Buscar artículos

¿Es estrés o ansiedad? ¡Te lo contamos!

El estrés lo causa un factor estresante, mientras que la ansiedad es el estrés que perdura cuando desaparece el factor estresante.

Jesus Lucas Psicologia Publicado: 8 de abril de 2022

Dos palabras que escuchamos a menudo como si fueran sinónimos son “estrés” y “ansiedad”. Aunque la motivación de cada una y las consecuencias pueden coincidir, lo cierto es que no son exactamente lo mismo. 

Si quieres descubrir qué es estrés y qué es ansiedad, y en qué se diferencian, ¡sigue leyendo para no perdértelo! A continuación te lo contamos. 

¿Qué es estrés?

El estrés es la respuesta de nuestro cuerpo a la presión. Muchas situaciones diferentes o eventos de la vida pueden causar estrés. Se puede desencadenar cuando experimentamos algo nuevo, inesperado o que amenaza nuestros sentidos, o cuando sentimos que tenemos poco control sobre una situación.

Todos lidiamos con el estrés de manera diferente. Nuestra capacidad para hacer frente al mismo puede depender de nuestra genética, los eventos que hayan tenido lugar en nuestra vida, la personalidad, así como las circunstancias sociales y económicas.

Cuando nos encontramos con el estrés, nuestro cuerpo produce unas hormonas del estrés que desencadenan una respuesta de lucha o huida, activando nuestro sistema inmunológico. Esto nos ayuda a responder rápidamente a situaciones peligrosas.

La respuesta al estrés puede ser útil: nos puede permitir superar el miedo o el dolor para que podamos correr una maratón o dar un discurso, por ejemplo. Las hormonas del estrés vuelven a la normalidad rápidamente tras terminar el evento estresante, y no habrá efectos duraderos.

¿Qué es ansiedad?

El miedo es parte de la vida. Todo el mundo conoce este sentimiento. Nos protege en algunas situaciones e incluso puede salvar vidas.

Sin embargo, un trastorno de ansiedad no es un miedo a una amenaza real, como el estrés. Los afectados tienen una ansiedad excesiva o miedo a cosas y situaciones que otras personas encuentran normales.

Los trastornos de ansiedad pueden ir acompañados de signos físicos de ansiedad como taquicardia, sudoración, temblores, dificultad para respirar, náuseas, opresión en el pecho y mareos.

Hay diferentes tipos de trastornos de ansiedad, y los más comunes son:

  • Trastorno de pánico: ataques repentinos de miedo, miedos extremos como a la muerte o ataques de pánico, que suelen durar unos minutos.
  • Agorafobia: miedo a los espacios estrechos, a las multitudes y a los espacios abiertos.
  • Trastorno de ansiedad generalizada: temores y preocupaciones duraderos que provocan tensión, inquietud interior y nerviosismo.
  • Fobia social: miedo a ser juzgado negativamente por otras personas.
  • Fobia específica: miedo a cosas o situaciones particulares que no son inherentemente peligrosas, como arañas o volar.

¿Estrés o ansiedad? Los síntomas

Para concluir qué quiere decir estrés y qué significa ansiedad y proceder a explicar los síntomas de cada uno, vamos a hacer un muy breve resumen, de la mano de un ejemplo. La causa del estrés es la presencia de un factor estresante, por ejemplo, un examen. Mientras que la ansiedad es el estrés prolongado cuando ha desaparecido el factor estresante, es decir, después de haber terminado el examen. 

Hay una serie de síntomas del estrés, como son:

  • Dolores en diferentes partes del cuerpo.
  • Dolor en el pecho o sensación de que el corazón se acelera.
  • Cansancio o dificultad para dormir.
  • Dolores de cabeza, mareos o temblores.
  • Alta presión sanguínea.
  • Tensión muscular o en la mandíbula.
  • Problemas estomacales o digestivos.
  • Problemas para tener relaciones sexuales.
  • Sistema inmunológico débil.

Este estrés, junto a sus síntomas, puede desembocar en ansiedad, que tiene otros síntomas además de los ya mencionados. Los síntomas mentales son:

  • Pensamientos acelerados.
  • Pensamiento excesivo incontrolable.
  • Dificultades para concentrarse.
  • Sentimientos de pavor, pánico o «muerte inminente».
  • Sintiéndose irritable.
  • Mayor alerta.
  • Problemas con el sueño.
  • Cambios en el apetito.
  • Querer escapar de la situación en la que se encuentra.
  • Disociación.

Entre los síntomas físicos están:

  • Sudor.
  • Respiración pesada y rápida.
  • Sofocos o rubor.
  • Boca seca.
  • Sacudida.
  • Pérdida de cabello.
  • Latidos cardíacos acelerados.
  • Cansancio extremo o falta de energía.
  • Mareos y desmayos.
  • Dolores de estómago y enfermedades.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

https://psicologiaenbilbao.es

Somos un centro de psicologia de referencia en Bilbao,llevamos terapia con Adultos infantil y juvenil,además de estar especializados en terapia de pareja. te ayudamos a mejorar en lo emocional, superar los conflictos y alcanzar metas. Trabajamos la psicologia desde el corazón para ti y los tuyos.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Psicología