Buscar artículos

¿Cómo echar a un inquilino que no paga?

Te contamos cuándo puedes iniciar el proceso y cómo, para lo que habrá que interponer una demanda y quizás, desahuciar al inquilino.

Urrutia y Cuesta Abogados Publicado: 18 de marzo de 2022

Es posible que tengas un inmueble pero no sepas qué hacer con él. Las opciones son venderlo o alquilarlo. Aunque ambas tienen sus pros y sus contras, en este artículo ponemos el foco en la opción de alquilar. 

Y es que tiene numerosas ventajas para el propietario de la vivienda, como son las siguientes:

  • Se mantiene la propiedad de la vivienda a todos los efectos. 
  • Las gestiones del alquiler son pocas y no tienen por qué ser complejas. 
  • La casa estará ocupada, así que no habrá peligro de que se deteriore y, en consecuencia, pierda valor.
  • La vivienda ofrecerá unos ingresos extra mensuales. 
  • Da la posibilidad de cubrir los gastos de la vivienda. 
  • Mantener la vivienda puede ser una garantía para préstamos bancarios. 
  • Siempre cabe la posibilidad de vender el inmueble. 

Si finalmente decides alquilar tu casa, debes tener en cuenta una serie de pasos, como son:

  • Tener vigentes todos los documentos, cumplir todos los requisitos y llevar a cabo los trámites necesarios.
  • Contar con la cédula de habitabilidad.
  • Tener disponible el certificado de eficiencia energética.
  • Redactar un contrato legal, que se ajuste a lo que pide la Ley de Arrendamientos Urbanos.
  • Prestar atención a la fianza.
  • Dejarse asesorar por un profesional inmobiliario, ya que son procedimientos complejos en los que se puede escapar algo.

Pero cuando alquilas tu inmueble, las preocupaciones pueden llegar meses después de haber hecho todos los trámites, y tiempo después de que los inquilinos hayan empezado a vivir en la vivienda. 

Por ejemplo, puede ocurrir que el inquilino se niegue a pagar. Por ello, muchos propietarios se preguntan lo siguiente: ¿cómo echar a un inquilino que no paga? Si quieres descubrirlo, ¡sigue leyendo para no perdértelo! A continuación, te lo contamos. 

¿En qué momento puedes echar a un inquilino que no paga?

El Código Civil, en su artículo 1569, establece que se puede echar al inquilino cuando hay “falta de pago en el precio convenido”. Además, dice que se puede echar al arrendatario, que es el inquilino, si hay infracción de cualquiera de las condiciones estipuladas en el contrato, o si se destina la vivienda a usos o servicios no pactados que la hagan desmerecer.

Pero, por mucho que la ley establezca lo ya mencionado, no es una situación fácil para el propietario. De todas maneras, ¿en qué momento se puede echar al inquilino que no paga? La Ley de Arrendamientos Urbanos establece que una sola mensualidad adeudada se considera un impago

Y como decía el Código Civil, un impago es motivo para echar al arrendatario. Así que, cuando no se paga una mensualidad, ya se puede iniciar el proceso, resolviendo el contrato de alquiler y comunicando al inquilino que debe abandonar la vivienda. 

Como conclusión, podemos decir que puedes echar al arrendatario desde el momento en que deja de pagar. Es decir, si no paga la mensualidad, la renta, en los días acordados según el contrato o según los acuerdos previos, se puede rescindir el contrato.

La demanda

El procedimiento a seguir comienza por demandar al inquilino. Hay que interponer una demanda, que el juez tendrá que admitir a trámite. Para esto, lo ideal es contar con la ayuda de un abogado especialista. 

Cuando el juez admite la demanda, se da un plazo de 10 días al inquilino para seguir con el proceso. En este momento, las opciones del arrendatario se reducen a estas:

  • Desalojar el inmueble
  • Pagar lo que debe
  • Oponerse a la demanda

En este último caso, tendrá que alegar que no corresponde, o bien que el propietario no le reclamó las cantidades adeudadas. Por eso es fundamental que quede constancia cuando el arrendador pide el dinero del alquiler al inquilino.  

De todas maneras, lo más habitual es que la demanda siga adelante, hasta llegar al desahucio, como veremos a continuación. 

El desahucio

Cuando la demanda sigue adelante porque el inquilino sigue sin pagar, o no desaloja el inmueble, la única vía que se puede tomar es la del desahucio. No es la vía más óptima, sino todo lo contrario, porque puede demorarse hasta 8 meses. Aun así, a veces es la única solución. 

Si el desahucio se lleva a cabo, el propietario recuperará el inmueble, pero no se asegura que vaya a recuperar el dinero que le debe el inquilino. 

Los inquilinos deberán dejar el piso por su cuenta cuando se lleve a cabo el lanzamiento de desahucio porque, si no lo hace, intervendrá la policía.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

https://uc-abogados.com

UC Abogados es un despacho con más de 30 años de experiencia que ofrece asesoramiento especializado en las principales ramas del Derecho. Nuestro principal valor es la profesionalidad y la dedicación a nuestros clientes. El despacho se ubica en el centro de Madrid pero atendemos en todo el ámbito nacional.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Derecho