La protección solar y la celiaquía son malas para la piel: falsos mitos sobre el cuidado de la piel

| |

Estamos en exposición constante a información acerca de la piel y sus cuidados pero, ¿qué ha pasado por un filtro dermatológico y qué no? Y es que encontramos en nuestro día a día falsos mitos y bulos sobre absolutamente cualquier tema, y los datos sobre la piel no se quedan atrás. 

Pero la piel es algo muy delicado de nuestro cuerpo, con lo que no conviene jugar. Un mal uso de productos o una excesiva cantidad de ellos (o todo lo contrario) puede repercutirnos negativamente. 

Es por ello que, a continuación, te vamos a contar los mitos más conocidos. De esta manera, podrás ignorarlos y seguir con tu vida y con una piel más sana. ¡Sigue leyendo para no perdértelos!

Las causas del acné: chocolate y embutido

El acné se lleva estudiando años y años, y es actualmente cuando se ha destapado que es un proceso más que normal y habitual en la adolescencia. Principalmente, porque es un periodo en el que las hormonas y el crecimiento juegan una mala pasada

Al haber un exceso de grasa (por las hormonas y el crecimiento mencionados), se taponan los poros y surge el acné. De todas maneras, también es un factor muy relevante la genética, puesto que tiene que ver con el sistema hormonal y con la historia familiar de la piel. 

No solo esto, sino que el estrés o algunos elementos en la dieta pueden favorecer el desarrollo de acné grave, pero no son los causantes del mismo. Por ejemplo, pueden potenciar esta afección los alimentos con un alto índice glucémico, como pueden ser la leche y los dulces. 

No es que se trate de productos grasos, como podríamos pensar del chocolate y el embutido, sino que son aquellos con mucho azúcar que pueden aumentar la producción de insulina en el cuerpo. 

Como conclusión, podemos decir que lo ideal es consumir con moderación este tipo de alimentos. En especial, en niños y adolescentes, cuando las hormonas no favorecen la situación. 

La celiaquía empeora la piel

Un mito al que no hay que hacer caso es que la intolerancia al gluten causa problemas en la piel. Esto es algo que no está demostrado, por lo que puedes ignorarlo. 

Aun así, es cierto que hay una enfermedad de la piel que se asocia con la celiaquía, pero es poco común y este bulo no va en esa dirección. En este caso, hablamos de la dermatitis herpetiforme, una enfermedad rara de la piel que provoca picor y ampollas en quien lo padece. 

Pero, respecto a la relación proporcional entre intolerancia al gluten y problemas en la piel, lo único que encontramos relevante es la posibilidad de una malnutrición en el paciente. Es decir, si una persona es celíaca y no se alimenta adecuada y nutritivamente, pueden surgir problemas en la piel, como sequedad, pero en todo caso es por la malnutrición y no por la celiaquía. 

Los productos más caros son los mejores

A menudo, resulta frustrante ver cómo celebridades gastan cientos de euros en cremas que nosotros utilizamos por muchísimo menos. Pero, ¿acaso el precio indica la efectividad de los productos?

Lo cierto es que no, pero las marcas, Internet, los bulos acerca de productos milagrosos y un largo etcétera, fomentan esta falsa creencia de que un producto dermatológico más caro es mejor para tu rostro. 

Esto sucede mucho cuando hablamos de cremas antiarrugas. Al fin y al cabo, una crema de este estilo solo ha de hidratar y proteger del sol, por lo que lo demás posiblemente carezca de base científica.

La protección solar se traduce en falta de vitamina D 

Una de las formas de adquirir la vitamina D es por medio de la luz del sol. Pero últimamente, está presente la creencia de que no conseguimos vitamina D por echarnos crema o protección solar. 

Esto es erróneo, además de peligroso, ya que la protección frente a la luz solar es más que necesaria en el día a día si queremos evitar problemas futuros. 

Centro de Estética y Peluquería en Arganzuela

Vivimos momentos de reencuentro con lo natural

El cuidado de la imagen personal es importante. Encontrarnos bien y guapas nos da optimismo y genera confianza. Y no es una tarea complicada, basta proponérselo y contar con la ayuda adecuada. En el Centro de Estética y Peluquería Artemisa concebimos el cuidado del cuerpo, la salud  y la belleza como un todo integrado. Por eso  usamos cosmética natural y utilizamos tecnologías basadas en  métodos naturales.

Todo desde la experiencia y la vocación por nuestro trabajo