El atractivo de las hipotecas multidivisa

| |

Las hipotecas multidivisas tuvieron mucho auge en el pasado, prolongándose hasta el 2007, cuando las entidades financieras comenzaron a ofrecerlas como una alternativa de mercado. 

La oferta surge porque para la época el Euribor (Índice de Referencia Hipotecaria Nacional) rondaba aproximadamente un 4% y no existía la posibilidad de trazas de bajar. 

Cuando las entidades bancarias tomaron la decisión de ofrecer este tipo de hipoteca en divisa extranjera, la propuesta resultó muy atractiva para un número considerable de clientes. 

¿Qué es una hipoteca multidivisa? 

La hipoteca multidivisa está definida como un préstamo, que tiene por finalidad efectuar la compra de un bien inmueble, utilizando moneda extranjera. Esto significa que la moneda elegida difiere del euro y de su referencial. 

En esa época, el valor reflejado por el Euribor dio cabida a que las hipotecas ofrecidas en monedas extranjeras, como en francos suizos o yenes japoneses, resultaran una alternativa muy preciada. 

El Libor como índice referencial en hipotecas multidivisas 

Es importante dar a conocer que, en este tipo de hipoteca, hay que enfocarse preferiblemente en dos factores: 

  • El tipo de moneda con la cual se formaliza la operación. 
  • El valor del referencial. 

En el caso de los yenes y francos suizos, en su momento, ambas monedas se cotizaban por debajo del euro y, adicional a ello, su libor presentaba también un valor inferior al Euribor. 

La ventaja de esta negociación era que el pago de la cuota mensual era de bajo coste. 

Salarios en euros vs cuotas hipotecarias en moneda extranjera

Es importante destacar que, cuando una familia española decidía formalizar la operación de compra de un bien inmueble, lo normal era que cobrara un salario en euros, para tener la oportunidad de pagar la cuota hipotecaria en yenes, que tenían un valor menor, lo cual representaba un ahorro. 

¿Qué paso con las hipotecas multidivisas? 

Posteriormente, se supo que este tipo de hipoteca presentaba dos riesgos elevados, que eran desconocidos por los hipotecados, estos eran: 

  • Si por alguna casualidad, el índice de referencia subía estando el libor ligado a él, este préstamo se encarecería como el resto de las hipotecas a tipo variable. 
  • También se encarecería, si la moneda extranjera (francos suizos o yenes), llegaban a incrementar su valor con respecto al euro. 

Esto significaba que las subidas no solo causarían efectos a la cuota por pagar cada mes, sino que el capital pendiente también resultaría alterado. 

Para el año 2008, esta expectativa se produjo con el Yen, ocasionando que los afectados debían pagar mayor cantidad de cuota, ya que su deuda aumentó. 

Inversión fallida 

El número de afectados por lo acontecido fue innumerable, ya que se encontraron en una situación que en principio parecía muy viable, pero ahora todos debían más dinero del que habían solicitado, resultándoles imposible cumplir con su obligación. 

Esto produjo que el valor de la vivienda hipotecada ni siquiera era suficiente para saldar la deuda, lo que ocasionó un caos sin precedentes. 

Otras características de las hipotecas multidivisas 

Pago de comisiones por cambio de divisas 

En un principio este tipo de hipoteca ofrecía la alternativa de poder cambiar de divisa si se presentaban predicciones alcistas, esto implicaba que se debía pagar una comisión que alcanzaba un 0,25% cada vez que se hacia la solicitud. 

Adicional a ello, cada vez que el cliente solía pagar la cuota mensual, era objeto de penalización, por la sencilla razón de que la pagaba en euros y el banco procedía inmediatamente hacer el cambio a yenes para amortizar la hipoteca. 

Cláusula de compensación 

Cuando se presentó la situación inesperada del aumento del capital pendiente, y como el bien hipotecado no llegaba a cubrir el importe de la deuda, el cliente se vio obligado a aportar dinero en efectivo o presentar alguna garantía adicional a las iniciales para solventar su situación. 

Intervención del Supremo por desinformación 

Casi todos los clientes afectados reclamaron de manera contundente no haber sido informados por los bancos de toda esta debacle económica que origino consecuencias impredecibles, lo que obligó a la intervención del Supremo, quien se tomó la responsabilidad de sentenciar una parcial nulidad de las operaciones realizadas, de esta manera, la hipoteca pasaba a euros, teniendo el cliente derecho a que se le devolviera todo lo pagado. 

En Bárcena & Rodríguez Abogados sé por experiencia lo valioso que es el tiempo y por eso me esfuerzo en resolver tus asuntos lo más rápido posible.

Para ello no solo dispondrás de una abogada de confianza y cercana, capaz de asesorarte sobre cualquier rama del derecho penal, laboral, civil o administrativo. También tendrás acceso a mi teléfono privado para que te sientas protegido ante cualquier imprevisto.

Además, he creado un espacio digital donde puedes hacer tus consultas de asesoría legal, que se resolverán a la mayor celeridad.

Nuestra sede está ubicada en Madrid (España), pero ejerzo el derecho en todo el territorio nacional e internacional (en inglés si se requiere/english spoken) gracias a nuestro despacho virtual y movilidad geográfica. Además, cuento con numerosas colaboraciones con otros despachos y consultores, tanto nacionales como extranjeros.