Buscar artículos

¿Es un niño desobediente o sufre el Trastorno de Oposición Desafiante?

Centro Psicologia Estrella Publicado: 8 de febrero de 2022

Los niños y adolescentes presentan, en algunas ocasiones, trastornos de la conducta. Estos son alteraciones en las emociones y en los comportamientos que pueden traducirse en actitudes nocivas, tanto para ellos como para el entorno. 

Hay diferentes tipos, como pueden ser:

  • Trastorno explosivo intermitente
  • El trastorno de la personalidad antisocial
  • Trastorno negativista desafiante
  • Otros trastornos disruptivos, como la cleptomanía o piromanía

En este artículo, ponemos el foco en el trastorno negativista desafiante, también conocido como trastorno de oposición desafiante, en niños y adolescentes. Si quieres descubrir en qué consiste, cuáles son los síntomas y causas…, ¡sigue leyendo para no perdértelo! A continuación, te lo contamos. 

El trastorno oposicional desafiante

Este trastorno se puede reconocer por sus siglas TOD, ODD en inglés (Oppositional Defiant Disorder). Es un trastorno conductual por el cual los niños y adolescentes que lo sufren se enfrentan a las figuras de autoridad continuamente. 

Podríamos decir que los niños con TOD son desobedientes, rencorosos, vengativos, impulsivos… Y, por lo general, son incapaces de llevarse bien con compañeros, familiares u otros adultos. 

Lo más habitual es que el TOD se diagnostique cuando el niño o adolescente se muestra muy agresivo con el resto de personas, incumple las normas repetidamente (las reglas en general, pero también las normas sociales y en el colegio)… Las violaciones de las reglas pueden tener consecuencias leves (castigos en el centro de estudios) o más graves (quebrantar la ley, lesiones). 

Los síntomas del TOD

A menudo, es difícil diferenciar cuándo un niño tiene TOD y cuándo su personalidad es fuerte. Por eso, es importante conocer los síntomas, pero no solo los conductuales, sino también los síntomas físicos, cognitivos y psicosociales. 

Síntomas conductuales

  • Berrinches continuos
  • Desobediencia a adultos o figuras de autoridad
  • Habilidades sociales inadecuadas
  • Incumplir las normas o peticiones
  • Molestar a otros a propósito
  • Culpar a los demás de los errores que ha cometido
  • Valores como el rencor y la venganza
  • Agresividad hacia otros
  • Ataques de ira constantes
  • Decir insultos o palabrotas, malas palabras en general
  • Decir cosas hirientes
  • Aislamiento
  • Abuso de drogas y/o alcohol
  • Dificultad para hacer amigos y conservarlos
  • Destruir las relaciones a propósito

Síntomas físicos

  • Dolores de cabeza persistentes
  • Tensión muscular
  • Presión arterial alta
  • Ritmo cardiaco elevado
  • Lesiones físicas por la violencia ejercida

Síntomas cognitivos

  • Dificultad para concentrarse
  • Incapacidad para controlar los impulsos
  • Dificultad para tomar decisiones

Síntomas psicosociales

  • Mal humor
  • Baja autoestima
  • Frustración constante
  • Agitación extrema
  • Resentimiento y hostilidad
  • Actitud negativa persistente
  • Sentimientos de contrariedad
  • Ideas suicidas

Pero, ¿cuáles son las causas del TOD?

Aunque lo importante del trastorno de oposición desafiante es conocer sus síntomas y cómo tratarlo, también es interesante el por qué ocurre. Es decir, ¿cuáles son las causas del TOD? 

Es complicado estudiar este trastorno, puesto que no hay unos límites claros entre lo que la sociedad acepta y lo que se convierte en un problema de conducta. Por ello, es difícil saber a ciencia cierta cuántos niños y adolescentes sufren el trastorno de oposición desafiante. Así como se vuelve complejo establecer el motivo por el que lo sufren. 

De todas maneras, el trastorno de conducta se asocia con estos factores:

  • Pobreza
  • Maltrato infantil
  • Conflictos familiares
  • La genética
  • Consumo de drogas o alcohol por parte de los padres

Otros trastornos con los que se relaciona el TOD

Es importante diagnosticar el trastorno de oposición desafiante, ya que este puede ir de la mano de otros, como la depresión o el trastorno bipolar

Depresión en niños y adolescentes

La depresión es un problema de salud mental grave que se caracteriza por sentimiento de tristeza perseverante, pérdida de interés, irritabilidad, ira… Este trastorno afecta a todos los ámbitos de la vida diaria, puesto que altera las emociones y provoca daños funcionales y físicos. 

Algunos de los síntomas de la depresión son:

  • Cansancio
  • Falta de energía
  • Irritabilidad
  • Estado de ánimo bajo
  • Cambios en el apetito
  • Sentimiento de inutilidad
  • Odio a uno mismo
  • Culpa
  • Dificultad para concentrarse
  • Inactividad
  • Desesperanza
  • Sentimiento de abandono
  • Pensamientos repetitivos sobre la muerte o el suicidio

Trastorno bipolar en niños y adolescentes

El trastorno bipolar se basa en cambios drásticos en el estado de ánimo y el comportamiento. Este trastorno está formado por episodios maníacos y depresivos

Los primeros son aquellos en los que los niños y adolescentes se encuentran con mucha energía y considerablemente más activos de lo habitual. Por el contrario, el episodio depresivo consiste en periodos de tristeza profunda y con poca actividad. 

Los los síntomas de la manía en la bipolaridad son:

  • Mucho optimismo, nerviosismo y tensión
  • Aumento de la energía y actividad
  • Sensación exagerada de bienestar
  • Considerable confianza en sí mismo
  • Poca necesidad de dormir
  • Muy hablador
  • Distracción
  • Superposición de ideas constante
  • Impulsividad, tomando riesgos peligrosos

En los episodios depresivos encontramos los mismos síntomas que hemos mencionado en el apartado previo sobre la depresión en niños y adolescentes. 

Centro de psicología integral en zona Retiro, Madrid.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Psicología