¿Qué es una persona PAS?

| |

Antes de la pandemia y después de ella, en el mundo científico y comunicacional han surgido diversos conceptos que, de alguna manera, han logrado insertarse en el campo de las emociones y uno de ellos es el rasgo PAS (Personas Altamente Sensibles). 

Para explicar este tema, es importante conceptualizar cómo se define un rasgo de personalidad. Cuando se habla de los rasgos, debemos remontarnos a Hipócrates, quien fue el primero en atreverse a plantear la primera teoría relacionada con los rasgos, o como él la llamó, sobre “los temperamentos”. 

Un rasgo se define como: “la tendencia de un individuo a comportarse de una manera consistente en muchas situaciones distintas”. O se conceptualiza también como: “la disposición o tendencia latente para comportarse de una manera concreta, que solo se manifiesta en las situaciones apropiadas”. 

Es importante acotar que las tipologías y teorías de los rasgos de personalidad, son muy disimiles y controvertidas a través de la historia. Pero ¿Qué referencia tiene el rasgo PAS?, que ya tiene la propiedad de aparecer en libros, artículos y conversaciones de muchos medios de comunicación. 

Uno de los promotores de este término fue la doctora Elaine Aron quien, mediante investigaciones, contando con la ayuda su marido Arthur Aron, llegó a la conclusión de que 20% de la población son seres altamente sensibles. 

¿Cómo se define la alta sensibilidad? 

De acuerdo con los Aron, la alta sensibilidad se presenta en aquella persona que posee un sistema neurosensorial más desarrollado que las otras, esto significa que la persona con esta peculiaridad recibe proporcionalmente mayor información sensorial simultánea, que otra poseedora de una sensibilidad media. 

Esta información que conduce a las personas altamente sensibles a evaluar su proceso, pudiera dar lugar a una saturación sensorial, donde se llegarán a dar situaciones de delimitación o bloqueo en esa persona de manera importante, como, por ejemplo, un estrés crónico incapaz de controlar o patologías asociadas a la saturación sensorial. 

Para los autores, la alta sensibilidad tiene carácter hereditario, llegando afectar a 2 de cada 10 personas, sin distinción de género. Aclarando de que es un rasgo de personalidad que no tiene connotación ni positiva, ni negativa. 

Esto significa que no es una patología ni un trastorno, tampoco un don o una etiqueta, simplemente es una característica de la personalidad, con frecuencia relativa dentro de la población general, con la que se nace y se desarrolla a lo largo de la existencia.

Para lo cual necesitamos algunas herramientas que logren elevar la calidad de vida de las personas PAS, evitándoles el sufrimiento que, en ocasiones, genera el entorno, por la sencilla razón de haber nacido altamente sensible. 

Esta situación conduce al poco entendimiento de lo que el PAS significa, ya que este no equivale directamente a sufrir de manera constante a lo largo de la vida, pero sí hay que entender que, en muchas ocasiones, esta característica de personalidad genera un sentimiento de manera más intenso. 

Según la tesis o teoría de la Dra. Aron, para catalogar a alguien como PAS, es necesario unificar 4 pilares base, los cuales reciben el nombre de “D.O.E.S.” cuyas siglas significan: Deep processing, Overstimulation, Strong Emotions y Sensitive to subtleties. 

Pilares del rasgo PAS

Los 4 pilares que identifican a un individuo como PAS son: 

  1. Una persona con elevada sensibilidad no tiene la posibilidad de procesar la información recibida, sino de una manera intensa y profunda, por ello, reflexiona mucho acerca de los temas genéricos, dándole muchas vueltas para lograr una mayor comprensión. 
  2. La persona con alta sensibilidad muchas veces se satura y se siente sobre estimulada cuando requiere procesar mucha información, ya sea esta emocional o sensorial. Esto se debe a que la persona PAS tiene un sistema neurosensorial mucho más fino de lo normal, esto le permite recibir mayor cantidad de información que una persona que no es PAS. 
  3. La persona PAS vive su vida con mucha emocionalidad, ya que es altamente intensa. 
  4. Una persona con alta sensibilidad tiene mayor agudeza en sus 5 sentidos, estando en capacidad de captar el estado emocional de otras personas. 

Estas personas, por su alta sensibilidad, se asustan con facilidad, evitan los conflictos, no le gusta que las agobien, son detallistas, empáticos, intuitivos y perfeccionistas. 

Ofrecemos un servicio adaptado a ti. Te ayudamos no sólo a resolver tu problema sino a crecer y a mejorar en otros aspectos de tu vida, acompañándote en tu desarrollo personal, ofreciéndote recursos. Todo esto, enmarcado en una relación terapéutica donde damos gran importancia al vínculo terapeuta-paciente, creando un clima de confianza y apertura, donde la persona se sienta segura y sin juicios.

En nuestros centros utilizamos un enfoque integrativo que nos permite abordar cada problema con las técnicas que resulten más útiles y eficaces, adaptándonos a las características y necesidades que presenta cada persona.

Todas nuestras psicólogas son sanitarias, colegiadas y tienen amplia formación y experiencia en su área de intervención.