¿Cómo ayuda el psicólogo al adolescente?

| |

Si bien es verdad que la psicología es muy importante en todas las etapas de la vida, en la adolescencia quizás haya que prestar más atención. Esto es por sus características concretas, así como se debe a que es un momento en la vida de la persona casi decisivo.

A continuación, te contamos las características de este periodo vital, y cómo ayuda el psicólogo al adolescente. 

Características de la adolescencia

En la adolescencia, las personas sufren muchos cambios, dudas e incertidumbres. Es por esto que es un momento clave en el crecimiento de los individuos. 

Tiene lugar una metamorfosis corporal, que conlleva una adaptación a esa nueva imagen. También, el desarrollo de la sexualidad, la creación de la identidad, la personalidad y las preferencias y gustos. Podríamos considerar todo esto como una revolución interna, que tiene las siguientes características:

  • Cambios en el estado de ánimo. Un continuo cambio y pérdida de control en las emociones lleva a reacciones excesivas, desorbitadas, ante pequeños problemas o discusiones. 
  • Deseo de soledad, sobre todo con respecto a la familia. La adolescencia es el periodo en que nos sentimos incomprendidos, y no favorece sentir que la familia no comprende o respeta qué está pasando.
  • Necesidad de revelación y ruptura de los límites que establecen las figuras paternas. Esto se debe al sentimiento que tienen los adolescentes donde creen que los padres intentan cortar su libertad.
  • El aspecto físico y la moda adquieren una gran importancia. En la adolescencia es donde surgen las primeras experiencias, tanto de amor como de sexo, así que hay una preocupación excesiva por gustar a los demás y por gustarse a uno mismo. Esto está muy ligado a la relevancia que adquiere ser perteneciente a un grupo.  

Intervención psicológica con adolescentes

Los adolescentes recibirán apoyo emocional para resolver conflictos con otras personas, comprender sus problemas, procesar sus emociones y aprender a gestionar los conflictos internos. 

Se pueden abordar las sesiones de terapia de manera específica, pero también más generalizada. En el primer caso, se centrarán en cambios en el comportamiento, incluso mejoras en las relaciones, ya sea con familia o amigos. Y, en el segundo caso, se puede aumentar la autoestima o reducir la ansiedad. 

Algunas de las patologías y temas más tratados en psicología para adolescentes son depresión, ansiedad, problemas de autoestima, problemas de comportamiento, dificultades comunicativas, problemas con la alimentación, situaciones traumáticas, luto y duelo, o abordar diagnósticos y tratamientos médicos. 

La duración de la intervención variará en función de qué se trate, su complejidad, gravedad y características individuales de cada paciente.

Algunas claves para comunicarse con adolescentes

Es fundamental que, durante esta etapa, haya cambios en el entorno familiar y no solo a nivel interno del adolescente. Es decir, tiene que optimizarse la manera en que se comunican los padres con los hijos, para así evitar conflictos. Si el adolescente es el único miembro de la familia mejorando sus habilidades y comportamientos, los resultados no serán tan efectivos. 

Permitir la exploración

Es posible que, en terapia, el adolescente busque herramientas de empoderamiento y trabaje su autoconcepto. Esto es principalmente porque es en la adolescencia cuando definen su personalidad, así como sus preferencias y amistades. Aunque se sepa que estos cambiarán de opinión y de gustos de manera constante, es importante permitirles explorar y descubrirse.

Escuchar honestamente

No solo basta con escuchar, hay que hacerlo bien: sin juzgar, corregir o criticar. Hay que intentar comprender cómo se siente el adolescente y cuál es su percepción.

Aceptar sus criterios

Los adolescentes tienen que aprender a elegir y a equivocarse, porque es algo que forma parte de la vida. Así que, aunque los padres difieran en gustos, opiniones y pensamientos, de los hijos, hay que dar la libertad de elegir. Siempre y cuando esto no suponga un peligro.

Pedir disculpas

Si los padres piden disculpas, los hijos aprenderán que no hay ningún inconveniente en equivocarse y retractarse. 

Mediante un trato personalizado y con una absoluta confidencialidad te guiaré en la búsqueda de soluciones y en el aprendizaje de técnicas y estrategias científicamente probadas que te ayudarán a alcanzar el bienestar emocional y a recuperar tu satisfacción vital.