Psicología aplicada a altas capacidades

| |

Las personas con altas capacidades o, como a veces se les conoce, los superdotados, son individuos que no solo tienen aptitudes, sino también necesidades particulares. En las diferentes etapas de su vida, se pueden encontrar con dificultades sociales y afectivas, debido, en gran medida, a que son personas peculiares. 

A algunos les cuesta concentrarse en asuntos cotidianos, otros son exageradamente autocríticos y otros, en cambio, son muy exigentes con las personas a su alrededor. 

Las personas con altas capacidades requieren a su vez de una educación especial, que realce sus aptitudes, que explote sus talentos y que le prepare para la vida. Cuando esto no sucede, pueden crecer como niños solitarios, a los que les cuesta adaptarse. Luego, al llegar a la adultez pueden estar propensos a sufrir trastornos de ansiedad, e incluso depresión. 

Un superdotado es una persona que piensa con intensidad, habla con intensidad y siente con intensidad. No suele ser paciente y se toma cualquier asunto muy a pecho, sobre todo las críticas. 

En este sentido, no se quiere que sus peculiaridades sean tomadas como una disfunción, sino como lo que realmente es: un don. Pero un don que viene con la responsabilidad hacia la salud propia y el bienestar.

Para asumirlo, esta persona cuenta con el apoyo de profesionales del campo de la psicología, quienes pueden ayudarle a reconocerse, cultivarse y llevar una relación sana con su propia psique y con su entorno.

¿Qué tipo de especialista se requiere?

Si bien cualquier psicólogo colegiado cuenta con las herramientas necesarias para tratar a todo tipo de pacientes, también es cierto que un superdotado posee características especiales: disincronía, desequilibrios emocionales, peculiaridades en las relaciones personales, entre otras. 

Por lo tanto, este profesional debe desarrollar al máximo sus capacidades y poner en práctica toda su experiencia para tratar con estos pacientes poco convencionales.

Cabe destacar que, aun inconscientemente, los superdotados tratarán de analizar a sus propios especialistas y pueden ser muy desconfiados, pues su sensibilidad emocional está por encima de la media. Las principales cualidades de los psicólogos especialistas son:

  • Empatía: el profesional debe tener la capacidad para comprender la situación del paciente, sus emociones, desde una perspectiva propia. 
  • Experiencia: es necesario que el especialista tenga conocimientos y atributos que le permitan atender a cualquier tipo de paciente, así como comprender las diferencias de cada uno. 
  • Accesibilidad: el experto tendrá gran capacidad para escuchar con atención, ser receptivo y cercano, para que así el paciente genere la confianza necesaria para expresarse abiertamente.
  • Paciencia: un psicólogo que atiende a individuos con distintas capacidades, debe ser capaz de cultivar su paciencia y tolerancia, comprendiendo que a veces pueden ser difíciles de tratar. Los superdotados suelen ser muy intensos y herméticos respecto a sus sentimientos.

Psicoterapia para superdotados

Si ya cuentas con un profesional capacitado en psicología, debes saber que existen diferentes tratamientos que pueden ayudarte a estar en armonía y sana relación tu propio ser. Por ejemplo, la meditación es una accesible e interesante herramienta para controlar el estrés y la ansiedad, trastornos muy comunes en personas con altas capacidades. 

Otras condiciones son más complejas, requieren atención más especializada y pueden poner en riesgo tu vida. Si estás pasando por un mal momento y presentas episodios de ira explosiva, pensamientos suicidas, conductas autodestructivas o sentimientos negativos en general, lo mejor es pedir ayuda a tus familiares y amigos, así como buscar atención profesional. 

Un profesional cuenta con las herramientas y conocimientos necesarios para ayudarte con los más diversos problemas. Básicamente, un psicólogo podría aplicar dos terapias: la primera es la terapia cognitivo-conductual, para hacer un diagnóstico de tus pensamientos y acciones, buscando mejorar los patrones de tus ideas recurrentes. También está la terapia psicodinámica, que busca respuestas en el inconsciente y en los traumas pasados o de la infancia.

Esta última vía es la aplicada en el campo del psicoanálisis, tomando como referencia las palabras del psicoanalista y psicólogo alemán Eric Fromm: «Nunca la experiencia de una persona es idéntica a la experiencia de otra… De hecho, hasta la experiencia de una misma persona no es nunca la misma en ocasiones diferentes, porque nadie es exactamente el mismo en dos momentos de su vida«.

Servicios de psicología eficaces y de calidad.
Nuestros profesionales analizarán tus preocupaciones y te enseñaran las técnicas y estrategias eficaces que te ayuden a encontrarte mejor contigo mismo y los que te rodean.
Nuestro objetivo es que aprendas a manejar cualquier problema derivado de estados emocionales y/o psicológicos que te produzcan malestar, tanto ahora como en el futuro.