La fobia a conducir

| |

La fobia a conducir, como cualquier otra fobia, se manifiesta como un temor excesivo e irracional al conducir o al pensar simplemente en ello. 

Síntomas de la fobia a conducir

La persona afectada se siente inquieta, puede tener palpitaciones, sudoración. Otros sienten un nudo en el estómago, sensación de vértigo y de pérdida de control. A veces, si se produce mientras se conduce, se imaginan accidentes. Es como si la persona dijera, como decimos muchas veces mientras conducimos o somos acompañantes:

¡Mira lo que ha pasado! ¡Se ha salvado de milagro!

Pero la persona fóbica no lo dice tranquilamente. Realmente lo ha visualizado. A veces tiene pesadillas, antes o después de conducir.

Hay personas que se han sacado el permiso de conducir y no han conducido nunca. Generalmente, salvo la sensación de que “no lo podrán hacer nunca”,

no padecen ningún trastorno. 

Han renunciado, simplemente a conducir.

¿Por qué aparece la fobia a conducir?

Pero hay personas que padecen estos miedos en situaciones concretas: llevar a los niños, que llueva, o tener que conducir de noche. Normalmente son personas que no se consideran a sí mismas demasiado expertas. 

En ocasiones aparece después de haber presenciado un accidente

Muchas veces no se confiesa, por vergüenza, porque parece que conducir, hoy, conduce todo el mundo. O porque no se puede prescindir del coche, por razones personales o profesionales. Pero sabemos que conducir en esas condiciones es peligroso, y que es difícil superar estas cuestiones en soledad.  

Y sobre todo porque la fobia, que aparece como problema, es asimismo una solución. Una solución a una angustia que se remedia sustituyendo ese temor más grande, para el que a veces no tenemos representación, por un temor representable, pero que a veces trastorna nuestra vida cotidiana. Por esos es importante consultar con un profesional. Ya que, si bien algunas manifestaciones son comunes, cada caso es único y requiere atención especializada.

Mónica Gorenberg reside en España desde 1983. Nacida en Buenos Aires, es titular de un Diploma de Magisterio por el Instituto Nacional del profesorado de Buenos Aires y de una Licenciatura en Psicología por la UNED.

Artículos relacionados: