La Tripofobia: miedo a los orificios pequeños

| |

Qué es la tripofobia y cómo saber si uno la sufre

La tripofobia o fobia al patrón repetitivo (miedo a los agujeros), es la repulsión que se desarrolla en determinadas personas que lo padecen, al encontrarse cerca de pequeñas figuras geométricas agrupadas o cercanas, especialmente los orificios y rectángulos pequeños, con distancias cortas entre si.

Esta enfermedad aún no se encuentra incluida, en el “Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la Asociación estadounidense de Psiquiatría; sin embargo, actualmente existen miles de personas que presentan este tipo de fobia, en forma de rechazo y repulsión hacia figuras aglomeradas y pequeñas, tales como: panales de abejas, hormigueros, determinados hongos.

Casos clínicos de Tripofobia

En ese sentido, la Coordinadora del voluntariado de una determinada empresa energética de los Estados Unidos, Julia Magnin, sufre de Tripofobia. Esta profesional expresa, que lo que siente al ver imágenes aglomeradas no es fobia, sino incomodidad, asco y rechazo, y la misma señala, que le produce miedo que esos patrones puedan traspasarse a su piel.

Y sigue agregando, que al observar burbujitas le da miedo tocarlas, ya que le da temor que se le queden en su piel. Indagando en la fobia de esta profesional, salió a la luz que ella días atrás se encontraba cocinando y se quemó en una pierna; esta quemada le recuerda a las figuras geométricas aglomeradas, de allí su rechazo.

Tiempo después, Julia Magnin se encontró una lata de atún descompuesta, la cual presentaba burbujas por exposición al sol. Ella sintió curiosidad y la agarro con sus manos, al darse cuenta de lo que se trataba, le dio asco repulsión y quedó emocionalmente alterada.

De igual manera le sucedió al ver un panal de abejas deshabilitado. Cuando lo vió rompió a llorar y comenzó a destrozar el mismo.

Otro caso similar es el que presenta el profesional Felipe Lezcano (amigo de Julia Magnin).

El joven cuenta que la tripofobia le comenzó cuando aún era muy niño. Cuándo veía figuras muy pequeñas y aglomeradas en determinados dibujos o composiciones escolares, sentía repulsión y rechazo a las mismas. Actualmente Felipe es un adulto con un cuadro desarrollado de tripofobia.

El mayor miedo de Felipe con respecto a la tripofobia, es similar al miedo que siente Julia. Felipe expresa que siente temor de que las figuras aglomeradas se le incrusten en su piel, y le produzcan los mismos agujeros.

Existe un caso particular y es el de Nicolás Marcigliano, estudiante de Ingeniería. Este joven expresa que desde muy pequeño ha presentado repulsión a estas figuras geométricas aglomeradas. Tuvo de niño una experiencia con las ramas secas de un árbol, las cuales se encontraban en el suelo; al ver estas ramas observó unas formas geométricas en el exterior de las mismas, y otras formas geométricas en el interior de las ramas; al verlas sintió una sensación de repulsión y rechazo.

Agrega que no todas las imágenes que presentan esas figuras aglomeradas, le producen la sensación de rechazo; sin embargó expresa, que aunque le produzcan rechazo no deja de verlas. Afirma además, que cuando las ve se eriza (piel de gallina), y siente como algo asciende por su espina dorsal.

Nicolás afirma, que no siente miedo el tener cerca este tipo de figuras aglomeradas y pequeñas, pero expresa que las imágenes de Photoshop de partes del cuerpo humano como codos y manos que presenten esas figuras, le producen una sensación desagradable y perturbadora que recorre todo su cuerpo, sobre todo si de estas figuras algo se ve entrando y saliendo. Sin embargo, aun así prefiere verlas porque le producen curiosidad y repulsión a la vez.

Síntomas de la Tripofobia

La Tripofobia puede llegar a presentar síntomas diversos, y esto dependerá del tipo de persona y el grado de control que pueda tener sobre esta enfermedad.

Sin embargo, para que puedas estar más claro acerca de esta fobia, a continuación conocerás una serie de síntomas que la caracterizan:

  • Piel de gallina
  • Repulsión
  • Repugnancia o asco
  • Mareos
  • Hormigueo en las piernas
  • Sensación de tensión baja
  • Sudoración excesiva
  • Crisis de angustia
  • Temblores
  • Taquicardia
  • Náuseas y ganas de vomitar
  • Dificultad para respirar
  • Dolor de cabeza
  • Escozor

ELEA, Instituto Psicoeducativo. Creando bienestar.
Ayudamos a pequeños y mayores con dificultades psicopedagógicas, educativas y psicológicas
a superar sus dificultades y mejorar su bienestar.
Equipo multidisciplinar de logopedas, psicopedagogos, psicólogos, neuropsicólogos, etc. Profesionales cualificados y con acreditada experiencia que te atenderán de manera personalizada y a tu medida.