¿Cuál es el trastorno histriónico de la personalidad?

| |

El trastorno histriónico se define como una afección mental que produce en las personas actuaciones muy emotivas y dramáticas para atraer la atención hacia ellas. 

Se caracteriza, además, por algunos patrones de pensamiento que generan reacciones repetitivas, con percepciones duraderas que afectan su capacidad de actuación. 

Este tipo de trastorno afecta su autoimagen y sus patrones de respuesta siempre están llenos de dramatismo. Su comportamiento habitualmente tiende a originar consecuencias negativas, pudiendo llegar a convertirse en un ser socialmente indeseable ante su conflictividad personal y social, aunque en ocasiones tienden a ser extrovertidos, retraídos o tener mal humor. 

Causas 

Las verdaderas causas del trastorno histriónico aún no han sido verificadas, pero se habla de que los eventos ocurridos en la primera infancia y la carga genética pudieran tener incidencia. Su diagnóstico es mayor en mujeres que en hombres. 

Este trastorno puede comenzar durante la adolescencia o después de cumplir la mayoría de edad. 

Síntomas 

Las personas que sufren de trastorno histriónico de la personalidad, tienen gran capacidad para desempeñarse en altos niveles y, generalmente, llegan a tener mucho éxito a nivel laboral y social. 

Los síntomas que lo identifican son: 

  • Las personas actúan con un carácter altamente seductor. 
  • Tienden a dejarse influenciar por otras personas. 
  • Se preocupan en demasía por su apariencia física. 
  • Son extremadamente emotivos y dramáticos. 
  • Suelen ser altamente sensibles ante cualquier desaprobación o critica. 
  • En ocasiones, les dan a las relaciones personales un carácter íntimo. 
  • Tienen la tendencia de culpar a los demás por sus decepciones o fracasos. 
  • Frecuentemente, buscan la aprobación y la confianza de los demás.
  • Son ególatras, les encanta llamar la atención.
  • Sus estados emocionales son cambiantes. 
  • Son poco tolerantes ante la demora o frustración. 
  • Su discurso es básico, intrascendente.
  • Manifiestan sus emociones en forma extravagante muy dramática y teatral. 

Pruebas y exámenes para su diagnóstico 

Este tipo de trastorno generalmente se diagnostica a través de una valoración psicológica, donde el médico determinará su duración y gravedad, de acuerdo a la sintomatología que tenga la persona. 

La manera más expedita de diagnosticarla, es mediante la observación del individuo, determinando si: 

  • Su apariencia general lo presenta como un ser narcisista o un antisocial con límites. 
  • Su forma de comportarse conduce a un trastorno somatomorfo, donde predomina la angustia y la ansiedad desmedida. 
  • Durante la evaluación psicológica, tienden a presentar una depresión persistente y un trastorno de conversión. 

Tratamiento y pronóstico 

El tratamiento generalmente consiste en la prescripción de medicamentos que pueden ayudar a controlar los síntomas. Casi siempre las personas que sufren de este trastorno, tienden a buscar ayuda cuando son dominadas por la ansiedad o depresión, motivadas por relaciones fallidas o conflictos personales.

Se considera que el mejor tratamiento para este tipo de trastorno es la psicoterapia. Sin embargo, se aplica también la terapia cognitiva-conductual con efectividad moderada, así como la psicoterapia psicodinámica, la cual se centra en todos los conflictos subyacentes. 

Es una modalidad donde el terapeuta empieza infundiendo ánimo a la persona afectada, aupándolo para que sustituya la conversación por el comportamiento, buscando su entendimiento personal. 

Este enfoque bien desarrollado sirve de ayuda a las personas que padecen este tipo de trastorno, ya que aprenden a comunicarse con los demás, sin hacer uso del drama. 

El terapeuta los motiva para que sus conductas histriónicas no sean utilizadas para llamar la atención de los demás. Si llegan a entender esto, se sentirán mejor consigo mismos. 

Si la persona no es tratada, este problema puede ocasionarle muchos conflictos a nivel personal, limitándolo en sus funciones laborales y a nivel social. 

Conflictos personales 

Está comprobado que el trastorno histriónico de la personalidad repercute en las relaciones sentimentales y sociales del individuo. Este trastorno genera incapacidad en el ser humano, no permitiéndole enfrentar y darle solución a cualquier tipo de pérdida o fracaso. 

En su mayoría, estas personas tienden a cambiar frecuentemente de trabajo, expresando aburrimiento y evadiendo frustraciones. Siempre manifiestan querer cosas nuevas, de mayor envergadura, asumiendo riesgos innecesarios. 

Estas motivaciones desmedidas pueden generarle mayor depresión y estados de ansiedad. Cuando los conflictos personales tienden a agudizarse, la recomendación más rápida y efectiva es acudir a un profesional en salud mental, que puede ser un psicólogo, un psicoterapeuta o un psiquiatra.

Somos un centro de psicologia de referencia en Bilbao,llevamos terapia con Adultos infantil y juvenil,además de estar especializados en terapia de pareja. te ayudamos a mejorar en lo emocional, superar los conflictos y alcanzar metas. Trabajamos la psicologia desde el corazón para ti y los tuyos.