Los tratamientos de belleza más antiguos de la historia

| |

La belleza es un concepto social y filosófico altamente estudiado y buscado como objetivo final de muchas culturas y civilizaciones.

A efectos de materializar ese ideal, muchos procedimientos, técnicas y tratamientos que implican diversos materiales, han sido practicados por millones de personas en el mundo.

Retrasar el envejecimiento y realzar cualidades y atributos físicos, han sido objetivos específicos que se buscan alcanzar con todos estos procedimientos que históricamente han puesto en práctica muchas culturas.

El canon de belleza imperante en la época en cuestión, es lo que ha servido de referencia para perfeccionar estas técnicas, por demás curiosas.

Millones de personas dispusieron de lo que tenían a su alrededor para crear los más variopintos modos de realzar atributos físicos.

A pesar de esto, los métodos ideados no son del todo comprensibles a los ojos de la cultura actual, lo cual genera curiosidad e intriga. Estos procedimientos los podemos resumir en períodos históricos.

Tratamientos de belleza en el Antiguo Egipto

La tinción de los labios con un color rojo pasión en las mujeres del Antiguo Egipto, lo alcanzaban a través de la aplicación de elementos como el óxido, la arcilla roja, el bromo y la henna.

Esta mezcla podía resultar tóxica si era ingerida, por lo que, si una mujer pasaba su lengua por sus labios, se vería expuesta a un conjunto de elementos letales para su salud, o si sus maridos o amantes las besaban podían fallecer. Era un verdadero ¡beso de la muerte!

Tratamientos de belleza en la Antigua Roma

La preocupación por la salud dental era algo cotidiano en la Roma Imperial, principalmente en las clases pudientes, tanto por el dolor causado, como por lo antiestético que resultaban las personas con edéntulas.

Por este motivo, basaban la higiene bucal con el orine que recolectaban, ya que el amoníaco que contiene funge como desinfectante; tanto así que los médicos recomendaban la orina de las personas de Portugal, ya que observaban que era la que daba mejores resultados.

Esto hizo que este producto se convirtiera en un lujosísimo suministro, que solo podían costear las familias pudientes.

Tratamientos de belleza en la Edad Media y Moderna

El principal aspecto que buscaban resaltar los nobles de esta época, era la blancura de la piel, lo que hacía creer que las personas con la piel más clara eran los de mayor belleza y de más alta posición social.

Por esta razón, tantos hombres y, principalmente, las mujeres, probaban todo tipo de productos para blanquear la piel.

En esta época se hizo conocidísima la práctica de la bucarofagia, que consistía en ingerir un pedazo de barro de los búcaros, que son recipientes de barro contentivos de varios líquidos, y de esa manera lograban una piel pálida y muy delicada.

Esta práctica que conllevaba riesgos importantes para la salud, se extendió mucho por la sociedad, en especial, entre las mujeres.

Tratamientos de belleza en el Siglo XVIII

En esta época, y con el objetivo de blanquear el rostro e higienizar las pelucas usadas, las mujeres usaban elementos tóxicos como el plomo y el carbonato de calcio.

Estas sustancias usadas por mucho tiempo, terminaban absorbiéndose a través de la piel, lo que ocasionaba importantes problemas de salud, como inflamaciones, calvicie y hasta la muerte por intoxicación (saturnismo).

Tratamientos de belleza en el Siglo XIX y XX

La esbeltez del cuerpo ha sido un patrón de belleza impuesto en este período de tiempo, principalmente entre las mujeres, lo que hizo que se diseñaran dietas cada vez más estrictas.

En Inglaterra, se puso de moda el hecho de ingerir una tenia, parásito intestinal que absorbe buena parte de los nutrientes ingeridos, lo que hacía perder peso rápidamente independientemente de la cantidad de alimento consumido.

Esto provocaba problemas de salud notorios como diarreas, dolores abdominales y otros síntomas que podían llevar rápidamente a la tumba.

Este es un breve resumen de los tratamientos de belleza más antiguos de la historia que a los ojos de un contemporáneo resultan extraños pero que surgieron por la necesidad de las gentes de esa época de resaltar atributos físicos incluidos en un patrón de belleza y status social.

Ka Nani es un centro de estética integral,  un concepto boutique en el que cuidamos al detalle tu imagen y bienestar, por eso trabajamos con productos y aparatología de alta calidad cuya efectividad y seguridad están ampliamente probadas para dar un excelente servicio tanto facial como corporal.

En otras palabras, nuestro objetivo es brindar una atención personalizada e individual a nuestros clientes, para que puedan invertir tiempo en su cuerpo y disfrutar de nuestros cuidados.