Buscar artículos

¿Es lo mismo una asesoría que una consultoría? Descubre qué necesita tu negocio

Los servicios que ofrecen las asesorías y las consultorías son muy diferentes, cada uno tiene sus funciones y ventajas.

Iñigo Urien Abogado Publicado: 14 de febrero de 2022

Es un error muy común confundir el servicio de asesoría con el de consultoría. Pero lo cierto es que hay numerosas cuestiones que lo diferencian. Es importante conocer por qué son distintas, así como cuáles son sus funciones, para saber adónde acudir en caso de necesitar sus servicios. 

¿Quieres descubrir por qué no son lo mismo las asesorías que las consultorías? ¡Sigue leyendo para no perdértelo! A continuación, te lo contamos. 

La diferencia entre una asesoría y una consultoría

Como hemos adelantado, asesoría y consultoría no son sinónimos. El servicio que ofrecen ambos está muy diferenciado, siendo esta la principal diferencia que encontramos. 

¿Qué es un asesor?

Por un lado, los servicios de asesoría los componen profesionales con conocimientos fiscales, contables, legales y administrativos. Asesoran a empresas y autónomos, analizan sus cuentas y evalúan el rendimiento del negocio. 

Estos profesionales preparan los documentos fiscales, así como los contables, de la empresa, y los presentan a la Administración, analizando las cuentas, haciendo previsiones para garantizar el crecimiento del negocio. 

En otras palabras, contar con una asesoría supone reducir los riesgos de la empresa. También aconseja y comprueba que todo se sigue cumpliendo con la legislación vigente. 

Las 10 ventajas de contratar este servicio

  • Tendrás en tu empresa un profesional en contabilidad
  • Delega los temas fiscales en manos de un especialista
  • El asesor se encarga de los asuntos laborales
  • Encauza correctamente la dirección financiera de tu negocio
  • Obtén asistencia en otros asuntos relacionados
  • Podrás contratar lo que más se adapte a tu empresa, de forma prácticamente personalizada
  • Obtendrás los mejores beneficios gracias a los profesionales a tu servicio
  • Ahorra tiempo y dinero en personal
  • Obtendrás respuesta casi inmediata de las dudas que surjan al respecto en tu día a día
  • Te aseguras de estar cumpliendo con la legalidad vigente

¿Qué es un consultor?

Un consultor, a diferencia de un asesor, es un servicio puntual. Se cuenta con su ayuda cuando hay un problema concreto en un momento dado. El consultor acudirá a la empresa, hará una revisión y ofrecerá una serie de recomendaciones para solucionar la situación. 

El asesor tenía una perspectiva más amplia del negocio, sabiendo su evolución y cambios con el paso del tiempo. Pero el consultor no, puesto que solo conoce la empresa cuando surge el problema a solucionar.

Las 10 ventajas de contratar este servicio

  • Un consultor te cuenta la realidad tal y como es, sin edulcorar
  • Resuelve conflictos internos
  • Aumenta el alcance de tu negocio 
  • Trabaja fuera de tu zona de confort
  • Tendrás a tu disposición toda la experiencia del profesional con el que cuentes
  • Obtendrás conocimientos sobre marketing, herramientas de negocio y un largo etcétera
  • Descubre nuevas oportunidades para tu negocio
  • Tendrás una formación útil, práctica y en relación con tu negocio
  • Identifica los problemas que has ido arrastrado a lo largo de los años
  • Te aportará soluciones rápidas y enfocadas al problema existente en tu empresa

¿Es mejor la asesoría o la consultoría? ¿Qué necesita tu empresa? Conclusiones

Conocer las diferencias entre la asesoría y la consultoría es imprescindible para saber qué necesita tu negocio. Sabiendo las necesidades que tiene tu empresa, puedes decidir qué servicio tienes que contratar.

¿Quieres un servicio de profesionales que hagan crecer tu negocio? En ese caso, lo ideal es contar con una asesoría para empresas, que te ayude a prevenir situaciones, supervisar cuentas… En definitiva, una asesoría garantiza el bienestar de tu empresa, así como su crecimiento. 

Toda la información de la empresa estará supervisada por un profesional, quien comprobará que sigues la legalidad vigente. No solo esto sino que también aporta datos para mejorar y conocer la situación de la empresa en cada momento. Algo muy útil de las asesorías es que hacen previsiones, y es que, ¿no es mejor prevenir que curar?

¿Tienes un problema en tu empresa y le quieres poner solución cuanto antes? Lo mejor, en este caso, es que acudas a una consultoría. Ponen remedio a problemas ya existentes, de manera puntual, basándose en la situación actual del negocio, ni en el pasado ni en el futuro del mismo. 

Como conclusión, podemos decir que no hay una opción mejor o peor. Tanto la asesoría como la consultoría son totalmente válidas, siempre y cuando se adecúe a lo que buscas conseguir. 

Si quieres un servicio a largo plazo, que tenga en cuenta el pasado, presente y futuro de tu empresa, acude a una asesoría. Pero si necesitas una solución puntual a un problema ya existente, acude a una consultoría. 

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

https://urienabogado.com

Más de 25 años como abogado de familia en Bilbao. con un profundo y contrastado conocimiento del Derecho de Familia, del Menor así como en Derecho Inmobiliario, Arrendaticio y de la Propiedad Horizontal.

A lo largo de estos años, he ayudado a cientos de personas a solucionar sus problemas, ofreciéndoles un servicio de calidad y de confianza en cualquier tema relacionado con el Derecho de Familia y.

Divorcios, separaciones, nulidades canónicas, custodia de los hijos, pensión alimenticia, compensatoria, liquidaciones de gananciales, herencias, declaraciones de discapacidad (tutela y curatela), Derecho del menor, contratos de compraventa, alquileres de viviendas y locales, problemáticas originadas en la Comunidades de Propietarios. A esto he dedicado más de 25 años con pasión e ilusión sabiendo que en mis manos recae, de alguna manera, la felicidad de no pcas personas.

Mi objetivo profesional es lograr el mejor resultado judicial para los intereses de mis clientes ya que sé que las relaciones sociales, las familiares por ejemplo, son muy complejas y se suelen generar momentos de tensión en los procesos judiciales, por ello cuido todos los detalles tanto legales como personales.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Derecho