Arrendador, arrendatario y subarrendado ¿Quién es quién?

| |

Antes de comenzar, es importante tener claro en qué consiste el arrendamiento de un inmueble.

¿Qué es un arrendamiento?

Se trata del acto mediante el cual el dueño del inmueble autoriza a otras personas para usarlo total o parcialmente.

Generalmente, por un determinado período y a cambio de un monto de dinero acordado (renta). Puede tratarse de una casa, un edificio, un piso, un local comercial, etc.

El arrendamiento es un contrato escrito, celebrado entre dos partes (arrendador y arrendatario). En el cual, se otorga al arrendatario el derecho de usar de manera exclusiva el bien inmueble del arrendador.

Generalmente, estos contratos poseen una validez de tiempo especifica e incluyen el precio del alquiler o renta. También son conocidos como contratos de alquiler o contratos de renta.

Partes implicadas en el arrendamiento

A continuación, se describen las partes involucradas al momento de arrendar un inmueble:

El arrendador.

Se trata del propietario del bien inmueble, quien puede a través de un contrato arrendar la totalidad o una porción de su propiedad a otra persona (arrendatario).

El arrendatario.

Es la persona que paga la renta por disfrutar del bien inmueble.

Es decir, a quien se le ha otorgado el derecho de usar y ocupar una propiedad de arrendamiento que pertenece a otra persona (arrendador).

Normalmente, esto se genera a través de un contrato de arrendamiento, alquiler o renta.

La renta.

Corresponde a la cantidad de dinero que el arrendatario paga al arrendador por usar el bien inmueble.

Bajo las circunstancias y en los tiempos acordados entre ambos.

¿Qué es el subarriendo?

El subarrendamiento tiene lugar cuando un inquilino formal arrienda una parte o la totalidad de la propiedad de la cual es arrendatario a un tercero.

Esta tercera persona se convierte en subarrendado. Los subarrendamientos conforman, por tanto, una relación legal nueva entre el arrendatario y el subarrendando. Mientras que, la relación entre el arrendador y arrendatario permanece vigente.

Partes involucradas en un subarrendamiento

Cuando se produce un subarrendamiento existen 3 partes involucradas:

​El arrendador

Propietario del bien inmueble que puede a través de un contrato arrendar la totalidad o una porción de su propiedad a otra persona (arrendatario).

Arrendatario o inquilino.

Persona que paga la renta por disfrutar del bien inmueble. Sin embargo, en esta oportunidad se convierte en subarrendador al firmar el contrato de subarrendamiento.

Subarrendado.

Se trata del nuevo inquilino del arrendatario.

¿Cómo es la relación del arrendatario con el subarrendado?

Es indispensable contar con el consentimiento por escrito del propietario para realizar un subarrendamiento. El cual puede fijarse desde el inicio del contrato de alquiler o bien posteriormente.

En todo caso, es importante tener en consideración la posibilidad de subarrendar a la hora de firmar el contrato de arrendamiento. Tanto para el dueño del inmueble como para el arrendatario.

Subarrendar es una alternativa muy buena para minimizar costes en caso de tener que ausentarse por períodos prolongado. El contrato de arrendamiento, normalmente, es por un tiempo específico. Pueden surgir circunstancias que imposibiliten que el arrendatario disfrute por completo del tiempo de arrendamiento.

En este sentido, contar con la opción de subarrendar evita los costes correspondientes para salir del contrato de arrendamiento. O, incluso, pagar doble arriendo cuando la persona debe mudarse antes de culminar el contrato de arrendamiento.

Por su parte, el arrendador también saldrá beneficiado. Podrá recibir los pagos de alquiler por el periodo establecido sin tener que buscar un nuevo arrendatario que lo reemplace.

Sin embargo, subarrendar tiene sus desventajas y riesgos. Empezando porque requieren más documentación que los arrendamientos convencionales. Además del subarrendamiento en sí mismo, debe contarse con el consentimiento del propietario y el contrato de alquiler subyacente.

Esperamos que esta información te haya ayudado a aclarar las dudas sobre quién es el arrendador, el arrendatario y el subarrendado. Asimismo, del papel que juega cada una de estas personas en los contratos de arrendamiento y de subarrendamiento.