¿Qué son los productos cosméticos orgánicos?

| |

Los productos ecológicos, naturales y éticos son cada vez más apreciados en el comercio de belleza. La cosmética cruelty free es sumamente popular, pero pocas personas conocen los conceptos correctos acerca de ellos. Sin embargo, no debes preocuparte porque en este post te mostraremos los conceptos básicos de las tendencias más escuchadas y utilizadas en el mundo de la cosmética natural.

¿Qué tipos de cosmética existen?

Cuando nos acostumbramos a escuchar las nuevas tendencias y denominaciones acerca de la cosmética y los productos de belleza, siempre nos preguntamos qué significan cada una de ellas. 

Existen diversos tipos de cosmética. La principal y común es la industrial, aunque actualmente podemos encontrar la cosmética orgánica, natural, vegana y biológica, entre otras. Pero, ¿sabes qué diferencia unas de las otras?

¿Qué es la cosmética natural?

Una de las más conocidas es la cosmética natural. Es uno de los conceptos más populares y utilizados actualmente, aunque todavía no termina de aclararse. 

La cosmética natural engloba diferentes cosméticos que utilizan la materia prima original de la naturaleza. Aunque su origen no es totalmente natural, no significa que sean productos procesados o con químicos.

Es decir, existe una gran variedad de productos de cosmética natural que no proceden de una materia prima natural, pero no por ello están procesados o elaborados. Por lo general, este tipo de productos utilizan aceites como karité, coco y oliva, además de cera de abeja, leche y miel.

Así mismo, un producto natural se forma cuando se procesa con elementos respetuosos con el medio ambiente. Es decir, algunos productos pueden llegar a contener “químicos” poco contaminantes que protegerían al producto. 

Cosmética orgánica, ¿qué es?

La cosmética orgánica o ecológica es exactamente lo mismo. Aunque tienen diferentes nombres o denominaciones, ambas hacen referencia a los cosméticos que se elaboran con productos naturales y que se han procesado en base a la agricultura ecológica. 

Para poder considerar que un producto es totalmente ecológico, deben estar producidos con un mínimo de 95% de ingredientes naturales. Todo lo que contenga de elementos químicos u hormonales deberá estar entre el 5% y no más, ya que dejaría de considerarse como un producto ecológico.

También, dentro de esta definición, podemos mencionar a la cosmética bio. Aunque es una etiqueta que puede encontrarse en diversos productos por ser más “llamativo”. Lo cierto es que se trata de un producto biológico que también está exento de aceites minerales y de los derivados del petróleo. Por lo tanto, no tiene conservantes o perfumes sintéticos ni colorantes.

¿En qué consiste la cosmética vegana?

La cosmética vegana es otro tipo de expansión en el mundo de los cosméticos. Como sabéis, el veganismo rechaza cualquier tipo de producto que tenga orígenes de una explotación animal. Aunque muchas personas creen que esto solo se limita a la alimentación, desconocen que también se aplica en otros sectores de nuestra vida. 

En el caso de este tipo de cosmética, solo pueden considerar veganos los productos que no tienen ninguna materia prima proveniente de un animal. Por ejemplo, no contienen cera, miel u otros elementos. Asimismo, tampoco son considerados cosméticos veganos los que han sido testados en animales.

Ventajas de utilizar la cosmética natural y orgánica

Utilizar este tipo de productos puede ofrecernos múltiples ventajas. Entre ellas, podemos enumerar las siguientes:

  • Son menos agresivos: al no elaborarse con ningún producto químico o industrial, tienen un efecto mucho más suave y respetuoso sobre nuestra piel. Por ende, la agresividad de los derivados del petróleo son eliminados. 
  • No producen las típicas alergias: otra gran ventaja de la cosmética natural es que, al utilizarla, no tendremos efectos secundarios. Gracias a que su materia prima principal es a base de origen animal, se disminuye la capacidad de contraer una alergia.
  • Podemos ayudar al medio ambiente: cuando apostamos por cosmética orgánica estamos cuidando al medio ambiente. Debido a que no se utilizan procesos de fabricación y producción de grandes industrias contaminadoras, se reducen los derivados del petróleo, haciéndolo más respetuoso con el ecosistema.
  • Mejores principios activos: otro beneficio de este tipo de cosmética, es que los productos que se utilizan tienen altos niveles de principios activos. Por ejemplo, no se compara el aceite de almendra natural al de un aceite mineral con derivado de petróleo. 

Soy Juana Sustacha. Llevo más de 30 años trabajando en el mundo de la estética y la belleza, tanto en aspectos médicos como de maquillaje.

Patricia González, profesional altamente cualificada, también forma parte del equipo del centro.

Buscamos la armonía y el equilibrio de la piel. Sin aditivos innecesarios, aportando a la piel las sustancias naturales que ya se encuentran en ella.