Buscar

Control, manipulación y vigilancia de móvil y redes sociales.La nueva forma de celos, maltrato y acaso.

Trentino Joyeros Actualizado: 16 de febrero de 2022 Publicado: 27 de febrero de 2021

Las nuevas tecnologías son un medio genial para relacionarnos e interactuar a mayores niveles con conocidos y desconocidos, pero esto también implica un riesgo, ya que aporta más medios y facilidad de acercarse a personas conocidas para ejercer control o vigilancia sobre su vida y para perseguir y acosar a personas desconocidas o víctimas de bullying.

Por lo tanto, es muy importante tenerlo en cuenta para denunciar y detectar cualquier invasión de nuestra intimidad o agresión por estos medios, hacia nosotros/as o hacia otras personas.

Hay muchos tipos de agresiones que se pueden realizar según la relación que tenga el agresor con la víctima.

Cibercontrol y celos en la pareja

Los celos no son amor, son inseguridades de la persona que los siente, en las relaciones sanas debe existir, respeto y confianza, y si una de las dos personas no siente confianza hacia el otro la relación no funciona adecuadamente, sea por su inseguridad o por porque la otra persona no ha respetado los límites de la relación en algún momento. Por lo tanto, lo saludable sería replantearse la relación dados estos problemas y buscar ayuda terapéutica o decidir si ya no son felices juntos y sería mejor separarse.

Sin embargo, en muchos casos, en una relación en la que ya existen problemas, si una persona es celosa y empieza a empezar a querer controlar a la otra vigilándola, leyendo sus mensajes de móvil, correo electrónico, observando todas sus actividades en redes sociales… Está invadiendo la privacidad de la otra persona, cruzando un límite personal, por lo que no respeta al otro y además es un comportamiento que suele ir en aumento, creando fuertes disputas y sufrimiento en ambas personas.

Ciberbullying

El abuso e intimidación a otra persona de forma directa o indirecta es una agresión muy grave, y el gran peligro de las nuevas tecnologías es que aportan muchos más medios para realizarlo y el agresor puede ser difícil de rastrear.

Estas agresiones pueden incluir: grabar videos humillantes, agrediendo o abusando emocional, psicológica o sexualmente de la víctima, compartir esos videos o colgarlos en la red, escribir mensajes o llamadas de burla, amenazantes o agresivas, compartir datos o archivos personales y privados de la víctima…

La alerta, freno y persecución cuando más temprana del o los agresores es lo más importante en estos casos, así como la protección de la víctima. Teniendo en cuenta que todo el que comparte o ignora estas agresiones es cómplice de ellas y es la responsabilidad de todos y todas frenarlo.

Ciberacoso

El acoso, vigilancia de la vida privada e intimidación de personas conocidas o desconocidas se ha visto muy incrementado por estos nuevos medios de conocer y observar a cualquier persona de forma pública y ha permitido que los agresores tengan más posibilidades de conocer la vida de las víctimas y poder agredirlas, amenazarlas o extorsionarlas.

Las personas que viven estas situaciones sufren mucho miedo y ansiedad,por eso es responsabilidad de todos hacer seguras las nuevas tecnologías, respetando a los demás, no compartiendo contenido privado de otros y denunciando cualquier signo de agresión, invasión de la intimidad o acoso.

Profesional
destacado

Ver perfil

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

  • Contactar por Whatsapp

Si eres autónomo o tienes una empresa

Date de alta gratis

Más artículos sobre Psicología