¿En qué consiste el derecho de la tecnología y la comunicación?

| |

Una nueva era trae consigo nuevas leyes, normas y adaptaciones. El avance tecnológico y el uso expandido de las redes en procesos naturales y jurídicos han creado la necesidad de establecer el derecho tecnológico o de la informática.

Es palpable que cada vez más firmas o empresas demuestran una mayor presencia online. Lo cual demanda conocer a profundidad nuestros derechos y obligaciones al usar herramientas digitales.

¿Pero en qué se basa el derecho tecnológico o informático?

Existen dos vertientes dentro del derecho informático:

  1. El derecho tecnológico como especialidad jurídica
  2. Y, el derecho basado en la digitalización.

Estas dos ramas se encargan de establecer los derechos y obligaciones digitales de todos los usuarios informáticos.

  1. El Derecho Tecnológico

Este derecho aparece como una necesidad jurídica con la invención y consolidación del Internet. Esta vertiente establece las regulaciones que garantizan todo lo relacionado con la tecnología digital y la comunicación dentro de ella. Bajo esta premisa, aparecen nuevos términos, tales como:

  • Cibercrimen.
  • Data personal.
  • Comercio electrónico.
  • Patentes informativas.
  • Contratos inteligentes.
  • Y, por supuesto, redes sociales (RRSS).

Todos estos conceptos nuevos son regulados por las leyes de derecho informático. Por ejemplo, la protección a la data personal es uno de los campos del derecho informativo con más demanda actualmente.

Su popularidad se disparó debido a las pruebas de vigilancia digital por parte del gobierno de Estados Unidos. Y, terminó de consolidarse cuando se supo que compañías como Facebook vendían los datos del usuario sin su aprobación.

Por su parte, el cibercrimen es una parte esencial del derecho tecnológico. Por lo tanto, cada día es más significativo en las compañías con presencia digital. Gracias al derecho digital las empresas pueden entender la manera en que el derecho informativo les ayuda a proteger sus bienes físicos y digitales.

Un ejemplo conocido a nivel mundial sobre cibercrimen es el caso de LinkedIn. Esta red social fue pirateada y se robaron más de 100 millones contraseñas de diferentes usuarios.

  1. Derecho basado en la digitalización

Este derecho tecnológico tiene que ver con el uso de las herramientas digitales dentro de cualquier ámbito legal. Como consecuencia de esta iniciativa digital, se ha experimentado un aumento considerable en la producción y eficiencia de trámites legales.

Por otro lado, el comercio electrónico se apoya firmemente en la digitalización de los procesos jurídicos. En esencia, sirve para tramitar cualquier dinámica o transacción que requiera un buen funcionamiento.

El derecho basado en la digitalización va más allá del uso de herramientas como correo electrónico o de páginas web. La digitalización se refiere a tecnologías de alto nivel que el mercado ofrece y pueden ser usadas en el sector legal.

Estas herramientas de alta especialización tecnológica se centran en el análisis de “big data, sistemas o software especializado. Las cuales ayudan a aumentar la producción y los ingresos de determinada compañía o firma jurídica.

Herramientas especializadas en derecho tecnológico

Herramientas digitales usadas ampliamente en compañías y firmas jurídicas con el fin de optimizar sus procesos son: TimeBillingX y CaseTracking. Cada una de estos sistemas digitales tiene una función específica e independiente.

Por un lado, TimeBillingX es una herramienta online construida para analizar el rendimiento de una firma. Esto es posible mediante un módulo de “business intelligence”. Simultáneamente, gestiona trámites de facturación electrónica, gestión de cobros y el registro de todas las horas trabajadas por cada abogado.

Por otro lado, el software CaseTracking se conecta online directamente con las plataformas del Poder Judicial en numerosos países. Como, por ejemplo: Ecuador, Colombia, Chile, Perú, México. La conexión dependerá de dónde se encuentra la firma o el abogado que instala el sistema. Gracias a este software los abogados pueden tener un seguimiento automatizado de todos sus casos judiciales.

Analizando esta información, es irrefutable que el derecho tecnológico es la nueva naturaleza del sector legal. Es apremiante que las firmas de abogados y las diferentes entidades jurídicas se sumen a estos nuevos sistemas especializados. De esta manera, aprovechar las ventajas y comodidades que la tecnología especializada ofrece a los usuarios.

Paoli Campos abogadas es un despacho jurídico especializado en derecho de familia en Zaragoza