Buscar

Fotoenvejecimiento facial: ¿qué hago?

Descubre cuáles son las señales del daño solar, cómo prevenirlo, quién es más susceptible a ello...

Glow Creating Beauty Publicado: 14 de junio de 2022

Los rayos del sol pueden afectar a tu piel. A corto plazo, esto puede significar lidiar con una quemadura solar. Pero también puede haber consecuencias a largo plazo, incluso si no se experimenta la quemadura que comentábamos. 

Y es que el sol envejece prematuramente la piel. A esto se le llama fotoenvejecimiento, y eventualmente esto puede provocar cáncer de piel.

Los dermatólogos se refieren al daño que el sol le hace a la piel con varios nombres, que incluyen fotoenvejecimiento o daño solar. Ocurre cuando la luz ultravioleta (UV) golpea la piel sin protección solar, lo que provoca cambios en el ADN a nivel celular. Debido a que el daño solar ocurre en las capas más profundas de la piel, la dermis, pueden pasar años antes de que el daño salga a la superficie y se vuelva visible.

Además, cabe destacar que el fotoenvejecimiento facial tiene consecuencias, no solo a nivel de salud, sino que además hace que quienes lo sufren parezcan mucho mayores de lo que realmente son. La mayoría de estas personas, si no todas, se arrepienten de no haber utilizado mayor y mejor protección en su rostro a lo largo de toda su vida. 

Por eso, debido al fotoenvejecimiento facial, surgen una serie de inquietudes estéticas: “¿qué puedo hacer si mi piel muestra señales de fotoenvejecimiento?” Estos signos pueden incluir manchas marrones, arrugas, capilares rotos e incluso cambios en la textura de la piel. 

Si quieres saber más acerca del fotoenvejecimiento facial, como cuáles son las claves para reconocerlo y evitarlo, ¡sigue leyendo para no perdértelo! A continuación, te lo contamos.

¿Cuáles son los signos del fotoenvejecimiento facial?

A diferencia del envejecimiento “normal”, que está dictado por la edad y la genética, el fotoenvejecimiento ocurre cuando la luz ultravioleta del sol y/o el bronceado daña permanentemente la estructura de la piel. Para ver la diferencia entre el envejecimiento cronológico y el fotoenvejecimiento, compara la piel de un área de tu cuerpo que no está expuesta al sol con la piel de tu rostro.

Los signos del daño solar, es decir, el fotoenvejecimiento facial, comienzan en la adolescencia hasta principios de los veinte años. Los síntomas incluyen lo siguiente:

  • Arrugas
  • Cambios en la pigmentación como manchas de la edad, manchas hepáticas (lentigos solares) y pecas
  • Pérdida del tono de la piel (disminución de la elasticidad)
  • Textura de la piel áspera y desigual
  • Capilares rotos, generalmente alrededor de la nariz y el pecho
  • Enrojecimiento y manchas

¿Qué causa el fotoenvejecimiento facial?

La radiación ultravioleta provoca cambios en el ADN de la piel, que puede provocar envejecimiento prematuro y cáncer de piel. Hay dos tipos de luz ultravioleta:

  • Luz ultravioleta. Esta forma de radiación solar daña la piel en todos los niveles, desde la capa superficial (epidermis) hasta la dermis. Dentro de esas capas, varias partes de la piel se ven afectadas, incluidas las fibras de colágeno y elastina, que le dan a la piel una tersura y elasticidad juveniles, así como las células epidérmicas y los pequeños vasos sanguíneos llamados capilares.
  • Luz UVB. Este tipo de radiación solar irradia la capa externa de la piel. Los rayos UVB dañan el ADN (más potentemente que los rayos UVA) en la epidermis y pueden causar fotoenvejecimiento, así como la formación de células precancerosas (queratosis actínica).

¿Quién es especialmente susceptible al fotoenvejecimiento facial?

Todo el mundo es susceptible al fotoenvejecimiento, pero la cantidad de daño solar que sufre una persona depende de la cantidad de exposición solar sin protección que haya tenido a lo largo del tiempo, además de su tipo de piel y factores geográficos, incluida su latitud y el clima. 

En general, la piel más clara es más susceptible al fotoenvejecimiento y al cáncer de piel. La piel más oscura también puede sufrir daño solar y desarrollar cáncer de piel, pero el resultado más probable es que la piel desarrolle manchas oscuras desiguales (melasma). 

Los dermatólogos utilizan la escala de Fitzpatrick para determinar el fototipo de la piel (o el color de la piel) y evaluar el riesgo de daño solar:

  • Tipo I: piel pálida, ojos claros, cabello rubio o pelirrojo. Siempre se quema, no se broncea.
  • Tipo II: piel clara con ojos de color claro. Se quema fácilmente pero puede broncearse.
  • Tipo III: piel medianamente clara que inicialmente se quema y luego se broncea.
  • Tipo IV: piel de color marrón claro que se broncea con un mínimo de quemadura.
  • Tipo V: piel de color marrón medio que rara vez se quema.
  • Tipo VI: piel de color marrón oscuro o negro que se broncea fácilmente y nunca se quema.

¿Qué pueden hacer los dermatólogos para tratar el fotoenvejecimiento facial?

Si bien el daño solar o fotoenvejecimiento facial no se puede eliminar por completo, los siguientes tratamientos a menudo pueden ayudar a minimizarlo:

  • Láseres. El rejuvenecimiento con láser fraccional utiliza energía láser para rejuvenecer la piel y minimizar la aparición de manchas marrones y líneas finas, así como mejorar la textura y apariencia de los poros dilatados. Otros láseres, como el láser de colorante pulsado, pueden eliminar los vasos sanguíneos rotos y el enrojecimiento causado por una exposición excesiva al sol. 
  • Peelings químicos. Mediante la aplicación de una sustancia química como el ácido tricloroacético o el ácido glicólico sobre la piel, los dermatólogos pueden eliminar las manchas marrones y las queratosis actínicas y mejorar el tono y la textura de la piel fotoenvejecida.
  • Terapia fotodinámica. Este tratamiento ayuda a eliminar las manchas precancerosas que pueden resultar de la exposición al sol. El médico aplica un medicamento tópico sobre la piel y luego usa una luz fluorescente azul o roja para activar el medicamento, que destruye las células precancerosas, pero preserva las células buenas.
  • Medicamentos tópicos. Se pueden recetar ciertos medicamentos, como un medicamento retinoide tópico (como la tretinoína), para igualar el tono de la piel y tratar la aspereza y las líneas finas que resultan del fotoenvejecimiento.
  • Crioterapia. El nitrógeno líquido a veces se usa para congelar manchas de la edad no cancerosas o queratosis actínicas. Después de unos días, las manchas se oscurecen y se desprenden.

¿Cómo se puede prevenir el daño solar?

Nunca es demasiado tarde para practicar una buena protección solar y así evitar futuros daños por exposición al sol. Los dermatólogos recomiendan usar un protector solar de amplio espectro, que protegerá la piel de los rayos UVA y UVB. Busca un factor de protección solar (FPS) de 30 o superior. Se recomiendan las fórmulas resistentes al agua. Eso sí, vuelve a aplicarla cada dos horas o antes si nadas o haces ejercicio.

Ver Microsite

  • Contactar por correo

Si eres autónomo o tienes una empresa

Date de alta gratis

Más artículos sobre Belleza

Presoterapia: ¿qué es y para qué sirve?

MímateActualizado: 13/03/2024Publicado: 23/01/2024

Acupuntura: qué es y qué beneficios tiene

ESSENCE LLUHÍActualizado: 15/04/2024Publicado: 26/12/2023