¿Cuál es la mejor terapia para parejas?

| |

Cada vez hay menos estigma en el hecho de ir a terapia. Acudir al psicólogo, hoy en día, se ve como algo positivo. Pero no se ha extendido tanto lo beneficioso de acudir a terapia de pareja. 

Hay quien piensa que, si hay que ir a terapia de pareja, es sinónimo de una relación sin futuro. Esto no es cierto, y es que las relaciones (de todo tipo, pero en concreto de pareja) son complejas. Tiene que haber una buena comunicación, un equilibrio entre pasión, intimidad y equilibrio, un entorno que permita el crecimiento individual para ambos… 

A continuación, te contamos más detalladamente qué es la terapia de pareja y cuáles son los tipos que existen.

¿Qué es la terapia de pareja?

La terapia de pareja es el procedimiento que se lleva a cabo, profesionalmente, para mejorar la situación y la relación de una pareja. Se da cuando existe algún problema que impide el funcionamiento adecuado y dinámico de la relación, o algún inconveniente que hace sufrir a una o a las dos partes. 

No tiene por qué existir un problema de grandes dimensiones para acudir a este tipo de pareja. Pueden recibir este tratamiento aquellas que tienen problemas más pequeños pero que, eventualmente, pueden afectar a la relación. 

Lo que suele ocurrir es que, tras esos grandes o pequeños problemas, haya alguna frustración o insatisfacción que se es incapaz de ver o que se tiene miedo de expresar en voz alta. Habitualmente, esto se ocasiona por una falta de comunicación

En terapia de pareja, muchas veces, lo que se hace es buscar los motivos que crean estas insatisfacciones, para reducirla y hacer los cambios convenientes y necesarios que van a mejorar la relación y la resolución de los conflictos. Aunque en otras ocasiones, el problema está claro y se conoce la situación y circunstancias concretas. 

Tipos de terapia de pareja

Elegir el mejor tipo de terapia de pareja, como todo, depende de las características individuales de cada uno (en este caso, de cada dos). Así que lo ideal es que conozcas cada uno de ellos y descubras cuál es el que mejor se adapta a ti y a tu pareja. 

Terapia de pareja sistémica

Este es el más conocido, quizás porque también se aplica en la terapia familiar. En este tipo de terapia, la relación de pareja se considera un sistema abierto, donde hay un intercambio de roles, normas y relaciones. 

Se da cuando la mayoría de los problemas surgen por una mala comunicación, ausencia de captación de las necesidades y de expresión de las mismas. También puede ser que se hayan creado roles fijos en la pareja (su aparición o mantenimiento), y estos terminan volviéndose disfuncionales y generando dolor. 

Terapia de pareja cognitivo-conductual

Esta es la más utilizada en las clínicas de psicología. Se suele vincular a las cogniciones, creencias, expectativas y pensamientos de cada sujeto. Y los comportamientos que se derivan de todos ellos. 

Aquí se trabajan las discrepancias y las expectativas que se tienen en la relación. También si hay un control excesivo por una parte de la pareja, o por las dos, o si no hay un buen refuerzo mutuo.

Terapia de pareja psicodinámica

En este tipo de terapia se trata el origen de los problemas presentes en la pareja: posiblemente, la presencia de traumas infantiles o conflictos en el desarrollo temprano de los individuos. 

No solo esto, sino que también se analizan los mecanismos de defensa, que suelen ser la proyección en el otro de los propios miedos, o la introyección de las características del otro en uno mismo. 

Terapia de pareja humanista

Este enfoque de terapia de pareja es el menos conocido, y busca que los individuos que conforman la pareja desarrollen sus potenciales y se descubran así mismos. De esta manera, desaparecerán las máscaras y roles creados al principio de la relación. 

La terapia de pareja humanista parte de la idea de que el desarrollo de la individualidad va a llevar a una unión más sólida. 

Otros tipos de terapia de pareja

Los tipos de terapia de pareja ya mencionados están basados en el paradigma del que se parte (sistémico, cognitivo-conductual, psicodinámico, humanista), pero hay muchos más. Sin ir más lejos, dentro de estos tipos hay diferentes técnicas y formas de conceptualizar y llevar la terapia. 

Servicios de psicología eficaces y de calidad.
Nuestros profesionales analizarán tus preocupaciones y te enseñaran las técnicas y estrategias eficaces que te ayuden a encontrarte mejor contigo mismo y los que te rodean.
Nuestro objetivo es que aprendas a manejar cualquier problema derivado de estados emocionales y/o psicológicos que te produzcan malestar, tanto ahora como en el futuro.