclusiva del mismo, con la finalidad de preservar la paz, el orden público, el cumplimiento de la ley, para de esa manera permitir el ejercicio del derecho.

En ese mismo orden de ideas, la institución llamada Policía y los agentes policiales, representaran al Estado en el ejercicio de sus funciones, donde una de ellas es el uso de la fuerza.

En este caso, los policías vendrán a ser los actores primordiales de la sociedad, los cuales deberán estar capacitados para emplear la fuerza de manera válida o legal, y así eviten el exceso de la misma, ya que cuando se usa la fuerza de manera arbitraria se estarán afectando los derechos de los ciudadanos.

La interrogante que se suscita es la siguiente: ¿Cuándo los ciudadanos podrán saber que se encuentran frente al uso excesivo de la fuerza?

Es por ello, que a continuación conocerás los 3 principios básicos del uso de la fuerza pública.

Principios básicos

Los principios básicos que rigen el uso de la fuerza pública, son: la legalidad, la necesidad y la proporcionalidad.

Los cuales se encuentran sustentados en los siguientes documentos:

  • Principios básicos sobre el uso de la Fuerza. Organización de las Naciones Unidas, año 1990.
  • El Código de Conducta de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

Legalidad

La legalidad trata acerca del beneficio del uso de la fuerza, el cual se encuentra arbitrado por la ley.

Esto representa una garantía de previsión, claridad y conocimientos de los supuestos donde se podrá aplicar el uso de la misma.

Aquí en este principio, se da el supuesto de una armoniosa relación de  las diversas alternativas para el  empleo de la fuerza; esta puede tener un empleo letal, o no letal.

Necesidad

Este principio expresa, que se empleará la fuerza cuando no exista una alternativa diferente.

Es importante destacar, que estos 3 principios se rigen por los estándares internacionales, respecto al uso de la fuerza pública. Los mismos, han sido incluidos y acogidos por varios organismos internacionales de los DDHH.

Sistema interamericano de derechos humanos

La Corte interamericana de Derechos Humanos y además, la Comisión interamericana de Derechos Humanos (CIDH), han realizado un pronunciamiento, donde se acogen a los principios básicos.

Respecto a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos o CIDH, esta ha incluido los principios básicos en su “Informe sobre Seguridad y Derechos Humanos”; aquí se encuentran establecidos los estándares que se ejecutan en todos los países de la región. 

En el caso de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, esta tiene diversas sentencias, donde se incluyen los principios básicos.

Componentes de derechos humanos

El uso de la fuerza en una sociedad, debería emplearse fundamentalmente para que los ciudadanos aseguren el libre ejercicio de sus derechos.

Al respecto, el crimen organizado y las pandillas impiden a los ciudadanos ejercer estos derechos.

Es por ello, que existen unos  componentes primordiales ante el uso de la fuerza, y estos son:

Proscribir la arbitrariedad

Este componente está relacionado con el respeto de los límites, ante el uso de la fuerza arbitraria.

El mismo además destaca, la claridad que debe existir en cuanto a los límites nombrados anteriormente, indicando la persuasión y prevención en el empleo de la fuerza. 

Impunidad

La  impunidad está relacionada con la administración de la justicia.

La existencia de este componente, permitirá favorecer que los hechos violentos no se repitan.

Frente al empleo arbitrario de la fuerza por parte del Estado, los ciudadanos se enfrentaran a una ejecución extrajudicial, la cual atenta a un derecho humano fundamental, como lo es el derecho a la vida.

Desde nuestro despacho consideramos que lo principal es la atención al cliente, siendo cercana y orientada al detalle en cada asunto en particular, pues entendemos que cada cliente es único, necesitando el trato y el estudio personalizado de su caso.

Atendemos a todo tipo de clientes, desde particulares, empresas, entes públicos y privados, dando un servicio cercano y personalizado a cada uno