TCA, ¿qué es? Causas, síntomas y tratamientos

| |

Es probable que en alguna ocasión hayas escuchado hablar de los TCA. Quizás no hayas reparado en su significado o simplemente lo has olvidado, pero esas siglas responden al Trastorno de Conducta Alimentaria. Recuperado este término en tu memoria, o siendo la primera vez que lo lees, seguro que has asociado rápido los TCA con enfermedades como la bulimia o la anorexia.

Efectivamente, estas alteraciones en los comportamientos a la hora de comer son más habituales de lo que creemos y muchas personas han sufrido o sufren las desagradables consecuencias. También, aunque se hable menos de ellos, existen los que se refieren al exceso de consumo de alimentos, que en este caso sería una alteración compulsiva.

Existen claras diferencias entre la anorexia y la bulimia. En la primera, la persona que sufre este TCA opta por no ingerir alimentos, o no los necesarios, con el fin de mostrar una figura extremadamente esbelta. En el segundo caso, se produce una ingesta normal de alimentos, pero después se produce a expulsarlos mediante vómitos provocados o bien con el uso de laxantes.

Causas

Los estudios realizados no han sido, por el momento, capaces de determinar la razón por la que se producen los trastornos de bulimia o anorexia. Parece evidente que existe un componente psicológico relacionado con la estética y la belleza – mal entendida – que lleva a quien padece esta enfermedad a no sentirse bien con su físico e incluso a verse gordo.

También se pueden reproducir, los TCA, por cuestiones de falta de confianza y problemas de autoestima, presión familiar o social, la búsqueda de la perfección o hasta una visión cultural borrosa. En el caso del consumo compulsivo de alimentos, la ansiedad es un factor que apoya y sustenta este tipo de conductas con las comidas.

Síntomas

Cada TCA cuenta con síntomas diferentes, que también pueden variar en función de quien lo sufre. Pero es posible aglutinar algunos elementos comunes y característicos de los pacientes con estos desequilibrios en sus conductas: depresión, práctica compulsiva de ejercicio físico, caries en los dientes, la necesidad de acudir al cuarto de baño tras la ingesta y el uso, en ocasiones abusivo, de pastillas o compuestos farmacológicos laxantes.

Tratamientos

El diagnóstico del paciente correrá a cargo de un especialista, quien se encargará de analizar y decidir qué pasos se tienen que dar en lo sucesivo. Normalmente, dentro de ese proceso se contempla un seguimiento minucioso de las ingestas de comida, así como de las conductas relacionadas con las mismas.

En casos en los que la TCA se encuentre en una estadía avanzada, y un tratamiento ligero no pueda ser suficiente, lo recomendable será el internamiento en un centro especializado en el que se procederá a ofrecer apoyo psicológico para combatir y superar el trastorno.

Centro de psicología integral en zona Retiro, Madrid.

Artículos relacionados: