¿Qué son los masajes drenantes?: la mejor medida preventiva para la retención de líquidos

| |

En muchas ocasiones oímos hablar de la retención de líquidos, pero es un concepto más amplio de lo que se suele conocer. 

En primer lugar, hay que saber que se suele dar por un desequilibrio hídrico entre el agua y el sodio de nuestro cuerpo, por una gran deshidratación, pérdida de sangre o poca toma diaria de agua. 

Aunque nuestro cuerpo es inteligente y sabe cuándo sobra o falta agua, en ocasiones la retención de líquidos es inevitable y esta se manifiesta a través de varios síntomas. 

¿Cuáles son los síntomas de la retención de líquidos?

Es posible que sepas cuándo estás reteniendo líquidos, pero no siempre es así. Es por eso que te vamos a contar, brevemente, cuáles son los síntomas, para que sepas si estás pasando por este desequilibrio. 

  • Hinchazón de manos, abdomen, muñecas, extremidades u ojos
  • Pesadez del cuerpo
  • Aumento de peso sin ninguna razón aparente
  • Cansancio, fatiga y malestar general

¿Cómo eliminar la retención de líquidos? Medidas preventivas

Si estás en una situación de retención de líquidos, te interesa conocer cuáles son las medidas preventivas. Principalmente, encontramos una buena alimentación, beber mucha agua, hacer ejercicio (sobre todo del tren inferior) o hacer uso de algunos fármacos. 

Pero también destacan los masajes drenantes, también conocidos como drenajes linfáticos manuales. Estos ayudan a mejorar el drenaje de fluidos y sustancias de nuestro cuerpo a través de los canales adecuados. 

Masajes drenantes

Los masajes drenantes son muy útiles a la hora de ayudar al sistema linfático. No solo permiten el buen funcionamiento del sistema inmunológico, sino que también eliminan los líquidos acumulados en los tejidos linfáticos, que son los que causan la inflamación. 

Estos masajes son una técnica de masaje manual, y este se lleva con movimientos suaves en direcciones concretas, basándose en la forma del sistema linfático. 

Durante una hora o más se hacen movimientos suaves, lentos y repetitivos. Su efecto es temporal y se tarda varias sesiones en apreciar los resultados, y es por ello que se recomienda hacer unas 10.

Además, estos masajes tienen efectos adelgazantes. Al eliminar los líquidos que no necesita nuestro cuerpo, se reduce el volumen de este. De todas formas, como apenas se da reducción del tejido graso con esta técnica, no es un efecto relevante. 

Los masajes drenantes pueden favorecer a aquellas personas que sienten cansancio en las piernas o hinchazón en estas, y aquellas que tienen varices

Aun así, estos masajes no sustituyen las otras medidas preventivas, como una actividad física moderada, una alimentación equilibrada… En definitiva, es imprescindible llevar un estilo de vida saludable, independientemente de utilizar esta técnica o no. 

Consejos para evitar retener líquidos

Ya hemos mencionado algunos aspectos generales a tener en cuenta para que nuestro cuerpo no produzca retención de líquidos (alimentación, agua, ejercicio). Pero ahora vamos a hablar de cosas que puedes estar haciendo en tu día a día y que te están pasando factura sin que te des cuenta. 

  • Reduce el uso de la sal y de los alimentos con mucho sodio. 
  • Incrementa la ingesta de potasio. 
  • Bebe mucha agua, sea la época del año que sea. 
  • Disminuye los precocinados en tu dieta. 
  • Reduce la ingesta de azúcar. 
  • Utiliza prendas más anchas para dar un respiro a tu circulación. 
  • Deja atrás la vida sedentaria. 

En Miriam Cruz llevamos desde 2017 trabajando al servicio de la belleza. Sentimos que nuestro trabajo contribuye a mejorar tu día a día, haciendo que te sientas bien por dentro y por fuera.

Contamos con un grupo de profesionales en el sector que estarán dispuestos a recomendarte el tratamiento que mejor se ajuste a tus necesidades.

¡Acércate a probar nuestros tratamientos!