¿Cuál es el síndrome de la cabaña?

| |

Para algunas personas, el estado de alarma significo un gran problema en nuestras vidas y, es que confinarnos por tanto tiempo no era común y por ende, lo experimentamos como una gran pesadilla. Incluso, muchas personas experimentaron grandes niveles de ansiedad durante las primeras semanas. Pero, lo curioso de esta situación es que las personas han comenzado a desarrollar un síndrome conocido como “síndrome de la cabaña”. Comprendiendo como cabaña a nuestros hogares actualmente.

¿Qué es el síndrome de la cabaña?

Este síndrome se manifiesta cuando tememos salir a la calle. Nos da temor comenzar a contactar con personas fuera de nuestro hogar, tener que tomar un medio de transporte e incluso relacionarnos con algunos conocidos. Pero, es importante destacar que se trata de una condición psicológica, por lo que no existe una definición oficial acerca de ello. Más bien, se habla de una consecuencia que puede llegar a ser “natural”, debido al tiempo del confinamiento.

Se cree que este síndrome deriva de la “fiebre de la cabaña”. En este caso, nos encontramos hablando de una situación contraria, ya que es una situación donde existe agitación, inquietud y desesperación e incluso en algunos momentos la ira, ante la imposición de que debe permanecer encerrado en un espacio sin libertad de movimiento. 

En algunos casos esto puede ser una reacción normal, pero cuando el confinamiento llega alargarse en situaciones de 50 días o más, podemos utilizar nuestro instinto de supervivencia que nos ayudara adaptarnos con mayor facilidad. Para las personas que viven con este síndrome, es fácil sentirse en un estado de comodidad, confort y tranquilidad, pero con solo imaginar salir al mundo exterior, comienza la ansiedad, irritabilidad y estrés por tener que retomar la vida.

No obstante, las personas que pasan el confinamiento “solas” tienen mayor probabilidad de desarrollar el síndrome de la cabaña. Cuando no se tiene ningún tipo de contacto físico, personal o cercano se puede crear un rechazo hacia las personas, el contacto con los demás y a crear relaciones personales. Además, es importante recordar que la pandemia no ha sido completamente erradicada y un existen factores de riesgo.

¿Qué debo hacer si sufro del síndrome de la cabaña y debo salir?

Lo primero, es que necesitas tener en claro que las salidas deben ser graduales, es decir, necesitaras regularte según tus necesidades y como lo harás. Ahora que existe el permiso para salir y realizar ejercicios, pero dependiendo de horarios, es un buen momento para comenzar a graduar el contacto que tendrás con el exterior. 

Bien sea con el hecho de tener que salir y exponerte al ruido, personas que desconoces, y tener que emplear salidas que te desagradan, será una de las situaciones que debes aprovechar para comenzar a tener contacto con el sol, la naturaleza y facilitar el contacto con el mar.

Me llamo Elena García González y soy psicóloga sanitaria y forense (M-27600).

Puedo recibirte para consulta y terapia en

Móstoles (Pradillo) y Madrid (zona centro)