El miedo al abandono

| |

¿Te preocupa que la gente que quieres muera o te deje?

¿Te aferras a las personas por miedo a que se vayan de tu lado?

¿Las cosas que hace o dice tu pareja las interpretas como signos de que quiere abandonarte?

¿Sientes que no tienes una base o un apoyo estable?

¿Te enamoras de personas que no te corresponden?

¿Eres excesivamente celoso o posesivo?

¿Necesitas demasiado a los demás?

¿Crees que al final estarás solo?

Si contestas que si a varias de estas preguntas, probablemente tengas activo el esquema del abandono, una trampa vital que te hace sufrir y no poder disfrutar de tus relaciones, haciéndote caer en la trampa que te conduzca muchas veces a que al final estés solo o atrapado en relaciones dolorosas.

¿Qué es un esquema mental?

Empecemos por definir que es un esquema mental o trampa vital. Los esquemas mentales son configuraciones o constelaciones de formas de pensar, sentir y actuar, que se aprendieron en la infancia ante hechos repetidos y poco adaptativos y que tienden a repetirse y a perpetuarse a lo largo de la vida, definiendo así tu actitud, incluso tu personalidad.

Aquí nos referiremos a los esquemas desadaptativos, que son los que generan sufrimiento. Decimos que son mentiras porque son creencias negativas sobre uno mismo que no tienen que ver con la realidad profunda de quienes somos, ni dejan ver las cualidades positivas que tenemos y además se repiten continuamente como algo cíclico de lo que no se puede salir, aparentemente.

Las llamamos también trampas vitales porque son mentiras creídas en la infancia que suelen tener poco o nada que ver con las circunstancias actuales, pero que hacen que te sientas como entonces y te invitan a actuar igual, como si cayeras en esa trampa una y otra vez.

En este artículo vamos a hablar de la trampa vital de Abandono.

Con este esquema activado, te sientes desesperado y crees que al final tus relaciones siempre fracasarán.

Hay estudios que demuestran que este esquema puede tener una predisposición genética que haga a ciertas personas más propensas, si hay circunstancias favorables en la infancia, como cuidadores desatentos, o pasar tiempo solo, también tener cuidadores sobreprotectores que no dejan al niño desenvolverse por sí mismo.

Activadores

Este esquema mental se activa ante hechos como un divorcio, un traslado, un viaje o la muerte de un ser querido, pero también ante situaciones cotidianas como que tu pareja esté aburrida, distante, distraída o más atenta a otras personas en un momento dado.

Una vez se activa este esquema produce una sensación de angustia, dolor de estómago o tensión en el pecho. Posiblemente sientas miedo, tristeza y también ira.

Primero sientes pánico, como si te fueras a quedar solo de repente, y te desesperas. Después sientes tristeza, como si la pareja nunca fuera a volver de ese viaje, o esa reunión.

Finalmente, cuando la pareja vuelve, te enfadas con ella por haberte abandonado y contigo por necesitarla tanto.

El cambio:

¿Qué puedes hacer para salir de este esquema o trampa vital?

  1. Comprender de dónde viene. Recordar las veces que sentiste este sentimiento de abandono en la infancia, dejando emerger los recuerdos en tu mente. Invita a tu mente a traer una imagen de abandono. Sin buscarla, deja que venga y acéptala, respirando esa sensación…verás que al poco te liberas. Hace falta coraje, pero funciona.
  2. Identificar y anotar los sentimientos y sensaciones de abandono. Así tendrás un registro que te ayudará a comprenderte cuando este esquema se active en ti y te mueva a sobre reaccionar. En cambio, procura respirar ese momento y busca una forma de respuesta más afín a quien tu quieres ser.
  3. Evita personas que no se comprometan, inestables o ambivalentes, aunque sientas una intensa atracción hacia ellas.
  4. Cuando encuentres una persona estable y comprometida, confía en ella. Convéncete de que estará contigo y no te dejará.
  5. No te aferres ni te permitas malas reacciones ante separaciones normales en la relación, como viajes, o salidas con amigos, etc., esto ocurre en relaciones saludables y acuérdate que la reacción es debida a ese esquema que se activa en ti y te hace sentir, pensar y actuar de esa manera.
  6. Escribe una tarjeta recordatorio que te ayude a salir del esquema de abandono. Por ejemplo, “Estoy sintiendo que…no está interesado en mi porque se dedica a hablar todo el rato con…. pero lo que está pasando realmente es que mi esquema de abandono se ha activado. Es cierto que llevamos mucho tiempo juntos y que siempre vuelve a mi lado. Así que me dedicaré a tranquilizarme y disfrutar yo también de este día. Relee tu tarjeta recordatorio siempre que lo necesites.

Si crees que este esquema es muy fuerte en tus relaciones y te causa más problemas de lo deseable, quizá sería apropiado que te pongas en contacto con un profesional.

Más de 30 años dedicados a la formación tanto personal como profesional me avalan.
La búsqueda de respuestas y soluciones a los problemas humanos me ha transformado a mi primero y a los que han confiado en mi, después, en personas más conscientes, presentes, compasivas y felices.

Artículos relacionados: