5 factores a tener en cuenta a la hora de redactar un testamento

| |

La planificación de los activos va más allá del objetivo de administrar los activos actuales. La planificación también significa gestionar la voluntad expresada en el testamento

Esta forma de planificación consiste en una serie de acciones legales estructuradas de tal manera que permiten a las personas preservar sus bienes, ejercer control sobre la forma de dividir la propiedad y transferirla a la siguiente generación. 

¿Por qué hacer un testamento?

Muchos todavía creen que la planificación de la riqueza está reservada sólo para los ricos. En realidad, todos los que tienen propiedades o han ahorrado dinero en una cuenta bancaria administran un activo. Estas personas deben administrar su herencia y por lo tanto identificar cómo y a qué sujetos distribuir su riqueza. 

Aspectos a tener en cuenta para hacer un testamento

Lo primero que hay que tener en cuenta es que no todo el mundo puede hacer el testamento. Las personas que no tienen una pena capacidad de obrar quedan excluidas. Un notario elegirá a profesionales que acrediten esta incapacidad.  Por otro lado, también se excluyen los menores de 18 años. 

  1. El testamento es un acto personal

Cada persona deberá tener su propio testamento, incluso en el caso de que dos personas quieran dejarse como herederos realizando el mismo testamento cada uno deberá tener su propio testamento.

Seguramente muchas veces habrás oído hablar de un testamento para los matrimonios, pero en realidad son dos testamentos que utilizan la cláusula socini. Está cláusula permite dejar al otro cónyuge como usufructuario de los bienes en caso de fallecer la pareja.

  1. Delitos al realizar el testamento

El testamento es un acto personal que debe realizarse bajo una supervisión evitando realizarse con cualquier tipo de violencia o coacción. Está totalmente prohibido hacer que una persona firme un testamento. Este tipo de coacción está penado con hasta 6 meses de prisión y además la persona perdería los derechos de herencia.

Al ser el testamento un acto personal la persona no puede ser sustituida.  Incluso en los matrimonios se elaboran dos testamentos, aunque existen principios comunes.

  1. Existen distintos tipos de testamentos

Testamento abierto

Como no todos los testamentos son iguales siempre existe una fórmula que es la más usada, en este caso, se trata del testamento abierto.  este tipo de testamento se realiza ante notario que dará fe de que el proceso es correcto.

Testamento ológrafo

El testamento ológrafo se refiere a un testamento que se escribe de puño y letra. La elaboración del testamento de esta forma hace que este proceso no sea de muchas garantías ya que debe ser redactado por el testador y validado por el notario. En un testamento ológrafo debe constar la fecha en la que se ha hecho. 

Testamento cerrado

El testamento cerrado se realiza acudiendo al notario a otorgar testamento, pero sin que el notario conozca el contenido de este. El riesgo de este tipo de testamento es que el notario no puede aconsejar al testador sobre si el contenido contiene algo que incumpla la ley.

Testamento militar

Este tipo de testamentos está pensado para personas que se vean implicadas en una guerra y que podrán entregar el testamento ante un oficial con categoría, como mínimo, de Capitán. Entonces, este testamento se puede elaborar cuando se está en un peligro próximo, aunque necesita de dos testigos para formalizarlo.

Testamento marítimo

Al igual que el testamento militar, el testamento marítimo puede realizarse de la misma forma ante el Capitán y con la asistencia de dos testigos.

  1. Plazos de validez

Cada tipo de testamento tiene unos plazos tanto a la hora de realizar el testamento como a la hora de obtener los activos. Los plazos deben cumplirse escrupulosamente. 

Si, por ejemplo, realizamos un testamento abierto sin intervención de notario, éste quedará invalidado en el plazo de tres meses después del fallecimiento del testador.

En el caso de un testamento ológrafo debe presentarse ante notario antes de los 10 días.

  1. Reconocer a un hijo en el testamento

Aunque esta es una posibilidad que muy poca gente conoce, en el testamento se puede reconocer a un hijo nacido fuera del matrimonio. De esta forma al crear el testamento para repartir la herencia se puede incluir a este nuevo heredero. Tanto los hijos del matrimonio como los no matrimoniales tienen los mismos derechos ante la Ley. También se puede usar el testamento para desheredar a un hijo.

Mar Lesmes es Licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y abogada en ejercicio por el Ilustre Colegio de Abogados de la misma Comunidad Autónoma.

Posee una amplia experiencia profesional en toda España en las áreas de Derecho de Familia, Hipotecario y Derechos Fundamentales y ostenta el título de Máster en Protección de Datos de Carácter Personal y de Mediación Civil-Mercantil.

Es autora del libro ¡Ponte la Toga! Y soluciona tus problemas legales, de la colección Para Torpes de la editorial Oberon Práctico del Grupo Anaya y ha publicado numerosos artículos para distintas revistas digitales como ejecutivos.es y lawyerpress.com, así como en el blog tengohijos.com.

Ha colaborado semanalmente durante seis años en el programa Hoy en Madrid Fin de Semana de Onda Madrid y ha participado como contertulia en el programa El Canto del Grillo en su espacio En voz Alta de Radio Nacional de España.

Artículos relacionados: