Buscar

Qué es la criolipólisis y cómo funciona

Te contamos qué es la criolipólisis y cómo ayuda a reducir la grasa corporal.

Despacho López Picón Actualizado: 20 de marzo de 2024 Publicado: 3 de abril de 2023

La criolipólisis, también conocida como “liposucción sin cirugía”, se ha convertido en una técnica popular en la actualidad, ya que permite reducir la grasa localizada en el cuerpo sin necesidad de pasar por el quirófano.

A diferencia de otros tratamientos de pérdida de peso, la criolipólisis se enfoca en áreas específicas del cuerpo donde la grasa es difícil de eliminar a través de la dieta y el ejercicio.

A continuación, te explicamos qué es la criolipólisis y cómo funciona.

Criolipólisis, ¿en qué consiste?

La criolipólisis es un tratamiento de estética no invasivo que se utiliza para reducir la grasa corporal en áreas específicas del cuerpo.

Este procedimiento utiliza enfriamiento controlado para dañar las células grasas, lo que lleva a una disminución de su cantidad en el cuerpo y una reducción en la circunferencia de la zona tratada.

Así pues, la criolipólisis se realiza utilizando un dispositivo que succiona suavemente la piel y la grasa subcutánea de la zona a tratar.

Posteriormente, se aplica enfriamiento controlado a través del dispositivo, lo que provoca una disminución en la temperatura de las células grasas subcutáneas.

Pues, las células grasas son especialmente sensibles a los cambios de temperatura, y el enfriamiento controlado que se aplica durante la criolipólisis provoca su destrucción sin dañar los tejidos circundantes.

Una vez que las células grasas han sido dañadas por el enfriamiento, el cuerpo las elimina de forma natural a través del sistema linfático y el hígado.

Este proceso de eliminación de las células grasas puede llevar varias semanas, y los resultados del tratamiento no son inmediatamente visibles. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los pacientes experimentan una disminución significativa en la cantidad de grasa corporal en las zonas tratadas.

Como vemos, la criolipólisis es una técnica de reducción de grasa muy precisa, ya que permite seleccionar zonas concretas del cuerpo para tratar. Esto la convierte en una opción popular para aquellos pacientes que desean reducir la grasa corporal en áreas problemáticas, como el abdomen o los muslos, entre otros.

Por lo general, la criolipólisis es un procedimiento seguro y no invasivo que no requiere anestesia ni tiempo de recuperación significativo.

Cabe mencionar que los pacientes pueden experimentar algunos efectos secundarios leves, como enrojecimiento, hematomas y hormigueo temporal en el área tratada, estos efectos secundarios suelen desaparecer por sí solos en pocos días.

¿Dónde se aplica la criolipólisis?

La criolipólisis se puede aplicar en diferentes áreas del cuerpo que acumulan grasa de forma localizada. Los lugares más comunes donde se realiza la criolipólisis incluyen:

  • Abdomen: La criolipólisis reduce la grasa abdominal y mejora la apariencia de los músculos del abdomen.
  • Flancos: Los flancos, también conocidos como “manijas del amor”, son otra zona popular para la criolipólisis. Esta técnica se utiliza para reducir la grasa en los flancos y mejorar la silueta del cuerpo.
  • Espalda: Reduce la grasa en la espalda y mejorar la apariencia de la ropa.
  • Muslos: Elimina la grasa en los muslos interiores y exteriores y mejorar la apariencia de los muslos.
  • Papada: Reduce la grasa en la papada y mejorar la apariencia del cuello y la mandíbula.
qué es la criolipólisis

¿Quiénes pueden someterse a la criolipólisis?

A continuación, distinguimos las personas que pueden someterse a la criolipólisis y las que no deberían hacerlo.

Personas que pueden recibir la criolipólisis

  • Personas con grasa localizada en áreas específicas del cuerpo.
  • Personas que han intentado perder peso a través de la dieta y el ejercicio, pero que aún tienen áreas de grasa persistente.
  • Personas que tienen un índice de masa corporal (IMC) saludable.
  • Personas que tienen una piel firme y elástica, lo que puede ayudar a lograr mejores resultados.

Personas que no pueden recibir criolipólisis

  • Personas con obesidad grave.
  • Personas con trastornos de la piel o infecciones en las áreas a tratar.
  • Personas con problemas de circulación sanguínea o linfática.
  • Personas que tienen implantes metálicos en la zona a tratar.
  • Mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Antes de someterte a la criolipólisis, es importante que hables con un profesional capacitado para determinar si eres un buen candidato para el tratamiento. Además, es clave seguir las recomendaciones postoperatorias para garantizar los mejores resultados posibles y minimizar los riesgos de complicaciones.

Profesional
destacado

Ver perfil

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Si eres autónomo o tienes una empresa

Date de alta gratis

Más artículos sobre Belleza