Tratamiento psicológico de la infertilidad

| |

No cabe duda de que la ayuda y asistencia psicológica durante los procesos de infertilidad pueden insuflarles positividad, reforzar conductas, mejorar nuestro estado de ánimo y hasta aliviarnos en momentos de dolor y/o tristeza.

No hace muchos años, este servicio estaba vilipendiado y era observado desde fuera como una ciencia cercana a la psiquiatría. Y a pesar de que eso es muy cierto, los acercamientos y postulados de una y otra son sencillos de diferenciar. En cualquier caso, el fin que persiguen unos y otros es el mismo: ayudar a mejorar la calidad de vida del paciente.

Dentro de los distintos tratamientos que los especialistas en psicología han desarrollado y puesto en práctica hay algunos que se han asentado tras demostrarse su beneficio mientras que otros continúan bajo la lupa al no haberse determinado, todavía, su éxito.

Uno de esos procedimientos o terapias tiene que ver con la infertilidad.

¿Qué es el tratamiento psicológico de la infertilidad?

A pesar de las ganas y los esfuerzos que ponen las personas a la hora de procrear, en ocasiones se encuentran con la imposibilidad de lograrlo. Con pruebas se determina que no son fértiles y que, por tanto, no podrán cumplir con su anhelo de crear vida.

Como resultado suele aparecer la frustración y los pensamientos negativos que por lo general resultan muy complicados de superar, pero la psicología pone de su parte para tratar de cambiar esa mentalidad y, aunque no está demostrado científicamente, lograr revertir la situación.

Se han dado casos de personas declaradas infértiles que con tratamiento psicológico han conseguido tener descendencia. Es complicado establecer la razón o razones exactas por lo que eso ha ocurrido, al menos la psicología no ha sido capaz de exponerlo de momento, pero sí aseguran que este tipo de terapias pueden servir de utilidad.

Para ello exponen que existe una relación convincente entre el estado de ánimo y la capacidad reproductiva. En otras palabras: hay determinadas situaciones que pueden estar imposibilitando la procreación. Por ejemplo: algunos especialistas afirman que el estrés, que afecta a una región del cerebro en donde se encuentra el hipotálamo, reduce un 29% la fertilidad.

Esa ansiedad emocional puede causar problemas en la menstruación, así como modificar el tránsito de óvulos a través de las trompas de Falopio.

 Con todo, de momento no se pueden categorizar estas teorías y si bien es evidente que la infertilidad puede causar problemas psicológicos, todavía se está estudiando si algunas condiciones en la mente pueden provocar infertilidad.

La psicología como refuerzo

Mientras tanto, la psicología sigue trabajando en ayudar a los pacientes, especialmente en las situaciones de estrés que provoca en las personas con problemas de fertilidad el no lograr procrea. Algunos estudios arrojan unos resultados esperanzadores, que indican que más de la mitad de los pacientes que recibieron apoyo psicológico durante los tratamientos de fertilidad lograron su objetivo, lo que refuerza el tratamiento psicológico de la infertilidad.

Este soporte es muy importante, puesto que, como señalamos, la frustración, los pensamientos negativos y depresión suelen aparecer cuando no se consiguen resultados a corto plazo. La ayuda a nivel emocional y psicosocial, que puede producirse en pareja, ayuda a que esa unión permanezca fuerte durante un proceso para el que no todos están preparados.

Mi manera de abordar el trabajo terapéutico, después de años de práctica, consiste en elegir y aplicar la mejor técnica para crear las condiciones que hagan posible el cuidado, asumiendo que quien lidera y genera tal proceso es el propio paciente. Tengo la firme creencia de que dentro de cada persona existe un espacio sagrado y puro donde se encuentra el sanador perfecto y que mi presencia ayuda a encontrar el camino que conduce hacia él. En este viaje, que transcurre paso a paso, encontrarás herramientas, procedimientos y nuevos patrones que te permitirán llegar a tu centro, en tus propias y más genuinas soluciones.

Artículos relacionados: