Problemas de autoestima en una relación

| |

La autoestima es un concepto psicológico clave en el desarrollo de toda relación humana. 

Una de las relaciones humanas más importantes en la vida es la relación de pareja, por lo tanto, cualquier proceso que afecte la autovaloración de uno de sus miembros afecta la relación de pareja en sí, lo que hace importante identificar a plenitud cuáles son los problemas de autoestima en una relación.

Los dos miembros de una pareja, más la autoestima de ambos, conforman un conjunto importante para la estabilidad y la salud de dicha relación. Cuando todo esto se ve amenazado por problemas de baja autoestima se hacen presentes:

  • La inseguridad.
  • La desconfianza.
  • Los temores infundados.
  • Los celos.

Entre otros pensamientos y sentimientos destructores de toda relación sentimental. Lo anterior nos lleva a profundizar más sobre este tema.

¿Qué tan graves pueden llegar a ser los problemas de autoestima en una relación?

Los efectos que la baja autoestima tiene en una relación de pareja son, por lo general, ¡catastróficos!

Si deseamos hacer una analogía que nos permita entenderlo con mayor claridad, pudiésemos imaginarnos a una persona que ha quedado atrapada en un cerco de púas y que intenta escapar de ellas, puesto que sentirá mucho dolor con cualquier acción que pretenda y, a su vez, las personas que se acerquen a ella también serán lastimadas.

Muy a pesar de lo difícil que resulta vivir atrapado en este cerco de púas que es la mente de una persona con baja autoestima, muchos viven así por años ¡incluso décadas!

Esta experiencia conlleva cargar con cualquier tipo de sentimientos y pensamientos como:

  • Miedos.
  • Inseguridades emocionales.
  • Insatisfacción.
  • Necesidad de protección.
  • Hipersensibilidad emocional.
  • Vacilaciones en la confianza personal.

Muchas son las dimensiones que una persona con baja autoestima puede adoptar, pero todas ellas se pueden comprimir a una sola palabra: ¡infelicidad!

Todos los problemas de autoestima por lo general desembocan en la generación de ¡trastornos del estado de ánimo! motivado a eso, podemos tener personas con:

  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Trastorno bipolar.

Estos trastornos generan personas con cuadros nosológicos de enorme indefensión, aunque también pueden generar agresividad y dependencia.

¿Cuáles son las formas a través de las cuales la baja autoestima perturba las relaciones de pareja?

El conjunto mencionado previamente, está conformado por un elemento clave que es la autoestima, la cual tiene la capacidad de servir como pivote para unir o para separar a la pareja.

Este concepto psicológico puede dinamitar una relación porque puede llenar de inseguridades a quien lo padece directamente e infortunio sobre el otro miembro de la relación.

Quien tiene como pareja a alguien que no se quiere y no se valora como persona, sufre debido a que tiene que esforzarse aún más para cubrir todo tipo de miedos, temores y vacios emocionales.

La autoestima es determinante en la estabilidad emocional, la satisfacción mutua y el afianzamiento del lazo afectivo existente entre dos personas, por lo que todo escrutinio hecho a esta dimensión psicológica devela y pronostica la salud emocional de cualquier unión sentimental.

Por irónico que parezca, muchas personas llegan a una relación de pareja con una autoestima ¡verdaderamente deshecha! La cual se origina por un cúmulo de malas experiencias previas y carencias afectivas que pueden remontarse hasta la infancia y que no fueron adecuadamente atendidas por los padres.

Sea cual sea el origen de estas carencias, es importante trabajar en cambiarlas y mejorar este aspecto tan primordial de nuestra psique puesto que de ello depende, en gran medida, el éxito que podamos tener en cualquier proyecto de vida que nos propongamos.

Aspectos que evidencian problemas de autoestima en una relación de pareja

Varios son los aspectos notables a tomar en cuenta para determinar una baja autoestima:

  1. No sentirse suficientemente valioso para la otra persona

Quien tiene una muy baja apreciación personal de sí mismo, ¡se cree en desventaja ante los demás! por lo que pueden circundarle pensamientos tales como:

  • “No soy bueno para mi pareja”
  • “Soy un fracaso en el amor”
  • “No tengo sentido del humor, ni soy divertido, por eso le causo aburrimiento”
  • “Es probable que me compare con sus anteriores parejas o con las parejas de sus amigos”.

Aquel que no percibe su valor personal, es decir, quien cree que no vale como individuo, no cree que sea bueno para los demás; lo que motiva que cualquier acto de benevolencia de la pareja se interprete como un acto de caridad o misericordia.

  1. Existen problemas para mostrar la personalidad propia

La persona que no está conforme y a gusto consigo mismo trata de ocultar su disconformidad utilizando “máscaras emocionales” con las cuales simular actitudes más atrayentes hacia los demás.

Esto puede conllevar a que una persona con autoestima disminuida intente figurar actitudes y conductas que su pareja valora como positivas; por ejemplo: si la pareja desea que sea sumiso, dependiente, servicial o complaciente, esta persona lo intentará, todo con el objetivo de consentirlo, aunque diluya su propia personalidad.

  1. Temores, celos y vacilaciones

Aquella persona que sufre de autoestima baja es insegura por definición, por esta razón sus pensamientos se inundan de inquietudes y ansiedades. 

El fantasma de los celos y la sensación de traición amorosa siempre están presentes. Estos temores se fundan en creer que en cualquier momento se producirá un abandono y un desprecio por parte de la pareja.

Ten en cuenta que ¡nada es más demoledor! para la mente que el hecho de sentirse en inferioridad y vulnerable a una traición.

  1. Recelo a exteriorizar las necesidades emocionales

Este aspecto es sumamente importante puesto que cuando una persona sufre de autoestima baja, pocas veces manifiesta sus necesidades, lo que afecta a la relación que tenga con su pareja.

Este sentimiento de inferioridad hará que ponga en primer lugar las necesidades de los demás para no preocupar, para no ser molesto, para tratar de no sentirse una carga para el otro. 

En un mundo de baja autoestima, las otras personas son más significativas que aquel que padece esta falta de afectividad propia.

  1. Dolor excesivo, hipersensibilidad e irritabilidad constante

La baja autoestima hace que quien la padezca, se vuelva sumamente sensible, por lo que cualquier palabra o frase hecha por la pareja, puede interpretarse bajo muchas perspectivas distintas, las cuales casi siempre son negativas. 

Tanto es así que hasta con el tono con el que son pronunciadas las palabras puede llevar una interpretación perjudicial.

Cualquier acto o gesto corporal de la pareja puede adoptarse como un símbolo de rechazo o desdén, lo que conlleva un sufrimiento y un estado de irritabilidad constante.

¿Los problemas de autoestima en una relación afectan la esfera sexual?

El disfrute de la sexualidad depende mucho del nivel de autoestima, lo que en un principio puede generar muchos conflictos en una relación.

Los siguientes factores que habitualmente padece una persona con baja autoestima, pueden destruir una relación amorosa:

  • Miedo a no ser provocativo o no satisfacer plenamente.
  • Temor a no ser deseable.
  • La inseguridad en sí mismo y en sus habilidades.

Los problemas de autoestima harán que no elijas parejas adecuadas

Por último, si una persona se encuentra inmersa en un mundo de baja autoestima probablemente caiga presa de la persona menos acertada, más manipuladora, y más dominante que la pueda envolver.

La persona que no se quiere a si misma tiene el deseo frecuente de que los demás lo quieran, independientemente de quien este sea; por lo tanto, terminan a merced de aquel que les brinda un mínimo de atención por un máximo de maltratos, desprecios, humillaciones y hasta violencia física.

Andar por el mundo con esta carencia emocional hace que quien no se ama ni se valora, termine conformándose con lo primero que encuentre, por esta razón, la salud mental es clave para desarrollar relaciones de pareja sanas y duraderas.

No existe acción más importante para alimentar y nutrir nuestra mente que enamorarse todos los días de aquella persona con la que nos topamos al vernos en un espejo ¡valórate, acéptate y amate! puesto que ese ser que miras en un espejo será con el que convivirás el resto de tu vida y esto garantizará que dejes de mendigar de otro lo que tú mismo puedes proveerte, es decir ¡amor propio!

Mediante un trato personalizado y con una absoluta confidencialidad te guiaré en la búsqueda de soluciones y en el aprendizaje de técnicas y estrategias científicamente probadas que te ayudarán a alcanzar el bienestar emocional y a recuperar tu satisfacción vital.