Estrés postraumático: síntomas y trastornos

| |

El trastorno por estrés postraumático es un padecimiento o enfermedad de salud mental provocada por una situación impactante o aterradora.

Esta situación o escenario puede causar efectos, tanto si el paciente le experimente por sí mismo o simplemente lo presencia. Entre los síntomas comunes del trastorno por estrés postraumático se encuentran:

  • Reviviscencias.
  • Pesadillas.
  • Angustia grave.
  • Pensamientos incontrolables sobre la situación que generó el trastorno.

Aunque muchas personas pasan por situaciones traumáticas, con el tiempo y a pesar de las dificultades, logran adaptarse y afrontarlas.

Sin embargo, en caso de que los síntomas empeoren y se mantengan por largos periodos, probablemente derive en trastorno de estrés postraumático.

Y, en consecuencia, las actividades cotidianas del paciente se pueden ver considerablemente afectadas.

Por lo tanto, resulta fundamental iniciar el tratamiento adecuado al aparecer los síntomas de trastorno por estrés postraumático.

Síntomas del trastorno por estrés postraumático (TEPT)

Los síntomas de este trastorno de salud mental suelen aparecer dentro de un mes desde el suceso o situación traumática. Sin embargo, en ocasiones, pueden aparecer luego de varios años.

Independientemente del momento de su surgimiento, estos síntomas ocasionan considerables problemas en las actividades cotidianas de quien los padece. Como, por ejemplo, en situaciones sociales, laborales, relaciones interpersonales y familiares, entre otras.

Se pueden catalogar los síntomas del trastorno de estrés postraumático en cuatro categorías:

  1. Cambios en el pensamiento.
  2. Cambios en las reacciones físicas y emocionales.
  3. Evasión.
  4. Recuerdos intrusivos.

Estos síntomas, en general, varían con el tiempo y de persona en persona. Veamos de que trata cada una de estas cuatro categorías de síntomas derivados del trastorno de estrés postraumático.

Síntomas asociados a la categoría cambios en el pensamiento

En esta categoría pueden aparecer pensamientos negativos sobre sí mismo u otras personas. Incluso, sobre el mundo en general y una desesperanza sobre el porvenir.

Además, suelen darse problemas de memoria, hasta el punto de no recordar aspectos importantes del suceso traumático.

Por lo tanto, el paciente normalmente comienza a tener dificultades para mantener relaciones cercanas. Y, en consecuencia, se siente distanciado de sus familiares y amigos.

Además, le resulta de poco interés las actividades que normalmente le agradaban.

En este sentido, el paciente se torna emocionalmente insensible y presenta cambios en cuanto a sus reacciones físicas y emocionales.

Cambios en las reacciones físicas y emocionales

Los síntomasen cuanto a los cambios de las reacciones físicas y emocionales, conocidos como síntomas de excitación, pueden ser:

  • El paciente se asombra o asusta fácilmente y presenta una distorsión del sueño.
  • Aunque están siempre alerta al peligro, pueden presentar una conducta autodestructiva.
  • Existe una dificultad para concentrarse.
  • La persona se encuentra irritable y puede experimentar arrebatos de ira o conducta agresiva.
  • Se experimentan sentimientos abrumadores de culpa.

Los síntomas en los cambios en las reacciones físicas y emocionales expresados en niños menores de 6 años, también incluyen:

  • Recreación de la situación impactante, o parte de ella, mediante juegos.
  • Pesadillas. Las cuales podrían o no incluir aspectos de la situación impactante.

Evasión

En cuanto a los síntomas de evasión, suele ser común tratar de evitar pensar o hablar sobre la situación traumática. Asimismo, evitar actividades, lugares y/o personas que le recuerden el suceso.

Recuerdos intrusivos

Los síntomas asociados a los recuerdos intrusivos pueden incluir:

  • Recuerdos involuntarios, recurrentes e incontrolables del suceso traumático.
  • Reviviscencia. Se trata de revivir la situación traumática.

Intensidad de los síntomas del trastorno por estrés postraumático

La intensidad de los síntomas del trastorno de estrés postraumático puede variar con el tiempo. Es decir, depende de las circunstancias particulares del paciente en un momento dado.

Por ejemplo, un paciente puede experimentar más síntomas de trastorno por estrés postraumático si se encuentra estresado.

¿Cuándo consultar con el médico por un posible trastorno por estrés postraumático?

Debes consultar al médico, si te sientes identificado con alguna de las siguientes situaciones:

  • Posees, durante más de un mes, pensamientos y sentimientos perturbadores sobre una situación impactante o aterradora o peligrosa.
  • Si los pensamiento y sentimientos perturbadores sobre la situación traumática son graves.
  • Si los pensamiento y sentimientos perturbadores sobre la situación traumática te generan problemas para retomar el control de tu vida.
  • Si tienes pensamientos suicidas.

La idea es conseguir el tratamiento lo antes posible para evitar que los síntomas del trastorno por estrés postraumático aumenten.

Mi manera de abordar el trabajo terapéutico, después de años de práctica, consiste en elegir y aplicar la mejor técnica para crear las condiciones que hagan posible el cuidado, asumiendo que quien lidera y genera tal proceso es el propio paciente. Tengo la firme creencia de que dentro de cada persona existe un espacio sagrado y puro donde se encuentra el sanador perfecto y que mi presencia ayuda a encontrar el camino que conduce hacia él. En este viaje, que transcurre paso a paso, encontrarás herramientas, procedimientos y nuevos patrones que te permitirán llegar a tu centro, en tus propias y más genuinas soluciones.