¿Cómo ser abogado de familia?

| |

El abogado de familia es un profesional especializado en derecho civil, cuya función es asesorar jurídicamente en los mejores términos al núcleo familiar, para lo cual debe ser imparcial y objetivo. 

Para todos aquellos estudiantes de derecho, o para los que ya han culminado la carrera y quieren especializarse en derecho de familia, deben acudir a las instituciones competentes que, a nivel universitario, son las encargadas de dictar esta especialidad. 

Un abogado de familia debe estar en capacidad de tratar y resolver cualquier conflicto que se presente a nivel familiar, tomando en cuenta la parte jurisprudencial, el factor económico y, para los casos de divorcio, la disolución matrimonial cuando los cónyuges así lo deseen, ya sea de mutuo consentimiento o por demanda de alguna de las partes. 

También actúa el abogado de familia en las filiaciones extramatrimoniales y en los procesos de adopción. Asimismo, en todo lo relacionado con la patria potestad, la tutela de menores o discapacitados no sujetos a patria potestad. 

El Código Civil y la regulación familiar 

Con la finalidad de mantener su vigencia, el Código Civil ha sido reformado en varias oportunidades, el objetivo principal es adaptarlo a los cambios que en el área social se van produciendo y de esta forma ir dando respuesta a las nuevas tendencias que en el orden familiar se van presentando. 

Estas reformas han actualizado todo lo referente a la fijación del domicilio conyugal, el matrimonio, el divorcio, la separación de cuerpos y de bienes, la normativa de adopción, la protección del género femenino, las uniones estables de hecho y la patria potestad de los hijos

¿Qué requisitos se necesitan para ser abogado de familia? 

Los requisitos son los siguientes: 

  • Poseer el grado de abogado. 
  • Aprobar la especialización requerida que lo acredite ante el Ministerio de Justicia. 
  • Estar debidamente colegiado. 

Recomendaciones para ejercer como abogado de familia 

Entre ellas destacan las siguientes: 

  • La preparación y el estímulo: para prestar un servicio público de calidad y lograr hacerlo de manera diligente, debe poner de manifiesto sus experiencias técnico jurídicas inherentes a su especialidad. 
  • El abogado de familia debe ejercer con honestidad su profesión, utilizando las estrategias más idóneas que le permitan solventar conflictos familiares a través de habilidades negociadoras, poniendo de manifiesto su experiencia para el bienestar familiar. 
  • El grado de especialización es imprescindible si este quiere lograr la excelencia jurídica, que le facilite resolver cualquier conflicto que pueda generarse a nivel familiar. 

¿Cuál es el desempeño de un abogado de familia?  

Un abogado de familia cumple las siguientes funciones: 

  • Está capacitado para aplicar la normativa jurídica familiar.
  • Es un profesional apto para interpretar y analizar todo lo concerniente a las técnicas jurídicas que se correspondan con la valoración moral, partiendo de que la familia es la base de la sociedad. 
  • Tiene la suficiente idoneidad para darle solución a conflictos a nivel familiar o a nivel particular. 
  • Posee la adecuada preparación para participar en juicios orales que incluyan debates jurídicos. 
  • Es el encargado de realizar cualquier trámite que requieran los tribunales competentes abocados a los derechos de familia. 

Además de lo descrito, el abogado de familia también se ocupa de todo lo relacionado con sucesiones, testamentos y herencia familiar. Asimismo, de todo lo atinente a adulterio e infidelidades y de lo estrictamente vinculado con los patrimonios conyugales, liquidación de gananciales y separación de bienes, por supuesto, respetando los acuerdos entre las partes. 

También se valora su desempeño cuando ocurre cualquier evento de violencia física, psicológica o familiar. 

La elección del mejor abogado de familia  

El mejor abogado de familia es aquel que ejerce su profesión de manera autentica y honesta, convirtiéndose de esta manera en un excelente representante legal, que garantiza un servicio eficiente, lo cual redunda en beneficio del núcleo familiar. 

Por esta razón, un buen abogado de familia debe poseer los siguientes atributos: 

  • Profesionalidad y competencia comprobada. 
  • Actitud y aptitud para resolver situaciones complicadas. 

La consulta inicial que se realice será de vital importancia para evaluar sus capacidades en el ámbito de su competencia. Además, es importante consultar las tarifas establecidas por un abogado de familia, antes de adquirir cualquier compromiso.

Paoli Campos abogadas es un despacho jurídico especializado en derecho de familia en Zaragoza