Buscar artículos

Consecuencias del acoso escolar en la víctima, el acosador y los testigos

El acoso escolar tiene numerosas consecuencias, y no solo para la víctima. También para los acosadores y testigos. Lo vemos en este artículo.

Core Psicologos Publicado: 3 de marzo de 2022

La Asociación Española para la Prevención del Acoso Escolar define el acoso escolar, también conocido como bullying, como cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada, tanto en el aula como a través de las redes sociales. 

La manera de identificar el acoso escolar es a través de la duración y de la intensidad, ya que no todo puede considerarse bullying. Cabe destacar que no hay un perfil claro de víctima de acoso escolar, pero tampoco de acosador

También es relevante que el bullying marca la vida de los niños, así que no es un juego, como muchos adultos creen. Entonces, ¿cuáles son las consecuencias del acoso escolar? Si quieres descubrirlo, ¡sigue leyendo para no perdértelo! A continuación, te contamos cuáles son las consecuencias del bullying, tanto para la víctima como para el acosador y, finalmente, para los espectadores.

Consecuencias para la víctima

Como hemos adelantado, el bullying marca un antes y un después en la vida de los niños, principalmente para las víctimas de la situación. No todos los niños tienen la misma manera de llevar el maltrato, así que las repercusiones serán mayores o menores en función de su personalidad y forma de ser.

En concreto, encontramos las siguientes consecuencias en la víctima:

  • Baja autoestima
  • Trastornos emocionales
  • Menor rendimiento académico y fracaso o abandono escolar
  • Alteraciones de la conducta, como timidez o aislamiento social
  • Depresión y/o ansiedad
  • Periodos de estrés breves o continuos
  • Problemas en el ciclo de sueño
  • Actitudes pasivas
  • Pérdida de interés, no solo por los estudios, también por los hobbies que antes tenía
  • Aparición de fobias
  • Sentimiento de culpa
  • Sentimiento de soledad
  • Baja satisfacción familiar
  • Poca o nula responsabilidad 
  • Síndrome de estrés postraumático
  • Pesadillas
  • Manifestaciones neuróticas y/o de ira
  • Búsqueda o deseos de venganza
  • Desconfianza
  • Dificultad para establecer relaciones personales, ya sean sociales y/o familiares
  • Trastornos psicosomáticos
  • Problemas de socialización 
  • Dificultades en el futuro laboral
  • Pensamientos destructivos, que pueden convertirse en pensamientos suicidas

Consecuencias para el acosador

Son las víctimas del acoso escolar quienes más sufren, pero la situación también tiene consecuencias para los acosadores. Principalmente, porque los maltratadores pueden terminar haciendo conductas delictivas en un futuro. 

Aunque no haya un patrón claro de la víctima y del acosador, lo que sí sabemos es que los agresores son personas autoritarias y violentas, que tienen dificultad para convivir con el resto de niños. Son impulsivos, intolerantes, amenazan constantemente y emplean la fuerza en discusiones. Por último, exteriorizan su autoridad de forma exagerada.

Además, los acosadores reciben la aprobación y la admiración del entorno, por lo que es difícil que frenen sus conductas. Entonces, ¿qué fomenta el acoso en los agresores, de cara a un futuro?:

  • Ausencia de autocontrol
  • Actitud violenta
  • Muestras de autoridad exageradas
  • Problemas en las relaciones familiares y sociales
  • Uso de la fuerza y la amenaza
  • Fracaso escolar
  • Falta de empatía
  • Baja tolerancia a la frustración
  • Más probabilidades de abusar de sustancias, como drogas y alcohol
  • Comportamientos delictivos y violentos
  • Alta tendencia al psicoticismo

Consecuencias para los testigos del acoso escolar

Es cierto que, cuando pensamos en las víctimas del bullying, solo se nos vienen a la cabeza las víctimas directas, y con razón. Pero no hay que perder de vista que otras víctimas, aunque en menor medida, son los testigos del acoso

Es muy posible que estos espectadores desarrollen mecanismos de defensa basados en el miedo, con lo que sufrirán una pérdida de empatía y desensibilización ante el dolor ajeno. 

Pero no solo esto, sino que cuando los acosadores no sufren consecuencias por cometer bullying, los testigos pueden normalizar e interiorizar esas conductas delictivas, autoritarias y violentas, para conseguir objetivos.

Además, los espectadores pueden sumarse al acoso escolar por miedo a sufrir bullying por parte del acosador. Se vuelven egoístas aunque, en ocasiones, sumisos, lo que también puede traer problemas de cara al futuro. 

Los testigos del bullying pueden tener un fuerte sentimiento de culpa, al ser incapaces de ayudar a la víctima que sufre el acoso escolar.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

https://corepsicologos.com

Somos un equipo de especialistas en el ámbito de la salud mental y personal.

Nuestra misión principal es ayudarte a resolver tus preocupaciones o problemas.proporcionándote habilidades y mecanismos a través de los cuales queremos conseguir mejorar tu calidad de vida.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Psicología