¿CÓMO AFRONTAR ANTE UNA SITUACIÓN QUE TE PROVOCA MALESTAR?

| |

En la vida tenemos que enfrentarnos a situaciones adversas, situaciones que nos crean malestar interior, pérdidas que pueden ser laborales, de un familiar, de un ser querido o de cualquier “cosa” que para nosotros tiene una importancia, por mínima que sea.

¿Qué es la resilencia?

Estas adversidades las superamos gracias a una capacidad que tenemos las personas, denominada “RESILENCIA”, término que definió Rutter por primera vez en 1993, definida como la capacidad que nos ayuda a reponernos de experiencias traumáticas o un dolor emocional elevado. Es un término que se ha empezado a poner “de moda” debido a la situación que estamos viviendo y situaciones vividas que no tenemos más remedio que afrontar. 

¿Cómo desarrollar la resilencia?

No tienen la misma intensidad en cada persona. Hay que tener en cuenta que al ser algo interno, que se va desarrollando y adquiriéndose a lo largo de la vida al enfrentarnos a situaciones, por lo que todos tenemos unas vivencias, unas experiencias diferentes. Por lo que es importante destacar que, por mucho que a dos personas le pase lo mismo o vivan una misma situación, no la van a gestionar ni vivir de la misma manera. 

Situaciones que nos hacen ser más resilentes

Por ejemplo, ante la pérdida de un ser querido, se va a pasar por diferentes etapas del duelo (tema que quizás hablaremos en otro post), no todas las personas gestionarán esa situación de la misma manera, depende de si anteriormente han sufrido algo parecido, como se les ha educado en ese tema, sus experiencias… teniendo en cuenta a su vez en que momento les ha pasado esto, es decir, como una persona esté consigo mismo, con los demás, como esté en ese momento, es muy importante. En este caso, entendemos la resiliencia como una “reconstrucción emocional”. 

En este año, toda la situación vivida nos ha ayudado a desarrollar de manera más plena la resiliencia que cada uno tenemos. En este tiempo el mantenernos activos, habernos rodeado y haber podido demostrar afecto a la familia y seres queridos y el disponer de apoyos externos como amigos, personas no convivientes pero sí cercanas, nos ha ayudado a poder sobrellevar esta situación de la manera más positiva posible, teniendo en cuenta a su vez que también van a surgir trastornos asociados a esta situación. 

En el Centro de Psicología y Psicoterapeuta de Zaragoza, contamos con las profesionales Ana García y Carla Buil, con una gran experiencia en la psicología y la psicoterapia.