Buscar artículos

¿Debería poner Invisalign a mis hijos? Ortodoncia invisible para niños

Descubre cuál es el tratamiento de ortodoncia más eficaz y práctico para los más pequeños.

Clinica Dental Monica Montiel Publicado: 26 de abril de 2022

Los brackets metálicos ya no son la primera opción de tratamiento cuando se trata de colocar los dientes de los niños. En 2016, más de cuatro millones de pacientes, de 17 años o menos, fueron tratados con Invisalign. 

Es natural mostrarse escéptico acerca de este revolucionario tratamiento de ortodoncia. Por eso, surge la siguiente pregunta: ¿merece la pena la ortodoncia invisible para niños? Si quieres descubrir la respuesta, en este artículo te contamos cuáles son las características de este tratamiento, beneficiosas tanto para los padres como para los hijos. 

Invisalign es práctico

Los alineadores Invisalign son completamente removibles. De hecho, tus hijos se los quitarán al comer y cepillarse los dientes. El objetivo es usar los alineadores de 20 a 22 horas por día. Es decir, es un tratamiento que permite la adecuada limpieza

Eso deja cierto margen de maniobra, lo cual es genial para los niños. Pueden quitarse los alineadores durante varias horas al día.

Si a tu hijo le gustan los deportes, puede continuar con su rutina normal. Los aparatos tradicionales, que no se pueden quitar, no ofrecen este nivel de comodidad.

Además, ¡tu hijo no tendrá que pasar toda su juventud sin comer palomitas! Y, por supuesto, no nos podemos olvidar de un factor que es especialmente importante para los niños: el nivel de dolor. Invisalign no es tan doloroso como pueden ser los brackets.

Es tan efectivo como los brackets

La ortodoncia invisible para niños es tan efectiva como los aparatos convencionales, siempre y cuando se use correctamente. Puede tratar todos los problemas comunes de ortodoncia. Esto incluye mordidas inferiores, apiñamiento y espacios entre los dientes. Puede tratar casos que van desde leves a graves.

La mayoría de los adolescentes son excelentes candidatos para este tratamiento. La duración promedio del tratamiento con Invisalign es aproximadamente la misma que la de los brackets.

Menos tiempo en el dentista

Los niños y adolescentes tienen una vida más ocupada que nunca. No es raro que participen en múltiples deportes, así como en actividades extracurriculares adicionales.

Puede ser difícil encontrar tiempo para hacer los deberes y a su vez relajarse, y mucho menos para ir al dentista. La ortodoncia invisible para niños es una excelente opción para tratar los dientes de tus hijos porque requiere que pasen menos tiempo en la silla del dentista.

Limpiar los alineadores es simple

Los padres deberían sentirse aliviados al saber que limpiar los alineadores Invisalign es muy sencillo. Tus hijos se quitarán los alineadores mientras se cepillan los dientes y utilizan hilo dental. Después, simplemente hay que cepillar los alineadores con un cepillo de dientes suave y agua tibia.

Invisalign disminuye el riesgo de caries

Una de las ventajas más importantes de la ortodoncia invisible para niños es que ofrece menos riesgo de desarrollar caries que los brackets tradicionales.

Como padre, quieres lo mejor para ayudar a tus hijos a desarrollar una sólida rutina de higiene bucal. Con los aparatos tradicionales, los niños a menudo tienen que usar herramientas nuevas y dedicar más tiempo del que les gustaría a concentrarse en la higiene bucal.

Los brackets presentan un riesgo de caries porque permiten que la comida quede atrapada y hay áreas donde se puede acumular comida difícil de cepillar.

Con Invisalign, tus hijos se quitarán los alineadores cuando coman y se laven los dientes. Aparte de limpiar sus alineadores, no necesitan cambiar su rutina de higiene bucal. Esto alivia el estrés en los hijos y, por supuesto, en los padres.

Invisalign aumenta la confianza

Los padres a veces olvidan lo embarazoso que pueden ser los dientes torcidos para un niño. Desafortunadamente, los brackets metálicos pueden serlo igualmente. 

La ortodoncia invisible para niños elimina el estigma social de tener brackets. Tu niño o adolescente puede quitárselos en cualquier momento, incluso durante esos momentos tan importantes que no quiera “fastidiar” con el aparato puesto (un primer beso, una foto con toda su clase…).

También cabe destacar que tus hijos no tendrán que preocuparse si la comida se atasca en su aparato. 

Clinica Dental Monica Montiel

Boadilla del Monte

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Tu clínica dental de confianza en Boadilla del Monte.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Odontología