¿Por qué deberías hacerte una pedicura? Los 18 beneficios

| |

Hay una gran cantidad de tratamientos estéticos que tienen como finalidad hacernos lucir mejor y sentirnos mejor con nosotros mismos. Seguramente hayas oído hablar de infinidad de tratamientos faciales y corporales. Pero, ¿y de los pies?

Los pies, aunque no debería, son una parte que pasa desapercibida cuando nos cuidamos. Entre los tratamientos que ponen el foco en esta parte del cuerpo, encontramos la pedicura

Pero, ¿qué es exactamente la pedicura? Si quieres descubrir más, ¡sigue leyendo para no perdértelo! A continuación, te lo contamos. 

La pedicura

La pedicura es un tratamiento cosmético que se encarga de las afecciones cutáneas de los pies, aunque también es un procedimiento superficial. Es decir, si bien es cierto que en este procedimiento se cuidan las uñas de los pies, también se hace un tratamiento integral esta parte del cuerpo. 

Para ello, se lleva a cabo una evaluación de las uñas, así como de la piel. Se observa la longitud de las uñas, también su forma, el estado de la cutícula, el color de la piel y las uñas, el estado de la circulación y un largo etcétera.

Y, ¿cuál es el objetivo de la pedicura? Hemos comentado que la pedicura es un tratamiento estético, pero va mucho más allá. La finalidad es limpiar profundamente los pies, pero también hidratarlos correctamente. 

Historia de la pedicura

Si atendemos a la etimología de la palabra “pedicura”, encontramos “pie” y “cura” lo que nos lleva a un literal “cuidado del pie”. Hay quien cree que este tratamiento es algo reciente, pero nada más lejos de la realidad. 

Buscando el origen de la pedicura, nos remontamos a hace más de 4000 años, concretamente en el sur de Babilonia, donde los nobles ya se hacían manicuras y pedicuras utilizando herramientas de oro macizo. 

Posteriormente, en el 3000 a.C., en China, ubicamos el comienzo del uso de esmaltes de uñas, el cual indicaba estatus social.

Además, se sabe que otros referentes de la manicura y pedicura son los egipcios, puesto que se puede ver en la tumba de un faraón. Esto se debe a que cuidaban mucho tanto sus piernas como sus pies. Ellos también utilizaban colores en las uñas, sobre todo rojo (como Cleopatra, demostrando una clase social elevada) y rubí (como Nefertiti). 

Por último, pero no por ello menos importante, en el antiguo Egipto y en la antigua Roma, los militares se pintaban las uñas. Tenían la finalidad de que coincidiera con sus labios antes de acudir a las batallas. 

Los beneficios de la pedicura

Como podrás ver, si la pedicura se ha llevado a cabo durante miles y miles de años, por alguna razón será, y no solo estética. Entonces, ¿cuáles son los beneficios de someterse a estos tratamientos estéticos?

  • Es un tiempo para ti, para relajarte, mientras te cuidan a ti y a tus pies. 
  • Mejora la textura de la piel. 
  • Tu estado anímico se verá favorecido. 
  • Libera toxinas del cuerpo. 
  • Drena los líquidos retenidos. 
  • Desinflama el área. 
  • La circulación sanguínea mejora con los masajes. 
  • Mejora la oxigenación del cuerpo. 
  • Evita las uñas encarnadas.
  • Hidrata la piel. 
  • Embellece los pies. Aunque es el motivo principal por el que muchas personas se hacen una pedicura, lo cierto es que no es la más relevante. 
  • Todo el cuerpo lo agradece. Cuando cuidamos una parte del mismo, el resto se ve beneficiado, así como nuestra mente. 
  • Previene la malformación de las uñas. 
  • Previene las callosidades. 
  • Impide el envejecimiento del área tratada. 
  • Previene las grietas en los pies. 
  • Reduce el estrés. 
  • Evita potenciales infecciones. 

Como hemos visto, hay numerosos aspectos positivos para nuestros pies cuando llevamos a cabo una pedicura. Y lo mejor es que es algo que todo el mundo puede hacerse, independientemente de la edad, el sexo o condición. 

Entre todas las ventajas existentes, cabe destacar que previene posibles afecciones en los pies, como pueden ser:

  • Talones agrietados y resecos, que suelen tener lugar en épocas calurosas. Las grietas, sobre todo si son profundas, pueden llegar a doler al andar.
  • Callos, que las forman un exceso de piel y células muertas que han sido creadas por nuestro cuerpo para proteger las rozaduras y la presión del pie. 
  • Sudoración excesiva, también llamada hiperhidrosis, que tiene como consecuencias la irritación del pie y el mal olor.  
  • Pie de atleta, que son hongos en los pies por mucha sudoración y humedad. 
  • Hongos en las uñas de los pies, que reciben el nombre de onicomicosis, las cuales se vuelven amarillas y se pueden romper. 
  • Uñas encarnadas, que son las uñas que se clavan en el dedo por haber sido cortadas incorrectamente. 

Tipos de pedicura

Si ya te has decidido por hacerte una pedicura, has de conocer qué tipos hay. Son tres: regular, spa y piedra, y se diferencian en su forma de proceder. En función de cuál elijas, el tiempo, precio y procedimiento, será diferente, puesto que cada uno es más complejo que el anterior. 

Pero, de forma general, una buena pedicura profesional puede durar entre 60 y 90 minutos. También es relevante que hay algunas que se pueden hacer a domicilio, mientras que en otros casos es imposible. 

Pedicura regular

Esta se deshace de la piel muerta, además de algunas afecciones de la piel. Por ejemplo, callos y callosidades. Es una manera de prevenir posibles enfermedades de las uñas, como las encarnadas. 

La pedicura regular consiste en remojar los pies en agua caliente, junto a sales, y frotar posteriormente los pies con una piedra pómez para eliminar las pieles muertas del área

Finalmente, se aplica una crema hidratante y se extiende por la parte baja de la pierna y el pie, haciendo un masaje. 

Pedicura spa

La pedicura spa es un tratamiento estético más extenso y, por tanto, más caro, que el anterior. El procedimiento es diferente: los pies se sumergen en cera de parafina, dejando que esta se enfríe para, más tarde, desechar el producto. 

Al igual que la pedicura regular, el objetivo es eliminar la piel muerta. También se humedecen los pies y se masajean. 

Pedicura de piedra

Esta, al contrario que las anteriores, busca relajar los músculos a la vez que se ejercitan. Es un tratamiento en el que se utilizan piedras calientes, frotando por debajo de los pies para relajarlo. Además, el masaje que se lleva a cabo suele ser con aceites esenciales y no con cremas hidratantes. 

Ka Nani es un centro de estética integral,  un concepto boutique en el que cuidamos al detalle tu imagen y bienestar, por eso trabajamos con productos y aparatología de alta calidad cuya efectividad y seguridad están ampliamente probadas para dar un excelente servicio tanto facial como corporal.

En otras palabras, nuestro objetivo es brindar una atención personalizada e individual a nuestros clientes, para que puedan invertir tiempo en su cuerpo y disfrutar de nuestros cuidados.