¿Cuáles son las 7 etapas del duelo?

| |

El duelo es un proceso interno que tiene lugar tras la pérdida de una relación afectiva, independientemente del tipo que sea (pérdida de un familiar, pérdida del trabajo o una ruptura de pareja, por ejemplo). 

Si bien es cierto que hay pérdidas con mayor o menor importancia y, por tanto, duelos con mayor o menor intensidad, las etapas por las que se pasan son las mismas. 

Negación

Es posible que esta sea de las etapas más conocidas. Forma parte de las etapas cognitivas del duelo, junto con la racionalización. 

Se trata de la primera reacción más común ante la pérdida, y es una manera de “apagar” el dolor que se siente, aunque de forma temporal. Es una forma de prepararse para la realidad traumática y, así, digerirla despacio. 

Lo que se siente en la negación es una calma, aunque solo aparente. Sentimos que nada ha ocurrido. 

Hay varias maneras de sentir esta etapa. Una de ellas es no hacerse a la idea de la pérdida, mientras que otra es hacer afirmaciones del estilo “no me lo puedo creer, ayer todo estaba bien”. 

Como hemos comentado, la negación es una etapa temporal. Así que hay que tener cuidado si esta se alarga mucho, porque puede llegar a durar años y producir un duelo patológico. 

¿Cómo salir de esta fase? Hay que admitir y asumir la realidad, siendo la persona que sufre la pérdida responsable del proceso de duelo y de su vida. 

Racionalización

La etapa de racionalización aporta seguridad, y es necesaria para entender qué ocurre. Es prácticamente la única forma de interpretar la realidad externa, la manera de progresar en las etapas del duelo. 

Aquí son muy importantes las explicaciones: ¿por qué ha pasado? Si hablamos de pérdida por una muerte de un familiar, por ejemplo, son útiles las explicaciones de un médico. 

Protesta

Cuando llegamos a la protesta, entramos en las etapas emocionales del duelo. Estas son la protesta, la tristeza, el miedo y la aceptación emocional. 

La protesta hace recordar los momentos malos, surge la rabia acumulada inconscientemente. Hay que comprender que esta es una fase natural y que estamos en nuestro derecho de sentir enfado e ira. Lo menos que necesitamos es sentir la culpa por estas emociones negativas. 

Tristeza

La tristeza se encuentra en todos los procesos de duelo, y es que la pérdida ya no es solo de la relación terminada, sino de muchos elementos que se asocian a ella

Por ejemplo, si hablamos de una ruptura de pareja, no solo se rompe la relación entre los cónyuges, también se pierde tiempo con la familia del otro, los hijos si los hay, las tradiciones, algunos objetos…

Miedo

Cuando alguien sufre una pérdida, inevitablemente se encuentra ante una nueva etapa. Lo desconocido genera más miedo, no saber quién se va a ser sin esa relación, sin ese familiar, sin ese trabajo, etc. 

En ocasiones, si se trata de la pérdida de un familiar cercano sobre todo, los individuos pueden llegar a preguntarse cuál es el sentido de su vida. Así que es muy importante apoyarse en seres queridos en estos momentos. 

Aceptación emocional

Antes hablábamos de la racionalización, que viene a ser una aceptación racional, de la realidad que se está viviendo. Pero también es necesaria una aceptación en el plano emocional, que solo se llevará a cabo cuando hayamos procesado y externalizado las emociones que hemos ido comentando. 

Cierre

En la etapa de cierre encontramos 3 fases, que son el perdón, la gratitud y los nuevos apegos: 

  • Fase de perdón: seguro que de forma inconsciente tenemos algún conflicto guardado. Es en este momento en que hay que perdonar. Hay veces que es imposible y es necesario volver a etapas previas para limpiar las emociones que se han quedado y nos impiden perdonar. 
  • Fase de gratitud: solo cuando hayamos llevado a cabo todas y cada una de las fases comentadas, incluso la del perdón, se podrá expresar gratitud por lo bueno que aportó aquello que se ha perdido. 
  • Fase de nuevos apegos: finalmente, la persona está libre de la relación, así que se encuentra internamente abierta a nuevas relaciones. 

Centro de psicologia en el barrio de Deusto, estamos especializados en Neuropsicologia y Gerontologia, desarrollamos la estimulación cognitiva para la prevención y tratamiento de deterioro cognitivo, demencias y daño cerebral adquirido (Ictus, Tce, Alzheimer..)