Abogado generalista vs. abogado especialista

| |

En determinadas ocasiones, las personas manifiestan que les gustaría heredar un bien, pero por diversas causas no lo pueden asumir. De ahí la disyuntiva de contratar un abogado generalista o un abogado especialista. 

Todo se debe a las cuantiosas cargas que gravan los bienes heredados, razón suficiente para decidir renunciar a ese legado. Esto origina en la persona sentimientos encontrados. Porque el causante se esforzó para obtener lo que ahora deja en herencia, pero que el causahabiente no lo puede aceptar porque no tiene la posibilidad de pagar todas las cargas que existen. 

En la aplicación de la ley siempre existe alguna alternativa. En este caso, se puede prever y planificar la problemática de cara a un futuro. Cuando existen estas disyuntivas, la opción más sana y razonable es la contratación de un abogado especialista en la materia. Estará en condiciones de asesorar y atender todo lo que involucra el proceso hereditario. 

Beneficios de un abogado especialista

Hay numerosos beneficios de un abogado especialista en comparación con el abogado generalista. El primero tiene la especialidad para lograr que su cliente obtenga la parte que le corresponde de la herencia en condiciones óptimas y sin tropiezos. 

Además, un abogado especialista tiene la suficiente pericia y experticia para dar respuesta a cualquier inquietud que presente el cliente. Como, por ejemplo, si se requiere hacer un testamento abierto o cerrado, cuáles serían las cláusulas que deberían establecerse para lograr la mayor adaptación posible y los deseos del testador.

También se puede plantear la inquietud por saber en qué lugar de España existen mejores beneficios fiscales, referidos al Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Además, tendrá la capacidad de solventar cualquier disputa que se pudiera presentar durante el proceso de partición de la herencia o el proceso de declaraciones de herederos. 

El abogado generalista, por su parte, como su nombre lo indica, tiene conocimientos generales en todas las áreas jurídicas, pero no es experto en la materia. Lo ideal en este caso es contratar un abogado especialista, cuya especialidad debe estar enmarcada dentro del derecho civil. 

Por lo demás, el sistema tributario español, en lo referente a sucesiones y donaciones, dista mucho de ser equitativo e igualitario. Desde Europa ha habido un reciente pronunciamiento en cuanto a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, donde se declara que la regulación a nivel nacional en esta materia contraviene el artículo 63 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. 

Así como también el artículo 40 del Acta sobre el espacio económico europeo. Esto es por establecer diferencias con respecto al trato de las donaciones (tanto en residentes como en no residentes). Es decir, mientras España no se digne a modificar esta injusta normativa, solo quedará una opción. Esta es aceptar dicha situación de la mejor manera, respetando las regulaciones que posea cada comunidad. 

La planificación del abogado especialista 

Cuando se habla de planificar, eso requiere de especialidad. Su oponente es defraudar, lo cual se puede traducir en la falta de experticia y conocimiento. Esta es la diferencia que existe cuando se quiere solucionar la diatriba hereditaria y se acude a un conocedor de la materia. 

Dicha actuación va a redundar en beneficio de los clientes, ya que podrán llegar a conocer que, al poseer una cantidad considerable de bienes, existen muchas maneras de lograr reducir la carga fiscal, aplicable tanto en sucesiones como en donaciones. 

Una de las opciones más expeditas es poder crear una sociedad mercantil, para luego ir incorporando en forma de activos o capital de la sociedad todos aquellos bienes que se quieran heredar. 

Es una opción sumamente viable, ya que las participaciones sociales de sociedades mercantiles a nivel familiar, están bonificadas en su mayoría. Obviamente, es importante conocer que, para poder heredar aplicando específicamente la normativa de una comunidad determinada, es necesario cumplir con una cantidad de requisitos, tales como: un número mínimo de años de residencia, manejando la opción de repartir la herencia entre los familiares de la misma línea sucesora, teniendo en cuenta que, al dividirla, se disminuye la carga impositiva para cada heredero. El encargado en esta materia es el abogado especialista en herencia.

Somos un despacho ubicado en pleno centro de Zaragoza, dedicado a la prestación de servicios jurídicos tanto a particulares como a empresas, disponiendo además de un departamento dedicado a la gestión integral de empresas.