¿Qué es el Brainspotting?- Tipo de tratamiento

| |

Es probable que en algunos momentos de la vida te hayan ocurrido eventos que te pueden haber dejado lesiones emocionales. A lo mejor, has pasado por una experiencia aislada como por ejemplo un accidente; o ciertos sucesos que con el tiempo se fueron acumulando, hasta llegar a provocarte un fuerte desequilibrio emocional. Tales eventos traumáticos, generalmente ocasionan emociones muy intensas, tales como: tristeza, angustia, ira, ansiedad, entre otras emociones.

A veces no eres plenamente consciente de la manera como esos eventos traumáticos, siguen afectándote a lo largo del tiempo. No obstante, debes saber que es posible encontrar la raíz de tus traumas y angustias, para que de esa manera tu cerebro vuelva a procesar esas experiencias y se disminuya su impacto emocional.  

En ese sentido, a continuación conocerás una técnica maravillosa que  te aliviará la tensión física y emocional rápidamente, y  esta técnica se llama Brainspotting.

¿Qué es el brainspotting?

Brainspotting es una palabra que deriva del idioma inglés, y literalmente significa, “Punto cerebral”. Este método usado en la psicología, se encarga de abordar el sufrimiento en su dimensión más profunda y a la vez transformadora, todo ello con la finalidad de aliviar las heridas emocionales, ocasionadas por un evento traumático.

El Brainspotting fue una técnica descubierta en el año 2003 por David Grand, psicoterapeuta estadounidense. Esta es una técnica neurobiológica, la cual produce efectos psicológicos positivos, y que a su vez permite a los pacientes, focalizar y reprocesar rápidamente los problemas emocionales ocasionados por traumas. 

David Grand mientras realizaba la terapia EMDR con sus pacientes, descubrió que, al conectar los movimientos oculares de los pacientes con traumas anteriores, se daban transformaciones positivas que les ayudaba a reprocesar mejor el trauma, es decir, con un menor impacto y mayor tolerancia. Observó además, que los pacientes mostraban reacciones reflejas poco comunes, cuando sus globos oculares realizaban determinados movimientos y en diferentes posiciones.

De esta manera se desarrollaría el Brainspotting, una terapia que se enfoca en la conexión de las reacciones emocionales y físicas que la persona experimenta en el presente, en combinación con traumas del pasado.

Las experiencias traumáticas se quedan “bloqueadas” en el cerebro

Si en algún momento en el transcurrir de tu vida has llegado a tener una experiencia traumática producto de situaciones difíciles, y no has tenido un apoyo profesional adecuado para procesar esa dolorosa y negativa experiencia, lo más seguro es que tengas que buscar urgentemente ayuda terapéutica de un experto en la técnica del Brainspotting.

Las experiencias negativas que has tenido, se quedan grabadas en un circuito o entramado neuronal, y como no has integrado esta desagradable experiencia de forma adecuada, la misma se convierte en un trauma, el cual afecta tu equilibrio físico y emocional. 

Expertos en neurología han realizado diversos estudios, donde han llegado a la conclusión que las experiencias dolorosas activan la amígdala cerebral, la corteza visual y el núcleo del miedo.

En cambio, cuando las experiencias dolorosas se procesan de manera correcta, las mismas pasan a formar parte de una experiencia narrativa, la cual activa el área cerebral de la broca que es la encargada de la formación del lenguaje, ubicada en el lóbulo frontal.

El globo ocular tiene alrededor de 125 millones de células nerviosas sensibles a la luz, las cuales le permiten al cerebro ver. Por tal razón, la corteza visual desempeña un gran papel en los diversos traumas no procesados, sin embargo, a este contenido se logra acceder a través de los ojos.

La técnica del Brainspotting expresa, que las diversas posiciones de los ojos se encuentran directamente relacionadas con experiencias internas, asociadas a actividades neuronales específicas. Al mantener en una posición determinada la mirada, esta ayudará a focalizar la actividad neuronal, lo cual facilitará un nuevo procesamiento cognitivo y emocional aún más profundo.

Los pacientes al activar su memoria traumática mediante técnicas terapéuticas tradicionales, experimentan niveles elevados de excitación fisiológica, lo cual es agobiante, afectando de esta manera el procesamiento de la situación a nivel cerebral. En cambio con el Brainspotting, la memoria se reacomoda sin que el paciente experimente grados de angustia y ansiedad elevados, además con esta técnica se produce una integración de las zonas del cerebro relacionadas con la información visual y somatosensorial, lo cual facilitará el procesamiento del trauma a nivel del talamo y la cortical.

El brainspoting en acción: ¿Cómo se aplica esta técnica?

La posición específica del ojo o punto cerebral, se encuentra vinculada con la activación de determinados circuitos neuronales del cerebro, los cuales se encargan del almacenar la información de nuestras experiencias vividas. Esta información en muchas ocasiones, está asociada a un recuerdo doloroso o trauma, el cual puede reproducirse como una sensación física, una imagen o una emoción. 

El papel del terapeuta experto en Brainspotting será el seguir el movimiento ocular de tus ojos, hasta que logre identificar ese punto cerebral. El procedimiento para localizarlo podría estar basado en determinadas indicaciones que podría pedirte, o bien en observaciones que el mismo realice, debido a determinadas reacciones reflejas o inconscientes que pudieses realizar.

Ya cuando el psicólogo ha detectado tu punto cerebral, puede acceder a un nivel de mayor profundidad para buscar las causas que pudieron generarte el trauma, pudiendo detectar los efectos físicos del mismo. En ese instante deberás fijar la mirada en esa dirección (atención focalizada) mientras puedes mirar, sentir y vivenciar lo que ocurre en tu interior.

Es probable que tu cuerpo pueda reaccionar de la misma manera que reaccionó, cuando experimento la situación traumática. Es en ese momento que el terapeuta podrá observar tus reacciones, y te guiará para que logres activar la capacidad de autocuración que se encuentra en tu cerebro; de esa manera podrás reprocesar el trauma para que así puedas liberar la angustia ocasionada por la carga emocional.

¿En qué casos es útil el brainspotting?

La técnica del Brainspotting resulta muy útil como herramienta, para que puedas abordar diversos trastornos, donde se mezclan el ámbito físico y emocional.

El Brainspotting es una técnica empleada en trastornos diversos, como:

  • Traumas físicos y emocionales como lesiones y accidentes
  • Estrés postraumático
  • Fatiga crónica
  • Adicciones por drogas, alcohol, entre otras
  • Pánico y ansiedad
  • Fobias
  • Dolores crónicos y fibromialgia
  • Hiperactividad y déficit de atención
  • Trastornos del habla
  • Agresividad
  • Estrés y traumas

El Brainspotting es una técnica que estimula la autocuración y fortalece las experiencias positivas y los recursos internos. Esta maravillosa técnica terapéutica es empleada también para mejorar el rendimiento de los deportistas, y la estimulación de la creatividad en las personas con talentos para las artes. 

Centre de Psicodiagnòstic i Psicoteràpia, nuestro gabinete de psicología en Reus, en el cual contamos con un equipo de profesionales con amplia experiencia en el sector. Llevamos a cabo una evaluación psicológica previa al tratamiento para conocer tu caso particular en profundidad y así poder ofrecerte una atención de calidad y efectiva. El propósito de este estudio es conocer el contexto personal y social de cada paciente a tratar.