Buscar artículos

¿Cómo llevar una relación a distancia?

Descubre los pros de llevar una relación a distancia y cuáles son las recomendaciones de los expertos.

Psicologia Leticia Gutierrez Publicado: 17 de marzo de 2022

A día de hoy, las relaciones a distancia se han vuelto algo muy habitual. Y es que entre la globalización, las nuevas tecnologías y los distintos estilos de vida, este tipo de relaciones florecen como nunca. 

Pero, en muchas ocasiones, iniciar una relación a distancia puede resultar chocante. ¿Funcionará? ¿Será fácil? ¿Habrá más o menos problemas? Surgen numerosas dudas, y es completamente normal. Es por ello que, en este artículo, ponemos el foco en este modelo de relación. 

Indagaremos en los pros de llevar una relación a distancia, así como las recomendaciones que nos ofrecen los grandes expertos, respondiendo a la siguiente pregunta: ¿cómo llevar una relación a distancia? Si quieres descubrirlo, ¡sigue leyendo para no perdértelo! A continuación, te lo contamos. 

Los pros de llevar una relación a distancia, ¿cuáles son?

A priori, podríamos pensar que en una relación a distancia solo hay desventajas, pero lo cierto es que no. Hay tanto pros como contras pero, en este caso, nos centraremos en los pros, en los aspectos positivos de encontrarte físicamente alejado de tu pareja (¡ojo, que no emocionalmente!).

En primer lugar, cabe destacar que las ganas de verse aumentarán considerablemente, ya que no hay tantas posibilidades de ver a la otra persona. En algunas relaciones, verse todos los días o casi todos los días, puede llevar a una sensación de rutina y monotonía que muchos detestan. En una relación a distancia, estos sentimientos desaparecen. 

Además, quienes están en una relación a distancia tendrán más tiempo para sí mismos, para hacer lo que les plazca, ya sea socializar, descubrir nuevos lugares, aprender nuevos hobbies o desarrollar habilidades para las que antes no había tiempo. 

El tiempo juntos se aprovechará al máximo, pero no solo esto, sino que apreciaremos más a la otra persona, siendo cada minuto y cada gesto más emocionante que nunca. 

Vedlo como una oportunidad

El primer paso es asumir la distancia como una oportunidad. Al principio puede parecer todo lo contrario, pero con el paso del tiempo los pros empiezan a pesar más que los contras. 

Es sorprendente cómo llevar una relación a distancia se convierte en una experiencia en la que aprender y enriquecerse, como relación y como personas. Es una forma de evaluar el vínculo y demostrar las capacidades de la relación. Es decir, la relación se va a volver más fuerte que nunca. 

Además, es una buenísima oportunidad para conocer mundo, ya que tienes la excusa perfecta para viajar hasta donde está tu pareja

¿Cómo llevar una relación a distancia? La comunicación diaria es clave

Es importante que no perdáis la comunicación diaria. Al fin y al cabo, es prácticamente la única manera de saber en qué anda tu pareja, cuáles son sus planes, si se encuentra bien anímicamente, cuál es su horario…

No solo hablamos de una comunicación más superficial, sino emocional. Aunque no tienen por qué ser conversaciones largas y profundas siempre, lo ideal es que, de vez en cuando, habléis de vuestras emociones y de cómo os sentís. 

En definitiva, lo importante es que habléis a diario, independientemente del tiempo que invirtáis en la conversación. Esto sirve para estar al tanto de la vida diaria del otro y para compartir experiencias o, en realidad, lo que nos apetezca del día a día. 

Es frecuente que, si no os contáis algo el mismo día que queréis hacerlo, para cuando lo hagáis, ya haya perdido la relevancia que tenía o, simplemente, carezca de interés por ambas partes. 

Además, si tenéis una comunicación diaria estaréis al corriente de vuestros horarios. Es un gesto aparentemente insignificante, pero en realidad muy útil. Si tenéis horarios diferentes y coincidís pocas veces a lo largo del día, lo mejor es saber que estáis ocupados y que no os estáis evitando. Y es que, en las relaciones a distancia, surgen inseguridades, así que lo mejor es prevenir que curar, y no fomentarlas. 

Probad diferentes formas de comunicaros

Hay que entender que cada pareja es un mundo. Por eso, no se puede generalizar y establecer cuál es el mejor medio de comunicación. Podéis ir probando. Además, hay tantas posibilidades hoy en día como relaciones, por lo que no tendréis ningún problema en encontrar el medio que más se adapte a vosotros. Mensajes de texto, correos, videollamadas…, ¡lo que mejor os venga!

No os comuniquéis en exceso

Así como es imprescindible comunicaros a diario, también lo es que no lo hagáis en exceso. Si la comunicación (suele ser por parte de uno de los dos) se vuelve posesiva, pegajosa…, deja de ser sano, y trae consecuencias tanto en la relación como en la persona a nivel individual. 

Lo cierto es que no hay que hablar más para compensar la distancia. Tenéis que encontrar el equilibrio, descubriendo qué os sirve y qué no, comunicándoos para ver las necesidades del otro, etc. Esta es la manera de evitar que uno de los dos (¡o los dos!), se fatigue y busque más distancia. 

Disfruta del tiempo para ti

Hay algunas relaciones donde prácticamente lo único que importa es la relación, descuidando así los vínculos con familiares y amigos. Independientemente de lo bueno o malo que sea esto, si estás en esa situación, una relación a distancia te vendrá como anillo al dedo. 

Pero también es el momento de pasar tiempo contigo, redescubrirte y encontrar aquello que te gusta cuando nadie te mira. Al fin y al cabo, una relación de pareja puede condicionar mucho quiénes somos. 

Y, para qué nos vamos a engañar, a lo largo de la semana no solemos tener tiempo para nosotros: el trabajo, el cuidado de la casa, preparar las comidas, hacer ejercicio, socializar, leer, cotillear las redes sociales… Y, cuando menos te lo esperas, llevas meses sin pasar un rato contigo. ¡Aprovecha!

La sinceridad, vuestra mejor amiga

La sinceridad y la honestidad, en definitiva, la buena comunicación, siempre es fundamental en una relación. Pero lo es más cuando se trata de una relación a distancia, donde pasáis días o semanas sin veros. 

Hablad de vuestros sentimientos, inseguridades, preocupaciones… Tanto a nivel individual como en la relación. 

Aunque creamos que exteriorizarlo no sirve de nada, lo cierto es que sí. De esta manera, el peso de las preocupaciones se repartirá entre las dos personas, te sentirás escuchado, quizás incluso te proponga alguna solución en la que no habías caído. 

Y acumular sentimientos de este tipo no es bueno, puesto que puede llegar hasta tal punto de volverse insostenibles.

Casi el 75% de relaciones han pasado por alguna etapa a distancia, ¡y ahí siguen!

Como ya adelantamos al principio de este artículo, las relaciones a distancia son muy normales, sobre todo hoy en día. Los estudios aseguran que un 75% de las parejas comprometidas y ya totalmente establecidas, han pasado por algún periodo a distancia en algún momento. 

Y seguro que todas ellas se han preguntado cómo llevar una relación a distancia, si sería viable, si el vínculo aguantaría la situación… Así que, si sigues todas las recomendaciones que te proponemos, no tendréis ningún problema. 

Mediante un trato personalizado y con una absoluta confidencialidad te guiaré en la búsqueda de soluciones y en el aprendizaje de técnicas y estrategias científicamente probadas que te ayudarán a alcanzar el bienestar emocional y a recuperar tu satisfacción vital.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Psicología