Desarrollo Sexual y Conducta en los Niños

| |

Si juega un niño, es porque ese juego se rige por el deseo principal: El deseo de ser adulto o “Ser mayor”.  Imita la vida de los adultos.

Se piensa que el instinto sexual no existe en la niñez, no apareciendo hasta la pubertad. Es un error muy extendido, error que nos impide conocer los rasgos esenciales de este instinto.  No es frecuente encontrar un autor que hable del instinto sexual en la infancia.  Producto o consecuencia de la educación.  Existe un fenómeno peculiar que ayuda a olvidar la etapa infantil hasta la edad de 7 u 8 años llamada “amnesia infantil”.

No nos damos cuenta que sólo hemos retenido en nuestra memoria algún fragmento incomprensible, recuerdos imprecisos, olores y sabores, etc… 

No recordamos casi nada al llegar a la edad adulta. ¿A qué se debe?, ¿cuál es la razón de este fenómeno?

Se ha probado que las impresiones obtenidas, no por haberlas olvidado han desaparecido, dejan una profunda marca en nuestra psique es una amnesia análoga a la de los neuróticos respecto a sucesos de sus vidas (represión).  

Después de un período el niño sucumbe a una represión progresiva.  En este periodo de olvido parcial o total la pulsión, el instinto sexual se va a canalizar en otras cosas, por ejemplo: estudios, deporte, etc…  

El estado anímico del niño y el adulto tiene cierta similitud o conserva la esencia infantil.  La energía o pulsión se manifiesta menos pero no deja de afluir en el periodo de latencia (7 a 12 años) a otros fines no sexuales. 

Este proceso se conoce como sublimación.  Sucede ya que los instintos sexuales son inapropiados, puesto que la función reproductora no ha aparecido todavía.  Sin embargo, la sexualidad infantil se manifiesta en actos tan cotidianos como el chupeteo del pulgar, aparece en el niño de pecho y puede perdurar toda la vida. Esta pulsión desbocada está destinada a ser encauzada y con suerte quizás lo logremos.  

La medicina psicosomática fue introducida en el psicoanálisis por el discípulo de Freud, Félix Deutsch, hace referencia a que algunas enfermedades físicas tienen un componente derivado de la tensión producto de la vida cotidiana, por ejemplo, la lumbalgia, la hipertensión, o el síndrome del intestino irritable.

La medicina psicosomática se apoya en las relaciones que mantiene el niño con su familia durante los primeros días de su vida.  El bebé va así configurando su  mundo, y su realidad interna.  El niño tiene pulsiones a satisfacer y está sometido también a frustraciones reiteradas. Cuando éstas son extremas, no se desarrollará adecuadamente, ni somática ni psicológicamente, a veces no queda más remedio que frustrarle.
Una madre debe ser suficientemente buena, tal como explica Donald Woods Winnicott en la Teoría de la madre suficientemente buena.  Es decir, es una madre que se adapta a las necesidades de su bebé. El término hace referencia a la capacidad que tiene la madre para identificarse con su bebé. Estas son las bases para la salud mental que permiten al satisfacer los impulsos instintivos.

La labor de nuestra clínica psicológica se centra en el tratamiento psicológico y asesoramiento psicológico para la prevención de diferentes problemas con el objetivo de mejorar la calidad de tu vida y eliminar cualquier sufrimiento o malestar asociado a la mente.

Artículos relacionados:

Deja un comentario