¿En qué zonas puedo aplicar ácido hialurónico y qué resultados tiene?

| |

Cuando sientas que tu piel ha perdido firmeza y empiezan a aparecer arrugas, debes consultar a tu dermatólogo o medico estético sobre las ventajas y propiedades que posee el ácido hialurónico.

Es importante saber que el ácido hialurónico se encuentra en las capas superficiales de nuestro organismo, las cuales conforman nuestra piel. Su función es producir hidratación, ya que está también en lo más profundo de la dermis, logrando captar H2O, por eso se le llama “molécula esponjosa”. 

Con el tiempo, las reservas de este elemento tienden a ser menores y la capacidad orgánica de producir más ácido hialurónico disminuye. Esto ha dado origen a la práctica de diversos tratamientos con esta molécula anti edad, cuyo uso se ha extendido en medicina facial y estética para corregir arrugas, volúmenes, carencia de luminosidad y líneas de expresión. 

Las inyecciones de ácido hialurónico 

Es necesario que cada paciente conozca las zonas del cuerpo donde es posible aplicar inyecciones de ácido hialurónico. Esta sustancia tiene la posibilidad de ser aplicada en cualquier zona de la piel que requiera mejor hidratación, su finalidad es lograr un efecto lifting, sin necesidad de acudir al quirófano. 

Además, su uso es frecuente para lograr mejorar el ovalo facial, así como resaltar el aumento de labios y pómulos. Existen zonas comunes y básicas donde se aplica con mayor frecuencia el ácido hialurónico. Estos lugares son:

  • En el rostro, a nivel de las arrugas en la frente. 
  • En las ojeras, para aminorar las frecuentes bolsas. 
  • En la zona ocular para retensar su estructura. 
  • En el surco nasogeniado, para atenuar la flacidez alrededor de la boca. 
  • En los pliegues de marioneta. 
  • Para lograr la retención del ovalo facial. 
  • A los fines de mejorar la proyección de unos labios que están envejecidos e igualar los niveles en el área de la nariz.

La utilización del ácido hialurónico, aplicado como sustancia inyectable, tiene una relevancia muy importante dentro de la medicina estética y en el ámbito de la belleza. 

También es muy usado en la especialidad traumatológica, por los beneficios que proporciona a través de las infiltraciones a personas con problemas en las rodillas. 

Como producto orgánico, el ácido hialurónico se encuentra habitualmente en la mayoría de los tejidos y órganos del cuerpo humano, así como también en los cartílagos y el líquido sinovial que están presentes en las articulaciones. 

En la actualidad, este tipo de molécula es muy aplicada por su óptimo rendimiento y debido a su acción humectante y rellenadora en el tratamiento de la artritis reumatoide. 

¿Cuál es la edad ideal para la aplicación del ácido hialurónico? 

Los profesionales en la materia consideran que, como el ácido hialurónico se trata de una molécula de origen natural, que además forma parte de nuestro organismo, no existe una edad determinada en cuanto a su aplicación. 

Esto significa que el tratamiento se puede usar a cualquier edad y sin distinción de sexo, ya que el desempeño de su función es válido para cualquier persona que lo requiera. 

Uso y propiedades del ácido hialurónico 

El ácido hialurónico como sustancia natural está presente en algunos órganos de nuestro sistema corporal. Una de sus propiedades más resaltantes es tener la facilidad para atraer y retener el agua, generando que los tejidos se mantengan en óptimas condiciones. 

Cuando la acción de las toxinas y radicales libres afecta dando lugar al envejecimiento, su producción se minimiza y la piel pierde elasticidad tornándose flácida, esto da cabida a las líneas de expresión. 

Igual ocurre con las articulaciones, ante un dolor a nivel óseo que causa roce entre ellas. Por ello, se afirma que, a los 50 años, el organismo solo preserva un 50% de ácido hialurónico. 

La medicina estética valora el beneficio que esta sustancia produce, ya que su uso se ha extendido en diversidad de tratamientos y terapias dentro de la medicina regenerativa, a la par de la ciencia médica. 

Clases de ácido hialurónico 

Muchos productos que existen en el mercado tienen como componente el ácido hialurónico, el cual ayuda en la formación de colágeno. Las clases de ácido hialurónico más conocidas son: 

  • Reticulado: tiene forma de gel, mantiene la estabilidad (6 a 9 meses).
  • No reticulado: es líquido, preserva su estabilidad durante 3 meses.