Cómo evitar que poner la vivienda en alquiler sea un quebradero de cabeza: formas de garantizar el pago

| |

A la hora de poner una vivienda en alquiler, es muy importante hacer una buena selección de los futuros inquilinos. Algunas recomendaciones en estos casos es prestar atención a su solvencia económica, identificar estilos de vida con los que te encuentras cómodo y tener una entrevista personal.

Aun así, es imposible garantizar que los inquilinos van a pagar el alquiler, por lo que conviene tomar una serie de medidas que protegen al arrendador y que aseguran el pago de la renta. 

El secreto está en incluir en el contrato de alquiler tantas garantías de pago como sean posibles. A continuación, ¡te lo contamos! 

¿Cómo alquilar tu vivienda de forma segura?

Poner en alquiler tu vivienda ha de ser algo positivo, algo con lo que obtener beneficios extra. Pero siempre hay miedo a impagos, destrozos… En definitiva, a que no sea rentable el alquiler y acabe siendo peor el remedio que la enfermedad. 

Por eso, hay algunas recomendaciones que, si sigues, te aseguran que vas a tener las mínimas preocupaciones. 

Selecciona minuciosamente a los inquilinos

Como hemos comentado brevemente, es fundamental hacer una selección de inquilinos. No te dejes cautivar por una buena primera impresión. Indaga, conoce y estudia correctamente a los futuros inquilinos de tu vivienda. 

Y es que, no solo se trata de que haya mejores o peores candidatos, sino de individuos que se adapten mejor a ti y a aquello que buscas. Por ejemplo, habrá quien se sienta cómodo sabiendo que su vivienda es destino de fiestas nocturnas constantes. Pero ese no será el caso de todos. 

Para conocer a aquellas personas que van a vivir en tu casa puedes estudiar su solvencia económica a través de la estabilidad laboral, su contrato de trabajo y diversas nóminas. También puedes hacer uso de Internet, donde podrás encontrar no solo información laboral, sino que también personal. 

Pide una fianza

Tal y como se contempla en la Ley de Arrendamientos Urbanos, los inquilinos tienen la obligación de aportar una fianza en metálico. Esta será equivalente a una mensualidad de renta. 

De todas formas, siempre puedes aumentar la seguridad con esta fianza, pidiendo dos o más mensualidades. 

Pide un aval

Otra manera de garantizar el pago del alquiler es solicitar un aval bancario o un aval personal. Este documento es un contrato que el banco entrega a favor del solicitante respondiendo ante terceros en una obligación de pago. Se hace uso de ello cuando el inquilino incumple sus obligaciones y no paga el alquiler. 

Contrato de alquiler

Una de las cláusulas del contrato de arrendamiento dice que, de haber un conflicto o impago, se hará caso a la decisión que tome un árbitro imparcial

Pero esto tiene una parte negativa, y es que ninguna de las partes tiene la obligatoriedad de cumplir lo que se establece. 

Contrata un seguro de alquiler

Otra de las medidas que se pueden tomar es la contratación de un seguro de alquiler. Este garantiza el cobro de la renta en caso de haber un impago. 

Entre las ventajas de estos seguros, encontramos que las compañías estudian muy bien al futuro inquilino. Es decir, asegura que los individuos no vayan a ser tan problemáticos como podrían serlo. 

Bienvenido a Casa Singulares,

Nos dedicamos a la compraventa de inmuebles, pero no al uso, si no de inmuebles de lo más peculiar. En la web podrás informárte tanto de los servicios que ofrecemos, como de la disponibilidad de compra de los inmuebles y sus características.

Destacamos por ofrecer un servicio de lo más personalizado y exclusivo, y nos encargamos de todo el proceso, incluso si es necesario del desalojo.

No dudes en contactárnos, estaremos encantados de atenderte. ¡Te esperamos!

LA GESTIÓN DE SU PROPIEDAD ES NUESTRO TABAJO