Buscar artículos

Descubre qué es una empresa de gestión patrimonial y cuáles son sus tipos

MESTREDIF Publicado: 19 de enero de 2022

Quizás has oído hablar de empresas de gestión patrimonial, también conocidas como sociedades patrimoniales. Estas administran el patrimonio, que habitualmente recoge bienes inmuebles. Entendiendo por bien inmueble aquel que no puede moverse, por ejemplo, una casa. 

Pero, ¿qué hace exactamente la sociedad patrimonial? ¿Cuáles son los tipos? Estas y otras preguntas, las respondemos en este artículo. ¡Sigue leyendo para no perdértelo! A continuación, te lo contamos. 

La empresa de gestión patrimonial, ¿qué es y cómo funciona?

Cuando hablamos de algo que tiene que ver con el Derecho, lo ideal es conocer dónde se regula cada cosa. Las sociedades patrimoniales se rigen por la Ley de Sociedades de Capital, la norma jurídica que regula cómo funcionan, en España, las sociedades de capital. 

Las sociedades patrimoniales se definen por su activo, por lo que pueden dejar de denominarse así. Pero, ¿cuándo una sociedad se convierte en una sociedad patrimonial? Cuando la mayoría de su activo está desvinculado de cualquier actividad económica o está constituido por valores. 

En este requisito no se incluyen el dinero o los derechos de crédito si su origen es la transmisión de elementos relacionados con actividades económicas. Tampoco los siguientes valores, o el dinero o los derechos de crédito que se obtengan por ellos:

  • Conseguidos por obligación legal o reglamentaria
  • Tengan derechos de crédito generados en el desarrollo de actividades económicas
  • Valores en el ejercicio de la actividad constitutiva de una sociedad de valores
  • Los que supongan menos de un 5% del capital de una entidad y se retengan un año como mínimo, para dirigir y gestionar la participación

Como conclusión, podemos decir que las sociedades patrimoniales son aquellas que no se dedican a las actividades económicas o a la gestión de otras entidades.

Los tipos de sociedades patrimoniales

Dentro de las empresas de gestión patrimonial, encontramos tres tipos. Por un lado, aquella que tiene inmuebles; por otro, aquella que tiene valores; y, por último, la de alquiler de inmuebles.  

Sociedad patrimonial de tenencia de inmuebles

Este tipo de sociedades tienen inmuebles para el uso y disfrute familiar. Es decir, esta bolsa inmobiliaria no se destina a actividades de explotación. Además, los administradores de dichos inmuebles pueden alquilarlos siempre que no contraten a trabajadores por cuenta ajena. 

Sociedad patrimonial de tenencia de valores

La sociedad tiene unos valores con los que puede invertir, pero si los utiliza para gestionar las sociedades donde tiene participaciones, se deja de considerar una sociedad patrimonial. Sobre todo si se emplean trabajadores o si se tiene una estructura empresarial. 

En otras palabras, estas empresas de gestión patrimonial solo poseen valores e invierten en Bolsa, y no pueden tener una estructura empresarial o contratar a trabajadores. 

Sociedad patrimonial de alquiler de inmuebles

Como bien indica su nombre, la sociedad patrimonial de alquiler de inmuebles se encarga de alquilar los inmuebles que tiene una sociedad. Como mencionamos previamente, no pueden tener trabajadores por cuenta ajena, de lo contrario no sería una sociedad patrimonial. 

Si, por ejemplo, la sociedad contratase a una persona a jornada completa para gestionar estos alquileres, estaríamos ante una sociedad no patrimonial de alquiler de inmuebles

Ventajas de las sociedades patrimoniales

Si bien es cierto que, en la actualidad, las sociedades patrimoniales tienen numerosas ventajas, antes de 2015 estas eran mayores. Pero se produjo una reforma por la que perdieron parte de su intereses. De todas maneras, estos son los beneficios:

  • Proteger el patrimonio: el patrimonio familiar queda bajo la titularidad de la empresa, por lo que no lo puede dañar la actividad económica y profesional de los socios. Y los gastos de mantenimiento serán deducibles en el Impuesto de Sociedades. 
  • Ahorrar en el IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas): los inmuebles, al encontrarse en el patrimonio del titular, devienen hasta 2% del valor catastral. Además, supone un gran ahorro tributar por el Impuesto de Sociedades para grandes patrimonios. 
  • Facilitar la sucesión: si un patrimonio es elevado, conviene constituir la sociedad patrimonial para que el proceso de herencia y herederos sea más sencillo. 

Desventajas de las sociedades patrimoniales

Pero, ante estas tres grandes ventajas, surgen dos inconvenientes de las sociedades patrimoniales:

  • Como estas sociedades no llevan a cabo otras actividades económicas, tendrán menos bonificaciones, así como incentivos fiscales. Por ejemplo, aquellos que tienen que ver con ser una entidad de nueva creación o si es una empresa pequeña. 
  • Las sociedades patrimoniales no tienen tantas ventajas como los particulares. Un ejemplo de esto es la reducción sobre el rendimiento neto en el alquiler de las viviendas. 

MESTREDIF

Vilanova i la Geltrú

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

https://www.mestredif.cat

Acompanyant la creació i el creixement d'empreses des de 2011. Els nostres valors fundacionals es van consolidar en l'acompanyament dels nostres clients, en ser àgils en donar resposta a les seves necessitats i inquietuds i en un treball rigorós desenvolupat per grans professionals. Col·laborem amb diferents professionals i despatxos de l'àmbit de l'assessoria fiscal, mercantil, laboral i jurídica, el que ens permet ser un despatx multidisciplinari que dóna un servei integral als nostres clients.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Derecho