¿Qué diferencias existen entre psicólogos y un psiquiatra?

| |

La psiquiatría y la psicología son profesiones y campos de estudio relacionados con la salud mental. Por eso ambos términos tienen la misma raíz etimológica: «psyqué» o «Psique». La psique es la mente humana, con todo lo que le conforma. Hablamos del pensamiento consciente, pero además del inconsciente.

Ambos campos de estudio se dedican a desentrañar el misterio de la mente y de tratar los trastornos relacionados con ésta.

Ahora, entendiendo este punto común entre las dos profesiones, se presenta otra pregunta: ¿En qué se diferencian la psicología y la psiquiatría?

Muchas veces, cuando un paciente nota que algo no está bien con su mente, no sabe qué es lo que debe hacer. La elección sobre a cuál profesional de la salud mental es el indicado va a depender principalmente de la naturaleza del problema y de su gravedad.

En este artículo, explicaremos cuáles son las principales diferencias entre ambas profesiones, para que así puedas tomar la decisión correcta:

1. Formación académica

La principal diferencia entre los psicólogos y los psiquiatras es la formación que reciben para poder ejercer su profesión.

La psicología es una ciencia social, dedicada al estudio de la mente desde la comprensión del comportamiento humano. Un psicólogo debe especializarse en psicología clínica para poder tratar trastornos mentales complejos.

El psiquiatra, en cambio, primero estudia medicina y luego se especializa. La psiquiatría es una ciencia natural, que se centra principalmente en las causas orgánicas de los trastornos mentales.

2. Tipos de trastornos que tratan

La psicología tiene muchos campos de aplicación, aparte de los trastornos mentales. Hay psicólogos educativos, deportivos, laborales, sexólogos; e incluso forenses y criminalísticos, etc. Su función varía dependiendo de la especialidad y se dedican, no solo a tratar a las personas afectadas, sino a velar por la calidad de vida en general. Muchos psicólogos son terapeutas de pareja o familiares.

Un psicólogo puede tratar afecciones leves, como algunos cuadros iniciales de ansiedad o depresión, insomnio, trastornos emocionales, entre otros. El tratamiento psicológico se centra en la terapia, de la que existen diferentes modalidades. En este sentido, no tienen permitido recetar medicamentos a sus pacientes.

La psiquiatría, a su vez, se encarga de tratar patologías mentales. Su tratamiento es farmacológico, va directamente a la causa orgánica del problema. Los trastornos mentales graves no solo se solucionan con un cambio de conducta y de hábitos, ya que tienen su origen en un mal funcionamiento físico y, aunque la terapia puede ayudar, el paciente requiere medicación. Tal es el caso de la depresión, la esquizofrenia o el trastorno bipolar.

3. Su enfoque

La psicología, como ya se mencionó, es una ciencia social. Como tal, se centra en las relaciones que establece la persona o que ha establecido a lo largo de su vida, sus experiencias y sus emociones. Así determinan las causas de su trastorno, tanto conscientes como inconscientes.

La psiquiatría estudia las enfermedades mentales desde el campo de la medicina, entendiéndolas normalmente como el resultado del mal funcionamiento de los sistemas nervioso y endocrino.

Por ejemplo, entre las causas de la depresión se pueden enumerar múltiples factores y, uno de estos puede ser una falla en la producción o en la captación de la serotonina (un neurotransmisor). Un psiquiatra que trata a un paciente con depresión se centrará en descubrir qué produce el déficit de la sustancia o por qué el cerebro no la capta, para poder indicar un tratamiento efectivo.

4. Tratamiento

Los psicólogos tratan a sus pacientes por medio de terapias. Luego de haber llegado a la raíz del problema y de determinar que no se requiere tratamiento psiquiátrico, ayuda al paciente a alcanzar una catarsis, una liberación de las emociones negativas conscientes e inconscientes y, de esta manera, tener una mejor relación con su entorno. Se centra en mejorar la calidad de vida y en que se pueda gozar de relaciones interpersonales sanas.

Los psiquiatras son médicos, conocen el funcionamiento neuroquímico del cerebro y están preparados para recetar los medicamentos que se necesiten según las especificaciones del caso.

En ciertas ocasiones, ambos recurren a interconsultas profesionales, cuando determinan que la combinación de terapia con medicación sería lo más beneficioso para el bienestar del paciente.

En el Centro de Psicología y Psicoterapeuta de Zaragoza, contamos con las profesionales Ana García y Carla Buil, con una gran experiencia en la psicología y la psicoterapia.

Artículos relacionados:

  • Sentimientos

    Los sentimientos están de moda. Antes la sensibilidad era sinónimo de debilidad, de femenino. Últimamente … VER