Buscar artículos

Ayudar a un amigo con depresión: 10 consejos

Descubre cómo ayudar a un amigo con depresión.

Maria Rosa Blaiotta Psicóloga Publicado: 27 de julio de 2022

A pesar de que la gente ya habla con naturalidad de enfermedades mentales más que antes, la depresión continúa siendo una enfermedad que muchos no entienden. En este sentido, todavía existe un estigma asociado a la salud mental. Esto impide que muchas personas sean abiertas a la hora de manifestar que sufren depresión. 

Si tienes un amigo con depresión, puede ser difícil saber qué hacer para ayudarlo. Por ello, aquí hemos recopilado diez maneras en las que puedes ayudar a un amigo con depresión:

1. Infórmate

Lo primero que debes hacer si deseas ayudar a alguien con depresión es aprender más sobre la enfermedad. Si nunca has sufrido de depresión, puede ser muy difícil empatizar con alguien que vive con ello.

No obstante, hay muchos recursos muy buenos sobre esta enfermedad que puedes consultar. Por lo tanto, investiga un poco y así luego estarás mucho mejor equipado e informado para ofrecer ayuda y apoyo a tu amigo.

2. Tómatelo en serio

La depresión no es algo de lo que alguien pueda salir con facilidad. Por ejemplo, no puedes solucionar el problema con una buena noche de fiesta en la que te lo pases bien.

Por tanto, cuando estés hablando con alguien con depresión, no trate de restarle importancia a la condición. La depresión es una enfermedad grave. No podrás ayudar a una persona deprimida diciéndole que se anime o que se recomponga y lo supere.

3. Conviértase en un buen oyente

Cuando las personas se deprimen, a menudo se sienten muy aisladas. Pueden sentir que no tienen a nadie con quien hablar sobre sus problemas. Para ellos, es difícil hablar sobre cómo se sienten. Es fundamental que muestres tu disponibilidad e interés en escucharle. Anímalo a hablar sobre su enfermedad, pero no intentes ofrecer soluciones inmediatas. Tu apoyo es lo más importante que tienes para ofrecer.

4. Anímelos a buscar ayuda

Si una persona está muy deprimida, es importante que busque asesoramiento profesional. Hay grupos de apoyo y consejeros que pueden brindarle ayuda. Una persona con depresión severa también puede necesitar tomar medicamentos para aliviar su condición. Anime a su amigo a hablar con su médico. Trate de hacerle entender que la depresión es una enfermedad que se puede tratar. No es algo con lo que tu amigo tenga que luchar solo.

5. Ofrezca ayuda práctica

Las personas deprimidas a veces descuidan las tareas cotidianas. Es posible que descubra que no tienen suficiente comida en su hogar o que no están al tanto de las tareas domésticas. Una persona deprimida también puede tener dificultades para abrir su buzón y pagar sus cuotas. No puedes curar la depresión de un amigo, pero puedes ofrecerle ayuda práctica. Si vas de compras, pregúntale a tu amigo si necesita algo. Si sabes que no está comiendo, ofrécele cocinarle algo. Pequeñas cosas como esta pueden ser un gran consuelo para alguien con depresión.

6. Mantenlo informado

Es probable que una persona deprimida se retire de su círculo social e incluso que no quiera socializar en absoluto. Sin embargo, puedes mantener a tu amigo informado. Invítalo a eventos sociales, pero no presiones demasiado para que asista. Invitarle a los eventos y quedadas le ayudará a sentir que le importa a sus amigos.

7. No intentes ser un experto

Un sentimiento predominante que tienen las personas deprimidas es que nadie las comprende. Por lo tanto, no intentes decirle a tu amigo cómo curar su enfermedad. Cosas como una dieta saludable y el ejercicio pueden ayudar a algunas personas con depresión. Incluso la medicación funciona para algunos y no para otros. Deje el tratamiento de la enfermedad a los profesionales. Lo más importante que puedes hacer por un amigo deprimido es estar ahí para él.

8. No menosprecies la condición

Si tu amigo te expresa cómo se siente, tómatelo en serio. La depresión no es lo mismo que tener un mal día o sentirse triste. Es una condición debilitante que puede afectar todos los aspectos de la vida de una persona

Decir cosas como «Sé cómo te sientes» o «todos hemos estado allí» no ayuda. Hará que tu amigo piense que no te estás tomando su enfermedad en serio. Si nunca has experimentado depresión, no sabes nada sobre cómo se siente. Por lo tanto, es mucho mejor admitir que no entiendes lo que está pasando tu amigo en lugar de fingir.

9. Esté preparado para actuar en caso de emergencia

Si tienes alguna preocupación de que tu amigo pueda hacerse daño, debes actuar. Por ejemplo, si crees que existe riesgo de que tu amigo intente suicidarse, llama a los servicios de emergencia. 

Puede ser una decisión difícil de tomar si tu amigo insiste en que no quiere ayuda. Incluso pueden enfadarse a corto plazo por intervenir. Sin embargo, con el tiempo, cuando se sienta mejor, te agradecerá tu pronta intervención.

10. Sea paciente

Puede ser muy frustrante tratar con un amigo que tiene depresión. Puede haber momentos en los que prefiere alejarse y seguir con su propia vida. Eso sí, no pierdas la paciencia. No abandones a un amigo cuando más necesita tu ayuda. La depresión puede afectar a cualquiera. La siguiente persona que puede necesitar ayuda con la depresión podrías ser tú.

Conclusión

La depresión es algo difícil de tratar. Tanto para la persona que padece la enfermedad como para familiares y amigos. Lo más importante que puede hacer por un amigo con depresión es hacerle sentir acompañado y apoyado. Anima a tu amigo a buscar ayuda de profesionales y proporciona tu propia ayuda cuando sea necesario.

En mi consulta de psicología encontrarás un lugar seguro, neutral, sin condicionamientos ni juicios previos. Como si estuvieras en casa. Un espacio donde podrás ser enteramente tú…

El despacho está ubicado en Calafell, en una zona muy céntrica y accesible. Ofrezco las modalidades de terapia: presencial y vía online, por motivos de distancia, comodidad, trabajo, desplazamientos circunstanciales, entre otros.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Psicología